Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 C A R T A S AL D I R E C T O R LUNES 14- 8- 2000 ABC Mantener la biodiversidad Empiezo a estar harto de oír que el agua que el ser humano no consiune se pierde en el mar. El agua que fluye por barrancos, arroyos y ríos no se pierde, sino que forma irnos ecosistemas propios y permite la vida de la vegetación acuática, las praderas húmedas, los sotos, los peces, los anfibios, las libélulas, las efímeras, las frigáneas, los zapateros, los moluscos de agua dulce y miles de organismos diferentes. Si esa agua se perdiera, también se perdería el aire que no respiran los, seres himianos o el lince ibérico. El Plan Hidrológico Nacional debería tener esto en cuenta. Él agua es imprescindible para mantener esa biodiversidad, pero no sólo eso sino que, además, una pequeña variación en el régimen hídrico es suficiente para cambiar totalinente el ecosistema. Los peces mediterráneos están adaptados a vivir en ríos caudalosos en primavera y otoño, pero que casi se secan en verano. Los peces centroeuropeos que la gente suelta en España no pueden competir en esas condiciones. Pero si el río se regula con embalses y lleva un caudíd constante a lo largo del año, los peces centroeuropeos desplazan a los nativos. Me parece ridículo empeñarse en cultivar enormes cantidades de frutas y hortalizas en un sitio que no es conveniente por la falta de agua. También me parece insostenible la postura, de quienes están en contra de los trasvases entre Comunidades Autónomas, pero los apoyan dentro de su Comunidad. Esto es simple nacionalismo insolidario, ya que los trasvases pueden tener los mismos efectos negativos: pueblos y paisajes de montaña destruidos y la flora y fauna de cada río desaparecida para siempre. El criterio para decidir si hay que hacer un embalse o m trasvase debería ser el impacto ambiental previsible en cada caso. Javier Puente Cabeza. Zaragoza. Juan Ignacio Luca de Tena, número 7. 2 8 0 2 7 Madrid. Sí Telefax: 913 2 0 3 555 e- mail: cartas abc. es La Ley de la libertad Tuve la suerte de tener un amigo que me enseñó el verdadero sentido de la libertad, con una regla de oro, que a sí mismo se aplicaba y exigía a los demás: Máxima libertad, máxima responsabilidad Porque desde hace siglos el hombre ha elegido lo que ha querido para bien o para mal. Estos dos últimos siglos ha insistido en la libertad, bien es verdad que muchas veces aplicándola y ejerciéndola a medias. Mal cuando en su nombre ha matado, robado, maltratado a los demás. Es la hora, con tantas Constituciones; Cartas de Derechos Humanos, ONG, Comisiones, pactos de EsteUa... de exigir a cada uno máxima responsabilidad Responsabilidad personal en la familia, en el trabajo, a los políticos (sirviendo a la sociedad y no sirviéndose de eUa) Hay que pedir máxima responsabilidad al Estado, a las instituciones de jueces- fiscales- Tribunales de Justicia, a los Ayuntamientos. Todos debemos responder de nuestro quehacer. Enrique Palacios Entrena. Granada. El sentir de un pueblo RESENCIAR una corrida de to- por la causa que fuere, sentimos ros en Azpeitia tiene algo de la inmensa mayoría un profundo entrañable al ver cómo, des- dolor. El pueblo vasco siempre fue pués de ciento cincuenta y cuatro acogedor, es un pueblo de paz, es años, se recuerda la trágica muer- im pueblo alegre, que hoy no cante del banderillero José Vicente ta, quizás porque estemos enferLaca. Emotiva resulta la composi- mos y tristes de tanto horror. ción que en su homenaje hizo el Hacer frente a esta aventura organista azcoitiano Ignacio Alda- que es la vida misma, primero en lur, y que con tanto sentimiento 1 a lucha para crearnos un porveinterpreta la banda de música de nir, con el que sacar a una familia Azpeitia, después de la muerte del adelante, en segundo lugar el hatercer toro. Este recuerdo que año cer frente a temibles enfermedatras año se rinde al malogrado to- des que nos acechan, y estar preparero, denota el sentimiento de un rados para sobreponernos a los inpueblo en el que, a pescir de los nimierables accidentes que día a años transcurridos, es fácil ver día se suceden, debieran ser sufi- hoy cómo personas de gran sensi- cientes para llamarnos a la rebilidad enjugan una lágrima. flexión, debiera ser suficiente paTodas las muertes conllevan ra ayudarnos más los unos a los una gran carga de tristeza, máxi- otros, y debiera ser suficiente pa- me si son trágicas e inesperadas, y ra darnos fraternalmente la paz. Antxón Villaverde Bengoechea. es por eUo que cada vez que se San Sebastián. comete un crimen, sea del color o P Alee Guinnes Internet, ¿objetivo prioritario? NTERNET es la palabra con la que últimamente desayunamos, comemos y cenamos. Tal vez porque no he descubierto su atractivo, o porque estoy harta de que nos lo vendan como modernez irremediable, comunicarme por la red, informarme