Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 SOCIEDAD LUNES 14- 8- 2000 ABC Ya queda menos, quiero que el tiempo pase rápido Joaquín José Martínez, español que dejó el corredor de la muerte, habla para ABC antes del nuevo juicio NUEVA YORK. Lourdes Feans corresponsal Joaquín José Martínez, el español condenado a m u e r t e que abandonó hace poco más de una semana el corredor de la m u e r t e habló para ABC m i e n t r a s espera un nuevo j u i c i o en el que se decidirá si es culpable de haber c o m e t i d o u n doble asesinato e n 1995. ara conseguir esta entrevista telefónica el padre de Joaquín José Martínez nos dijo que bastaba con dejarle im mensaje a Joaquín en la prisión, donde le pasarían el número para que pudiera Uamar a cobro revertido. Pero cuando llamamos, nos negaron toda posibilidad de dejarle un mensaje. Esto es una cárcel, no un hotel respondió al teléfono la funcionaria de prisiones. Al parecer, y quizá a raíz de las nvunerosas llamadas que Joaquín José está recibiendo estos días, la política de la cárcel había cambiado de la noche a la mañana. Hubo que hablar con los padres para que le dieran a su hijo el número y, efectivamente, se pudiera realizar la entrevista. Son las ocho de la mañana cuando empieza la entrevista. Las respuestas de Joaquín José son directas y escuetas. Sus palabras se entrecortan a veces, como cuando habla sobre sus compañeros de prisión en el corredor, o sobre sus hijas. ¿Cómo se siente tras haber salido del corredor de la muerte? -Estoy mucho mejor. Me siento bien por dentro, eso es lo más importante. Aimque también estoy algo triste por los compañeros que deje en el corredor. Allí estableces lazos, y muchos no han tenido la suerte ni el apoyo que he tenido yo. No han recibido visitas, y yo siempre he tenido gente que me há venido a visitar, he recibido muchas cartas de amigos, de gente desde España... Cada vez que recibía una postal se la enseñaba a los demás para compartir con ellos mi alegría, -Explíqueme cómo es un día en la prisión de Orient Road. -Me levanto a las cinco y media para tomar el desayxmo, leer el periódico y hacer mis oraciones. Luego enseguida me pongo a usar el teléfono. Tengo tres horas al día para salir de la celda, que mide 3 por 4 metros. Normalmente salgo un rato por la mañana y otro por la tarde. Ahora estoy esperando que me manden los libros para estudiar Ciencia Política, eso me Uusiona mucho. La comida no es mala, es mucho mejor que en Raiford. Nos dan la cena a las cinco y media y me acuesto alrededor de la medianoche. Y. lo mejor es que me pueden visitar todos los días. El otro día vino mi ex con mis hijas, una cada vez, porque cada adulto sólo puede venir con un menor. ¿Cómo se sintió al verlas? -Te puedes imaginar, muy feliz. Hacía un año que no las veía aunque sí que les he escrito diu- ante todo este tiempo. Se sorprendieron al verme las esposas y les dije que no se preocuparan, que eran de juguete. -Si sale en libertad, ¿cómo piensa explicarles a sus hijas todo lo que ha pasado? -Les diré que en la vida siempre se cometen errores, y esta vez cometieron un error conmigo. Les diré que analicen la vida, y sobre todo que no se dejen Uevar por terceros. P -La verdad es que muy poco. En el corredor sí que podía encontrar a alguien que me diera un buen juego, pero aquí... -Si volviera a nacer, ¿qué cambiaría de su vida? -No cambiaría nada. Quizá me comportaría mejor con mis padres. Siempre lo he hecho todo por mí mismo. Salí de casa a los 17 años porque quise, nadie me obligó. Me casé a los 19, pero no salió bien. Nunca sentí que necesitara ayuda. Ahora necesito ayuda y, aunque no me guste, tengo que pedirla. Dinero, oraciones... de todo. Pero hay mucha gente que me esta apoyando. ¿Quién le apoya? -Oh, ¡muchas personas! Desde arriba empezamos con Dios, -luego