Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA LUNES 14- 8- 2000 ABC Alíerta quiere implantar en Telefónica un modelo de empresa similar a General Electric Contará con la experiencia y conocimiento de Joaquim Agut, presidente de Terra Networks MADRID. A. Polo l pasado año y por segundo consecutivo General Electric (GE) fue nominada por la revista Fortune Magazine la compañía más admirada en Norteamérica y el periódico Financial Times decidió designarla la compañía más respetada del mundo Una encuesta efectuada por Business Week eligió a su Consejo de Administración como el mejor y Time Magazine la describió como la compañía del Siglo Estas son algunas de las credenciales de la mayor compañía del mundo, fundada en 1878 por Thomas Edison, y que actualmente está configurada por más de 36 empresas que operan en cien países del mundo. El gran coloso empresarial cuenta con una plantilla de 340.000 personas distribuidas por todo el planeta que producen durante las 24 horas, de las cuales cerca de 30.000 disfrutan de planes de opciones sobre acciones. Las grandes cifras que maneja son igualmente sorprendentes: su capitalización bursátil es la más elevada del mundo con más de medio billón de dólares y sus accionistas se distribuyen un capital que supera los 24.000 miñones de dólares. En 1999 cerró imo de los ejercicios más brillantes de su larga historia tras ingresar 112.000 millones de dólares (cerca de 20,16 bUlones de pesetas) y obtener xmos beneficios récord de 10.700 mülones de dólares (alrededor de 1,92 bülones de pesetas) A lo largo del pasado año GE efectuó 134 adquisiciones por im valor superior a los 17.000 mUlones de dólares, (3 bUlbnes de pesetas) LAS CLAVES DEL ÉXITO E César Alierta quiere implantar en Telefónica un modelo de empresa similar al que disfruta General Electric, la compañía más grande del mundo. Para conseguirlo cuenta con la experiencia y el profundo conocimiento de Joaquim Agut, el nuevo presidente de Terra Networks, que durante los últimos años ha trabajado en la multinacional norteamericana. César Alierta, presidente de Telefónica Más allá de estas envidiables magnitudes, ¿cuál son las claves del éxito creciente de la compañía más admirada del mundo? Uno de los pocos españoles que pueden responder con conocimiento de causa a esta cuestión es Joaquim Agut, hasta el pasado 10 de agosto primer ejecutivo europeo de General Electric. El fichaje de Agut, recién estrenado presidente de Terra Networks, no ha sido casual. Con el inequívoco respaldo de La Caixa y el beneplácito del BBVA, Agut accede a Terra con la misión de llevar a buen puerto la fusión con Lycos, reducir los elevados costes que soporta actualmente la compañía, concluir el proceso de consolidación internacional y adelantar en lo posible la entrada en número negros. Pero, además, Agut será el ejecutivo encargado de ayudar a César Alierta a implantar en Telefónica aquellos elementos que sean extrapolables de la cultura de GE, la empresa mejor gestionada del mundo según manifestó recientemente en una entrevista publicada por ABC. La diversidad de negocios que GE desarrolla (motores de aviación, bombillas, electrodomésticos, servicios financieros, sistemas de generación eléctrica, equipos médicos, plásticos, cadenas de televisión, etc) la convierten en ima compañía extremadamente compleja de dirigir. Sin embargo, y a diferencia de otras multinacionales, GE ha optado por no segregar sus negocios, que agrupa en tomo a doce áreas, porque a su juicio permite trasladar mejor y aplicar con mayor rapidez las ideas y conocimientos que han funcionado dentro del Grupo. Jack Welch, presidente de GE y con quien Joaquim Agut ha trabajado estrechamente durante su larga estancia en la multinacional, es el promotor de la mayor parte de los cambios introducidos. Por ejemplo, es el artíTice de la estructura social y de s, u sistema funcional. Según Welch, lo importante es involucrar a todo el mundo en el negocio, no dejar a nadie fuera, ni Bangemann ya ejerce de asesor BERLÍN. Dpa El ex comisario eiuropeo Martin Bangemann, responsable en su día de los asuntos europeos de política industrial, tecnologías de la información y telecomunicaciones, ya ejerce como asesor de Telefónica, según afirma la revista alemana Focus en el número que hoy ha puesto a la venta. Según la revista germana, el nuevo presidente de la compañía española, César Alierta, ha decidido mantener a Martin Bangemann, cuyo fichaje fue animcia- do el pasado año por el ex presidente de Telefónica, Juan VUlalonga, y fue aplazado por la tormenta política que provocó en el seno de la Unión Eiu opea (UE) La UE negó a denunciar a Bangemann por fichar por ima empresa privada cuando aún no había dejado oficialmente sus funciones como comisario eiu- opeo. Focus que se remite a un portavoz oficial de la propia Telefónica, asegura que el ex comisario eiiropeo asiunió su cargo de asesor de la compañía el pasado 1 de julio. dejar de utilizar ima buena idea. Por esta razón- afirma- hemos eliminado todos los obstáculos jerárquicos y funcionales a la libre e inintemmapida circulación de las ideas En GE, el sistema operativo fimciona a través de iniciativas o proyectos que ima vez definidos se aplican con flexibilidad en la totalidad de las empresas. Una de las más conocidas se Uama Sigma Seis fue implantada en 1996 y el pasado año generó ahorros de costes por valor de 2.000 millones de dólares (360.000 millones de pesetas) El objetivo de esta iniciativa es reducir al mínimo el número de defectos en la organización mediante exhaustivos procesos de control aplicados en todas las áreas. Las iniciativas las discuten y aprueban los 600 líderes mundiales de la compañía, que se reúnen en enero. Cada trimestre los directores de las empresas mantienen reuniones en donde explican lo que cada uno de eUos ha hecho para impulsar la iniciativa Durante abril y mayo los responsables de Recursos Humanos revisan cómo se ha puesto en práctica la iniciativa evalúan a las personas involucradas y trasladan ideas para asegurar el éxito del proyecto. En el mes de octubre y con motivo de la reunión anual de los 150 ejecutivos corporativos se miden los progresos de cada compañía en comparación con el resto y se cierra el círculo hasta el mes de enero, en el que de nuevo comienza el proceso. En 1999, por ejemplo, las iniciativas giraron en tomo al e- Business (comercio electrónico) la globalización y los servicios de producto. Los tentáculos de GE, al igual que Telefónica, también abrazan el sector de los medios de comunicación. En 1985 adquirió a RCA la cadena de televisión NBC, tma de las tres principales que operan en EE. UU. Como dice Welch, en los años 80 ridiculizamos y eliminamos a los burócratas, hasta conseguir que fueran más escasos que un mirlo blanco Su sucesión también está planificada. En junio pasado se nombró vicepresidentes a los tres posibles sucesores de Welch. Los candidatos dirigen áreas de negocio distintas, se conocen, respetan y viven alejados miles de millas para evitar situaciones de competencia innecesaria. Mientras el próximo otoño el elegido se convertirá en el empresario más poderoso del mundo, los dos perdedores se verán obligados a abandonar la multinacional y buscarse otro empleo. Así de duras pero funcionales son las reglas del juego en GE.