Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12- 8- 2000 INTERNACIONAL 29 Clinton intenta apoyar a Core con un nuevo mea culpa sobre Lewinsky Un festejo de Playboy siembra la polémica en la campaña demócrata WASHINGTON. Pedro Rodríguez corresponsal uando Al Gore debería estar hablando de su programa de futuro y de los logros obtenidos por su partido tras ocho años en la Casa Blanca, el vicepresidente de EE. UU. tuvo ayer que volver a tratar sobre el asunto Lewinsky. Un inesperado mea culpa de Clinton ante un grupo de predicadores en Chicago ha colocado el capítulo de moralidad en primera página de la campaña presidencial. Tras dos años del fiasco Lewinsky- -la mayor crisis constitucional norteamericana desde Watergate Estados Unidos volvía ayer a revisitar las notorias debilidades humanas de Clinton. El presidente, por hacer im favor a su segundo Al Gore, ha entonado a estas alturas un público mea culpa con la reflexión personal más sincera realizada hasta la fecha sobre el escándalo que estuvo a punto de costarle su cargo. En una espontánea sesión de pregimtas y respuestas durante hora y media, Clinton ha repetido ante 4.500 reverendos que su tropezón con la fondona becaria fue un terrible error personal, del que en ningún caso se debe culpar al vicepresidente, Al Gore. Según el líder norteamericano hasta enero, el gran problema de su segimdo de abordo es que no se le reconoce lo suficiente por todas las cosas buenas que hemos hecho juntos El capote arrepentido de Clinton ha sido recibido con sentimientos encontrados por parte de la campaña de Gore, cuyos ayudantes no han ocultado la frustración de volver a estas manidas tribulaciones a tan sólo 48 horas de la convención demócrata en Los Ángeles. El vicepresidente ha agradecido escuetamente este esfuerzo de sinceridad pero ha insistido en que las elecciones presidenciales, como todas las elecciones, son sobre el futuro y no el pasado En su auto de fe celebrado en Chicago, Clinton ha declarado estar en el segundo año del proceso para in. tentar reconstruir totalmente mi vida tras un terrible error que cometí. He tenido que asumir un montón de cosas sobre las cuestiones ftmdamentales del temple y la honestidad El presidente incluso dice estar en paz y hasta agradecido por esta especie de oportxmidad tan brutal como himaillante que le ha permitido cambiar y reflexionar sobre su comportamiento personal. Estas tensiones en tomo a conceptos como honor y dignidad también han provocado en el campo demócrata toda tma sonada tormenta por los controvertidos planes de utilizar la mansión de Playboy para recaudar donaciones electorales. La organizadora del simpático festejo, la congresista hispana Loretta Sánchez, se arriesga a no poder ni entrar en la C convención de su partido si persiste en este proyecto tan contrario a la imagen de superioridad moral que quiere ofrecer el ticket Gore- Lieberman. Se espera que en las próximas horas, los organizadores del evento- -previsto para el 15 de agosto a casi 900.000 pesetas la entrada- -encuentren un escenario más casto que la famosa mansión de Charing Cross Road. Mientras tanto, Al Gore ha tenido que justificar por qué su campaña no ha tenido reparo algimo en aceptar varias donaciones realizadas por los directivos de la multinacional Playboy, pero se rasga las vestiduras ante el espectáculo de las conejitas de carne y hueso. Según la pobre defensa del vicepresidente, es como comparar manzanas con naranjas Loretta Sánchez Este verano estarás más cerca de los tuyos. Desde 7.900 Pta. Recarga Automática, ahora con 2.000 Pta, de regalo. P Mov ¡5 taf expert Voftta a 8 n e l n SB