a través de ella o realizar compras, no me resuelven la vida, ni poco ni mucho. Aunque deduzco mi error desde que José María Aznar ha valorado como objetivo prioritario conectar todos los hogares españoles a Internet, más prioritario me parece que es incrementar las ayudas familiares. Además el grupo de los siete países más desarrollados, ha decidido tras reunirse recientemente en Okinawa, que lo que necesitan los países po- I AVE a Extremadura Largo nos lo fía el Gobierno para poner en funcionamiento el AVE en Extremadura y la autovía Ruta de la Plata, que han fijado en diez años. Dice un refrán castellano que más vale tarde que nunca; pero es que pueden pasar tantas cosas y puede haber tantos cambios de Gobierno en España que estas promesas se pueden quedar en agua de borrajas. Que estas promesas se hagan realidad y que Extremadura y los extremeños no sean, como casi siempre, los perjudicados y más olvidados de España; que esta vez no ocurra lo mismo y se cumplan las promesas. Extremadura lo necesita para su desarrollo y prosperidad, por ser la región que más parados tiene y el más bajo nivel de vida. Julián Tapia Cabanillas. Don Benito (Badajoz) bres es apimtarse a la revolución de Internet, por lo que están dispuestos a unas inversiones multimíUonarias en tecnologías de la comimicación, de paso que favorecen la exportación de los gigantes electrónicos. Es una decisión opinable y cualquier ayuda será bienvenida, pero parece más lógico empezar por paliar las necesidades básicas de estos pueblos, apostando por la salud y la educación. No se puede intentar generar futuros intemautas en una población diezmada por las enfermedades, hambrienta, muchas veces analfabeta, y en unos países carentes de todo tipo de infraestructuras, incluso de electricidad. Eva Nordbeck Ferraz. Barcelona. Agresiones a vehículos i UCHOS ciudadanos de toda EsI paña contemplamos pasmados cómo se va a perder una oportunidad de oro, si las autoridades competentes no lo evitan, para que el ciudadano español pueda circular por todo el territorio nacional sin sufrir agresiones en su vehículo por los desaprensivos seudo- nacionalistas paletos, que sienten especial placer en pintar, arañar o dañar de cualquier otra manera los vehículos de aquellos que vienen de otra Comimidad Autónoma o provincia. Eso cuando no sufren los propios ocupantes de los vehículos agresiones O vejaciones de distinta índole. Lo más grave es que en algunas capitales de provincia, son algunos agentes desaprensivos de las Policías locales los que se ensañan a la hora de multar o utüizar medios disuasivos, como la grúa, con vehíciüos que ostentan matrícula de otra provincia. Pues bien, con todas estas prácticas que tanto contribuyen a envenenar la convivencia de todos los españoles, se podría acabar de un plumazo con la nueva placa europea, por supuesto sin ninguna identiñcación de Comunidad Autónoma. ¿Por qué no consultan con los ciudadanos? José Luis Rey. Collado Villalba. La muerte de Alee Guinnes ha traído a mi memoria lo que leí en su autobiografía. El actor cuenta imo de los episodios que más influyeron en su conversión. Se encontraba en Francia, rodando El detective película en la que representaba al padre Brown, creación literaria de (Dhester- ton. Me permitirán que copie sus palabras: Al caer ía tarde, me encontraba de malhumor y, vestido con mi sotana negra de sacerdote, volvía hacia el pueblo, por im sendero sinuoso. La meta no estaba ya muy lejos cuando oí algimos pasos ligeros y ima voz aguda... ¡Mon Pére! Un niño de siete u ocho años me cogió de la mano, apretándomela con fuerza, la hizo oscilar y se puso a hablar sin intemmipirse. Estaba muy animado, daba pequeños saltos y no se soltaba de mi mano. Yo no me atrevía a hablar porque temía asustarlo con mi malísimo francés. A pesar de que fuese para él absolutamente ¡n extraño, pensaba que era un sacerdote y, por tanto, alguien en quien confiar. De pronto, con im Bonsoir, mon Pére y una especie de reverencia latercd, desapareció entre los alibustres Mientras seguía mi camino, reflexioné sobre el hecho de que una Iglesia capaz de inspirar una confianza tal a un niño, haciendo que sus sacerdotes, incluso los desconocidos, sean tan fácüménte abordables, no podía ser tan intrigante y tenebrosa como se suele pensar. De esta manera empecé a abandonar los prejuicios que había adquirido desde hacía mucho tiempo Años después, se convertía a la Iglesia Católica. Jesús Colomo. Burgos. Precios de ABC en el extranjero: Alemania, 3,5 DM Austria, 26 SCH Bélgica, 70 FB Dinamarca, 15 KRD Eslovaquia, 58 KR Finlandia, 16 FM Francia, 12 FF Grecia, 380 DR Hungría, 255 HUF Irlanda, 1,50 L Italia, 2.900 LIT Luxemburgo, 60 FUX Noruega, 17 KRN Holanda, 3,75 FL Portugal, CONT. 230 ESC Reino Unido, 1,10 L República Checa, 37 CZK Rusia, 2,2 USD Suecia, 17 KRS Suiza, 2,9 FR IVIarruecos, 13 DH.