Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MADRID SÁBADO 12- 8- 2000 MADRID COMUNIDAD GALAPAGAR J u PATONES La Comunidad elabora un plan para proteger los grabados rupestres y el entorno de la cueva de El Reguerillo El equipo de gobierno municipal, formado por PSOE e lU, prívatiza el mantenimiento de las calles Los bomberos rescatan a un niño queestuvo a punto de morir electrocutado en una torre de alta tensión Patrimonio restaura las doce bóvedas de El Escorial Ayer comenzaron los trabajos para devolver el esplendor a los frescos de Camblasso y Jordán SAN LORENZO DE EL ESCORIAL. Adriana Ramírez OS frescos de la Basílica del Monasterio de San Lorenzo El Real comenzaron ayer a ser restaurados, coincidiendo con la celebración, el jueves, del día del santo a quien Felipe II encomendó la bataUa de San Quintín y a quien prometió la construcción de un palacio para Dios si ganaban las tropas españolas contra las de Flandes. Se trata de la cuarta restaiiración global que va a llevar a cabo Patrimonio Nacional, cuyo ámbito de actuación van a ser los frescos de las 12 bóvedas y los parámetros verticales de este templo, en los que permanece la obra pictórica de Luca Cambiasso y de Lucas Jordán, que se han deteriorado, principalmente por la filtraciones de agua. Dichas filtraciones se deben, sobre todo, al incremento de la población de palomas en la localidad, que anidan en los tejados y mueven las piezas de pizarra que conforman la cubierta. En esta cuarta campaña de restauración total. Patrimonio Nacional invertirá un montante de 325 mülones que, a lo largo de 5 años (hasta 2005, fecha que coincide con el aniversario de la muerte del pintor Lucas Jordán) permitirá devolver su esplendor a estos frescos de dos etapas claramente diferenciadas como son el Renacimiento y el Barroco. Los frescos de la época renacentista son los situados en el presbiterio (o altar mayor) que representan la Coronación de la Virgen por la Santísima Trinidad, y los del Coro, que representa el triunfo de la Santísima Trinidad, se sitúan en uno y otro extremo de la nave principal de la Basílica. Ambos fueron encargados por Felipe n al pintor genovés Luca Cambiasso hacia 1582 (S. XVI) y su posicionamieñto simboliza el principio y el fin. En esta primera etapa, la renacentista, tan sólo se encontraban decoradas estas dos bóvedas, mientras que en las 10 restantes los techos estaban estucados en blanco, configurando una idea de bóveda celestial, si bien, según se dice, que el monarca no quedó satisfecho con el resultado del trabajo encargado a Luqueto- como así L era conocido Cambiasso- al que consideraba demasiado plano Tras el incendio que se produjo en el monasterio en 1671, que sólo afectó a parte de las cubiertas y, por tanto a las bóvedas del coro y centrales, el rey Carlos III, que sentía verdadera veneración por este monasterio, decide aprovechar las laboras de restauración para completar la decoración de las bóvedas del centro de la nave principal y de las dos naves laterales, labor que le fue encomendada a Lucas Jordán, que estuvo activo en España en tre 1692 y 1700, en pleno esplendor del Barroco. Los frescos de Jordán, que ocupan la práctica totalidad de la superficie de los techos, casi 2.000 metros cuadrados de superficie, son la Encarnación, Israelitas cruzando el desierto, Trivmfo de la Iglesia militante. Juicio Final, Glorificación de la inmaculada, Victoria de los Israelitas, San Jerónimo acusado ante Cristo y Muerte, entierro y asunción de María en las bóvedas de la Iglesia. Los del los tránsitos del Coro son la Historia del Rey Salomón y la de David, mientras que en la bóveda del Coro está La Gloria, y en los parámetros verticales Alegorías de la Esperanza y la Caridad, diversos pasajes de la vida de San Lorenzo y de San Jerónimo; alegorías de la Prudencia, la Justicia, la Fortaleza, la Templanza y la Asunción. En los frescos de los parámetros verticales del presbiterio o Altar Mayor, se recrean los Instrumentos del martirio de Cristo, Arcos Iris, Abraham ofrece a Melquíades y la cena legal del cordero. SALA DE LAS BATALLAS V 1 f Ud W E a ft. V 1 i v K M f- y a Las otras tres campañas iniciadas por Patrimonio Nacional en el Real Monasterio, corresponden a la Sala de Batallas, que Ueva cerrada desde 1993 y que se reabrirá en septiembre, según Patrimonio, a falta de que se ultimen los detalles del solado. La segunda, realizada entre 1997 y 1988, se centró en las pinturas del claustro bajo, originales de Pelegrin Tibaldi y la tercera, que se Uevó a cabo entre 1997 y 1999, correspondía a la restauración dé la bóveda y parámetros verticales de la escalera principal, también obra de Lucas Jordán Fotos: Adriana Ramírez En la imagen superior, la nave central, con el altar mayor al fondo; sobre estas líneas un detalle del fresco El Triunfo de la Santísima Trinidad