Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15- 8- 2000 INTERNACIONAL 29 Los palestinos consideran aplazar la proclamación del Estado a noviembre China pide también a Arafat que retrase su decisión y actúe con cautela Yaser Arafat está considerando retrasar hasta mediados de noviembre la anunciada proclamación del Estado palestino en los territorios de Cisjordania y Gaza prevista para el próximo 13 de septiembre. La nueva fecha que se baraja es la del 15 de noviembre, coincidiendo con el aniversario de la proclamación del Estado palestino que tuvo lugar en el exilio de Argel en 1988. Sesión especial del Parlamento israelí para criticar a Barak JERUSALÉN. H M JERUSALÉN. Hugo Medina corresponsal l presidente palestino se reunió ayer en Pekín con su homólogo Jiang Zemin, de quien recibió un nuevo jarro de agua fría sobre la anunciada proclamación del Estado palestino. Zemin, pidió al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Yaser Arafat, que actúe con cautela y postergue hasta una fecha apropiada la proclamación de un Estado palestino independiente, según informó la agencia estatal Xinhua. Creemos que la ANP, presidida por Arafat, reflexionará acerca de la proclamación del Estado palestino y elegirá el momento apropiado para obtener los mejores resultados señaló Jiang a Arafat, en una entrevista mantenida en la localidad veraniega de Beidahe, a unos SOOkilómetros de Pekín. China como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU continuará trabajando con la comunidad internacional hasta conseguir una paz sólida y definitiva en Oriente Medio dijo Jiang a Arafat, quien llegó ayer a Pekín dentro de una gira asiática que le llevará también a Japón y Malasia. Arafat sufre así un nuevo revés en la gira que le ha Uevado a visitar 20 países en los últimos días, dado que muchos de sus principales aliados le han recomendado que retrase la decisión hasta agotar las negociaciones con Israel. Zakaria al- Aga, miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) confirmó el lunes que la fecha que se perfila para la proclamación del Estado es el 15 de noviembre. El Consejo Central Palestino se reunirá los días 8 y 9 de septiembre para estudiar esta cuestión, ha anunciado su presidente. Israel ha amenazado a los palestinos con tomar represalias en el caso de que éstos mantengan la fecha del 13 de septiembre. Un documento secreto israelí que citaba ayer el diario Yediot Aharonot contempla, entre otras, las siguientes sanciones. REPRESALIAS ISRAELÍES E El presidente chino Jiang Zemin, a la izquierda, estrecha la mano del dirigente palestino Yaser Arafat en la localidad china de Beidahe en Israel. Otra sanción sería prohibir la entrada de 40.000 comerciantes y hombres de negocios palestinos. Igualmente, Israel ejercería un control más estricto sobre los millares de palestinos que entran en el país a diario sin el permiso correspondiente. En medios políticos israelíes se asegura que Arafat ha llegado al convencimiento que la proclamación unilateral del Estado no le proporcionaría ningún beneficio y que, por el contrario, dificultaría las negociaciones con Israel. Además la decisión podría repercutir negativamente en la marcha de la economía palestina. No es ningún secreto que Yaser Arafat no ha conseguido los resultados que esperaba diu- ante la intensa gira que está realizando. Por una parte, la Liga Árabe no parece que vaya a reunirse para expresar su apoyo a los palestinos. Algunos países, como Egipto, que habían mostrado interés en un principio por convocar a la Liga Árabe, han acabado por guardar süencio debido aparentemente a las presiones de Washington. CONFERENCIA ISLÁMICA tado, pero le falta el consentimiento de Washington. La ofensiva diplomática de los palestinos ha topado con ima ofensiva diplomática de Estados Unidos en toda regla. La semana próxima llegará a la región el enviado especial de Washington para las negociaciones de paz, Dennis Ross. Ross tratará de ultimar los preparativos para ima nueva ciunbre entre Ehud Barak y Yaser Arafat para la que todavía