Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 TOROS LUNES 14- 8- 2000 ABC MARBELLA (MÁLAGA) FERIA DE GIJÓN. TERCERA CORRIDA El Julvcomo único espada, indulta un toro y corta ocho orejas y un rabo MARSELLA. ABC Los toros de Manuel San Román defraudaron en su tierra FICHA Plaza de toros del Bíbio de Gijón. Domingo, 13 de agosto de 2000. Un tercio de plaza. -Toros de Manuel San Román Valdés, mansos, huidos y cobardones. Flojos, en general. Juan Mora, de verde botella y oro. Pinchazo y estocada (silencio) En el cuarto, pinchazo y estocada baja (silencio) José Antonio Canales Rivera, de blanco y plata. Estocada y tres descabellos (ovación) En el quinto, cuatro pinchazos y tres descabellos. Aviso (palmas) David Fandila El Fandi de grana y oro. Media (oreja) En el sexto, estocada (palmas) ilié iiy. P- En medio de una gran expectación Julián López El Juli indultó un toro de Torrealta y abrió ayer la puerta grande de la plaza de Marbella- -que se Uenó- donde se encerró con seis toros de distintas ganaderías. Saltaron al ruedo, por orden de lidia, astados de: Salvador Guardiola, Santiago Domecq, Fermín Bohórquez, Torrealta y Joaquín Núñez del CuviUo, desiguales de presentación y juego. El balance fue el siguiente: ovación, dos orejas, dos orejas, palmas, dos orejas y rabo simbólicos y dos orejas. El torero madrileño salió a hombros tras cortar ocho orejas y im rabo. y Miguel Rodríguez logró un apéndice en Barcelona BARCELONA. Efe Miguel Rodríguez cortó ayer una oreja en la Monumental de Barcelona, donde compartió cartel con El Zotoluco y Pedrito de Portugal, que se fueron de vació. Saltaron al ruedo toros de Galache y Pérez Angoso, flojos. El Zotoluco, süencio tras aviso y bronca tras dos avisos. Miguel Rodríguez, que sustituía a Luis Miguel Encabo, oreja y división de opiniones. Pedrito de Portugal, süencio tras aviso y silencio. ecepcionó la corrida de San Román, no sólo por la mansedumbre sino por su pobreza de pitones y flojera. Juan Mora anduvo desdibujado en el toro que abrió plaza; que manseó desde que salió del chiquero. Pasó desapercibido con el percal, mientras que sus compañeros, Canales Rivera y El Fandi, brillaron en sendos quites. Juan lo quiso meter en vereda con la flámula pero enseguida se desengañó. El cuarto, huido, manso y sin fuerza, no abandonó en la muleta su tono distraído y cobardón, aimque no encerrara dificultades. Mora, que había pasado gris con la capa, se logró centrar en unos redondos a mitad de faena rematados con uno del desprecio mayestático, para luego ir desinflándose poco a poco hasta terminar yendo detrás del morlaco. El primer toro de Canales Rivera dio un volapié en la arena nada más salir. El sobrino de Paquirri anduvo D El Fandi cortó una oreja al primero de su lote valiente al veroniquear en lances que tuvieron vibración, y Uevó bien el toro al caballo en imas bien concebidas rogerinas. Con la flámula se encontró con que su rival Uegó a la muleta violento y topando, ya que se defendía por no estar sobrado de fuerzas. Faena encimista, a pocos centímetros de los pitones, en la que ahogó a la res y se armó algo de barullo. El quinto poseía más volimien y apariencia que ningimo. Canales banderilleó con dos pares villares. Con un rival con clara tendencia a los tableros, logró meterle en el cesto en unos derechazos de corte simüar a los de su tío Paquirri en la forma y en las hechiuras, aunque no en el fondo. Siguió con la derecha con menor brillantez, y aunque tiró el estoque para torear con la misma mano sin llevar armada la muleta, no logró calentar al público. Falló a espadas. El Fandi tropezó, en primer lugar, con un enemigo que flojeaba más de la cuenta. No se le vio nada con el percal. Con las banderillas clavó un par vulgar; otro, espectacular -tras una pasada en falso, y un tercero fallido, al caérsele im palo- El Fandi realizó una faena espectacular en la que puso ardor y corazón, pero a la que le faltó sosiego y temple. La oreja fue de lo más ratonera. Banderilleó con lucimiento al sexto, empezó la faena de muleta con ínfulas pero el toro se cayó dos veces y se evaporó todo, conato de faena. José Lui ¿éuÁREZ- GUANES Ninguna vuelta al ruedo en el festejo de rejones en Las Ventas MADRID. González Linares El habitual festejo de rejones que cada año por estas fechas estivales tiene lugar en Las Ventas no deparó en ésta edición triunfador alguno. Se lidiaron cuatro toros de Arcadio Albairán y dos, segundo y sexto, de Alcurrucén, que dieron juego desigual. El portugués Joao Salgueiro lució im estüo sobrio y elegante en el primero, cuando el toro se lo permitió, ya que este se lo puso dificil en banderillas, acusando la mansedumbre. La actuación de Francisco Benito fue la más seria y meritoria con im toro que salió parado y distraído y al que clavó arriba en los rejones de castigo, y con templanza en dos quiebros de banderillas y vm brülante c par a dos manos. De echarse el astado antes y no necesitar de un descabello hubiera cortado una oreja. Miguel García, después de varias pasadas en falso, logró aumentar el nivel de su labor en banderillas, donde se prodigó en los pares al violín y destacó en un par a dos manos citando de lejos. Pero el toro, manso, acusó el excesivo castigo ya al final, obligándole a matar, cosa que no hizo a la primera. José Miguel Callejón optó más por la espectacularidad y alardes de monta, conectando pronto con los tendidos que le hubieran premiado con luia oreja de no fallar al matar. Otro trofeo le hubiera valido a Sergio Vegas su faena al quinto, con el que también mezcló la templanza con im estüo más espectacular. El joven Francisco Peña caló en el tendido por su forma de clavar con arrojo y decisión, aunque pasó im calvario al matar. Francisco Benito hizo lo más meritorio de la tarde