Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 12- 8- 2000 69 gente de verano Entrevista con King África Alian Dufly: Habrá King África mientras existan discotecas MADRID. Luis A. N e m o l a t o na túnica rosa cebreada o atigrada o simulando el áspid, vamos, de las de antes muerto, que sencillo Una tiara, o corona en su defecto, con cascabeles, lentejuelas o brülantitos todo a cien. Unas gafas Rocío Jurado en versión disco- rap... En definitiva, m atrezzo de aupa para un hombre del cual no sabemos absolutamente nada. Eso sí, lo escuchamos cada cinco minutos (si fueran tan sólo cinco... en el dial de la radio, en la televisió; n y en los periódicos porque aún son escritos que si no... Se hace Llamar King África y toda España mueve las caderas y ejecuta al unísono im movimiento sexy cuando él lo pide al ritmo de un tema titulado La bomba una canción que paradójicamente hace dos años pasó por estos lares con más pena que gloria. Pero, realmente, ¿quién es este autocoronado rey Eifricano, este rey de las pistas de baüe, este rey del verano de pandereta al fin de al cabo? ¿Qué oculta bajo tanta parafernalia... Pues, avmque parezca lo contrario, nada. De hecho, no tiene ningún reparo en mostrarlo todo... Bueno, lo que se dice todo, no, pero sí que, como decía la escritora rosa descrita por Pedro Ahnodóvar, no duda en mostramos La flor de su secreto Que U José Luis Perales ya no se preocupe, así es él Esto va a ser una especie de tercer grado ¿Dispuesto? -Sí, sí... dispara. -Pero antes tengo que preguntarle cómo se llama, trabajo rutinario, ya sabe... -AUanDuffy. ¡No! -Sí. -Es demasiado artístico para ser real... -Y qué quiere que le diga... -Explíqueme, en qué consiste el fenómeno Bomba -Huy eso es muy complicado. Vinimos a España hace dos años con este tema que formaba parte de un recopilatorio en el que estaban algunos de nuestros éxitos. Hicimos algún bolo, sobre todo, en Canarias y cuando se acabó lo que se daba, hicimos las maletas y nos fuimos para Argentina. (Este periodista no le preguntó su nacionalidad porque era demasiado evidente. Luego resultó ser de ascendencia norteafricana. Quién lo diría... ¿Pero este no es su primer bombazo, valga la redundancia? -Es verdad. Creo que El camaleón también fue muy popular en EspEiña y el Mamá yo quiero también lo están empezando a pinchar... Pero lo cierto, es que nadie sabía quienes éramos. Nadie nos había visto la cara... -También es cierto que usted la lleva muy oculta... (Se ríe) Sí, pero es que desde que comenzamos hace ya ocho años, nos propusimos montar el espectáculo. Llamar la atención, hacer algo muy visual que la gente, simplemente al vernos, supiera que se iba a divertir... ¿Y las señoritas afro- sexys... -El look seventies es genial ¿verdad? Ellas crean los pasos y a la gente le encanta... -Es que ustedes se pasan el día en la tele. El impacto de los medios de Hay gente que trabaja todo el año para conseguir un hit como La bomba h Nosotros, no, y resulta que lo logramos con dos temas del mismo álbum Q comunicación no lo podrá negar... -Estamos agradecidísimos el apoyo que se nos ha dado. Dicen que somos la canción del verano, los reyes del verano y, eso es un orguUo que os debemos a vosotros... -Pero dicen las malas lenguas que la canción La bomba no es suya. -Tuvimos un problema con la letra. El tema era del grupo Azul pero ni siquiera fue editado. Nosotros cuando lo rescatamos cambiamos el verso aquí viene azul, azul que es ima bomba claramente porque no somos Azul pero ellos nos acusaron de plagio. El caso es que tuvimos que editar dos veces la canción... menos mal que todo ha salido muy bien. -Y no les apetecía hacer una balada... porque lo del éxito estival. no es por ser malo, pero ¿no es un poco pan para hoy y hambre para mañana? -Hay gente que trabaja todo el año para conseguir un hit así. Nosotros, no, y después, resulta que lo logramos con dos temas del mismo álbum, Animal Cosas de la vida, de la suerte, del destino... del público que es de lo más imprevisible... -Con lo cual tendremos King África para rato... -Mientras que existan discotecas y la gente no tenga escayolada la cadera, sí.