mis padres, mis amigos, mi abogado, que también es mi amigo y siempre ha creído en mí, la Prensa... NUEVO JUICIO m r s! Joaquín José ¡Martínez estuvo en el corredor de la muerte desde 1997 -Usted fue declarado culpable en base al testimonio de su ex esposa, Sloane MUlian. ¿Qué tipo de relación mantiene con eUa? -La respeto porque es la madre de mis hijos. Nos comunicamos, nos hemos visto desde que estoy en esta prisión, pero no sentimos ninguna atracción el imo por el otro. PEORES MOMENTOS ¿Por qué cree que eUa declaró en su contra? -Quizá por celos. Ella es muy voluble, y sabe que én el próximo juicio tanto si dice la verdad como si miente la pueden acusar de perjurio y Llevarla a juicio. Así que su situación ahora es muy delicada. ¿Cuáles son los peores momentos que recuerda de sus días en el corredor de la tnuerte? -Lo peor era cuando ejecutaban a un compañero. En ese momento todos llorábamos, y había im silencio total en las celdas. Era muy diñcU tolerar eso, pensar que ya no estaban, que habían sido ejecutados y que no ibas a volver a verlos jamás. Pero también hubo momentos buenos, como el haber aprendido y compartido mi experiencia con los compañeros, la relación que estableces con eUos. Yo enseñé a uno a leer y a otro a orar. ¿Qué opina de la justicia norteamericana? -Pienso que les falta mucho camino por andar, aunque confío en eUa. En este país han corrido mucho para establecer leyes y normas, pero en la carrera se les han olvidado algiínos pimtos básicos. Han creado el sistema que más les conviene, y muchas personas ganan con ello. Aquí solo pierde el pobre, el que no tiene dinero para pagar a un buen abogado. ¿Cómo era usted de niño? -Me gustaban mucho los idiomas. En Madrid estudié en el Colegio Alemáin, luego fui al Liceo Británico para hacer BUP, aunque mis padres se habían quedado en Nueva York y yo decidí volver porque no me gustaba estar solo. También practicaba muchos deportes: el tenis, el béisbol americano... Y el ¡ajedrez! ¿Y aquí juega al ajedrez? ¿Le ve el final á este proceso? -Sí, ya queda menos, aunque ha sido un caso muy largo y quisiera que el tiempo pasara rápido. Ahora es posible que las transcripciones de los videos no sean usadas en el próximo juicio, y eso es un gran avance. En la audiencia del otro día no se presentó el fiscal sino una suplente, que no estaba preparada, por eso el juez no pudo determinar la fecha del nuevo juicio. Pero sé que el tiempo va a pasar rapidísimo. Llevo aquí una semana y se ha pasado volando. ¿Qué planes tiene para el futuro? -Volveré a España y dedicaré tiempo a mis padres, a mi famüia... a todos los que me están apoyando. También me gustaría establecer algún tipo de ONG para ayudar a otras personas que están en mi situación o en otra parecida. Todo lo que me propongo en la vida está casi hecho, así que tengo esperanzas de salir de aquí. ¿Quién es el culpable de que usted este en la cárcel? -No hay culpables. Dios me lo ha puesto en el camino para que aprenda, y he aprendido mucho. Mientras hablamos con Joaquín José, su abogado, Peter Raben, prepara la defensa para el nuevo juicio cuya fecha se decidirá el próximo 23 de octubre. Al mismo tiempo, el Departamento de Justicia Criminal del Estado de Texas, uno de los estados donde más fervientemente se defiende la pena de muerte, junto con Florida- donde está recluido Joaquín José- publica en Internet la página culinaria más macabra que la mente humana pueda imaginar: la lista con la última comida que los condenados a muerte pidieron a la oarta antes de morir, jimto con su foto y los detalles más morbosos sobre el crimen por el que fueron declarados culpables (http: www. tdcj. state. tx. us stat finalmeals. htm) La última oportimidad de imos hombres para consumir libremente antes de ser ejecutados en una sociedad que se autoproclama libre