no existe fecha. NUEVA CUMBRE En primer lugar, el Gobierno hebreo prohibiría la entrada de 120.000 palestinos que trabajan diariamente Irán finalmente ha aplazado en las últimas horas una reunión de la Conferencia Islámica que debería celebrarse en Teherán el 20 de agosto. Pero ya de antemano iba a ser una cumbre descafeinada ya que sólo tenían prevista su participación participarán cuatro de los 54 Estados miembros. Solamente se iban a dar cita en Teherán Marruecos, Sierra Leona y Yibuti, además de Irán. Esta fallida convocatoria da una idea de la soledad de Arafat. El presidente palestino cuenta con el apoyo verbal de todos los países que ha visi- Ni siquiera hay garantías de que el encuentro llegue a celebrarse. En medios políticos próximos a la Casa Blanca se considera que una segunda cumbre entre Barak y Arafat debería tener lugar antes de mediados de septiembre. Después de esta fecha el presidente Clinton estará enfrascado en la campaña electoral norteamericana, a o que reduce notablemente las posibilidades de celebrar un encuentro. El principal problema continúa siendo Jerusalén. Las dos partes están celebrando negociaciones discretamente durante los últimos días sobre este pimto. Tanto irnos cómo otros están de acuerdo en que no vale la pena convocar otra cumbre si antes no se han resuelto las diferencias respecto al futuro de Jerusalén. Danny Yatom, antiguo jefe del Mosad y uno de los principales asesores de Ehud Barak, manifestó ayer que los palestinos tienen que mostrar mayor flexibilidad si desean alcanzar im acuerdo con Israel. Pero los hebreos continúan construyendo vorazmente edificios en los asentamientos ilegales que bordean Jerusalén. Los diputados israelíes se reunirán hoy en la Kneset (Parlamento) para discutir una iniciativa del Likud que critica la manera como Ehud Barak está conduciendo las negociaciones con los palestinos. Se trata de una sesión extraordinaria de la Kneset, dado que esta se encuentra oficialmente de vacaciones. El responsable del grupo parlamentario del Likud, Reuven Rivlin, ha recogido las 25 firmas necesarias para convocar a la Kneset y ya ha animciado que ya a volver a recoger las firmas de los diputados con el fin de convocar otra sesión especial. Su intención es conseguir que el Parlamento determine durante el verano que el primer ministro no tiene autoridad para hacer concesiones a los palestinos en Cisjordania o Jerusalén. Rivlin cree que la oposición puede recabar el apoyo de la mayoría absoluta de los diputados en su lucha contra el proceso de paz. Si lo consigue, la posición de Barak quedará muy debilitada, hasta el punto de que quedaría al descubierto dentro del país. Barak no podrá acudir a Camp David para discutir más concesiones de la Tierra de Israel a los palestinos si la mayoría absoluta de la Kneset vota una moción de censura y afirma que carece de mandato para hacer concesiones declaró Rivlin. Abandonado por la mayoría de los diputados que le respaldaron hace un año, el primer ministro israelí tiene la suerte de que las vacaciones de verano de la Kneset, que no reanudará sus sesiones hasta finales de octubre, le ofrecen un margen de tiempo para negociar con los palestinos. Ehud Barak ha designado a varios políticos para cubrir los puestos dejados vacantes por los ministros que han dimitido durante las últimas semanas. Se trata de nombramientos interinos dado que para ser definitivos necesitan la ratificación de la Kneset. Pero el acoso del Likud no tiene límites. La parlamentaria de la oposición Limor Livnat ha elevado una petición al Tribunal Supremo para que desautorice el nombramiento de los ministros durante las vacaciones. En estos momentos parece imposible que Barak logre formar un Gobierno que cuente con xma mayoría suficiente en él Parlamento. Algunos observadores consideran que Barak tratará de alcanzar un acuerdo de paz con los palestinos e inmediatamente después, es decir, antes de que la Kneset reanude sus sesiones ordinarias, convocará elecciones para que la ciudadanía israelí apruebe o rechace dicho acuerdo.