Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 CULTURA Castilla del Pino explica a Kafka desde la obsesión por su padre La culpabilidad y la comprensión por él marcan toda su literatura SÁBADO 12- 8- 2000 ABC Cerca de 40 artistas evocan a Buñuel en Colera COLERA (GERONA) Irene Rocha Castilla del Pino analizó ayer en la ÜIMP, para cerrar el curso Psico (pato) logía de los sentimientos la obra de Kafka Carta ai padre El psiquiatra explicó las obsesiones que marcaron la infancia y la obra del autor checo como consecuencia de la difícil relación con la figura paterna. Los sentimientos de Kafka fueron ambivalentes y de ahila angustia que provoca. SANTANDER. Pabio Hernández is escritos trataban de ti, en ellos lamentaba lo que no podíalamentar sobre tu pecho Esta frase que dirige Franz Kafka a su padre es uno de los rastros que siguió ayer el psiquiatra Carlos CastUla del Pino de la obra Carta al padre para aclarar las obsesiones que marcaron primero la infancia y después toda la obra del escritor checo. La última sesión del curso Psico (pato) logía de los sentimientos que ha dirigido durante esta semana Castilla del Pino en la UIMP, estuvo dedicada a analizar Carta al padre un I texto que consideró interesante porque narra las relaciones del escritor con su padre desde la infancia y toda la obra de Kafka no puede liberarse de estas experiencias iniciales Castilla del Pino señaló que la representación directa del objeto padre provoca sentimientos contradictorios en Kafka ya que por un lado lo odia pero también lo ama. Para el psiquiatra en esta ambivalencia está el germen de la angustia que provocan en el lector las obras de Kafka. PROFUNDA DESAZÓN M Franz Kafka na exposición colectiva recrea desde hoy la figura de Luis Buñuel, L Áge d Or (La edad de oro) título del filme realizado jimto con Dalí en 1930. La muestra se exhibe en Colera (Gerona) en la galería de arte Horizon desde donde viajará más tarde a Calanda, la ciudad natal del cineasta. En ella pueden verse, apartir del 10 de septiembre, las obras de 38 artistas contemporáneos. Los criterios de elección de obras han sido tres: dimensiones, el tema relacionado con L Áge D Or Buñuel, y técnica libre. Todas las obras son pinturas, excepto dos escultiu- as. Es la primera vez que exponen juntos en un contexto dedicado a Buñuel. El resultado, según opina el dueño de la galería, RaUi Bemabei, es que el conjimto ha logrado crear ima obra única Entre los artistas que presentan obra destacan Frederic Amat con Viaje a la luna de fuerte carácter neoexpresionista, Ráfols Casámada, con su estüo iníformal; Julio Barrionuevo, que presenta la obra Laberinto de la Cruz de técnica mixta sobre tela; Josep BofUl, quien utiliza varios materiales en un rico coUage; Arranz Bravo, con la obra Para Bu- ñu- el que alude a la película BeUe de jour Riera i Aragó; Josep Guinovart; y Enrique Brinkmann, con La hora de Buñuel en la que demuestra su obsesiva insistencia en el tema del espacio. TAMBORES PARA UN SORDO U Lo que hace que la lectura de Kafka nos produzca una profunda desazón es que uno no sabe a que atenerse con él. Apenas se empieza a considerar culpable, empieza a disculparse, apenas culpa a otro, lo disculpa Este modo de actuar se puede descubrir en casi todas las situaciones que novela. Durante la infancia, a Kafka le resulta incomprensible la conducta del padre. No entiende la lógica de los castigos, ni de las críticas que sufre él y las personas por las que mostraba algo de interés. Esta falta de lógica le produce a Kafka ima gran perplejidad y acaba sitiéndose insignificante. Además, a la nulidad de él se una la omnipotencia del padre al que ve con una confianza ilimitada en sí mismo. En el texto también se describe la organización subjetiva de la reali- dad que Kafka detectaba en su pa. dre. Esta elemental, rígida y precisa cartografía emocional dividía el mundo en tres partes. En la primera vivía él, Kafka, que era considerado im inútil y un parásito, y estaba regida por leyes a las que no podía adaptarse. La segunda infinitamente lejana estaba reservada al padre, que se consideraba el poseedor de la verdad y estaba ocupado en gobernar e impartir órdenes. La tercera parte la habitaba el resto del mundo, gente estúpida, fi- ívola, que no hace nada más que divertirse. Las consecuencias de la presión del padre son importantes ya que Kafka confiesa que, a raíz del terror que le inspiraba su figura, desaprendí el habla con lo que comienza a tartamudear. Cuando tiene que tomar ima decisión siente el peso del temor, la debilidad y su automenosprecio Según Castilla del Pino, la única manera que ve el novelista de tener éxito en la vida, de mantener una familia, es ser como el padre, y entonces, como no puede ser como el padre, le es imposible alcanzarlo y ni siquiera Uega a casarse. Pero, como en los personajes de sus obras, el padre no es completamente malvado. En Carta al padre siempre se realiza un circunloquio intelectual que recorre la culpabilización del padre, exculpación del padre, culpabilización de él, exculpación de él y vuelta a la culpabilización del padre, y esto se convierte en eterno leit motive no solamente de esta carta sino de toda la obra de Kafka. La escritura fue imo de los refugios que encontró en la huida de su progenitor, pero aUí tampoco se libró de su presencia opresiva paterna puesto que aimque no había leído nada de su hijo, consideraba que todo era estúpido, inútil y no servía para nada. Sin embargo, pese a la presión del padre, el literato checo sintió que en la escrittira se había independizado y, confiesa que podía respirar cuando escribía, Escribía incluso en cierta manera por la aversión que sentía hacia mis escritos Enríe Ansesa, con Tambores para un sordo toma el color negro como vía de expresión; Andre Martus trabaja de nuevo con papeles oxidados; Gabriel; Benet Rossell, con Notizie. L Áge D Or con influencias claramente orientales; Edvart Lieber, artista neoyorquino que trabaja con fotografía manipulada con ordenador; Vicenc Viaplana, con una obra en acrílico que intenta transmitir el halo de misterio que envuelve la figura de Luis Buñuel, creador del surrealismo cinematográfico. Por su parte, Lluís Peñaranda presenta una obra iiisólita: Recetario. Secretos de los buñuelos de Calanda El elenco se completa con el expresionista chileno Víctor Ramírez; SheUey Hill, que usa plimias blancas en forma de cruz, elección debida a la película L Áge D Or y Bemd Block, que ha elegido un daguerrotipo de madera pintado de negro.