Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12- 8- 2000 NACIONAL 19 Nos negamos a buscar una explicación a esta muerte porque estaríamos justificando que haya personas que puedan ser asesinadas. No, no hay explicación nato, había salido a conducir el coche- escoba de una carrera ciclista en Zumaya porque se lo habían pedido, y lo hizo encantado. Otra cualidad era su apuesta por el diálogo sin límites para solucionar los problemas, incluso asumiendo el riesgo del error o del fracaso. Él decía que cuanto peor estaban las cosas, más necesario era el diálogo. Y otra característica era su compromiso con su pueblo. Eso resume para nosotros el espíritu Korta y eso es lo que le exigimos hoy a los políticos. Y estoy utilizando xm. término que él nimca utüizó, porque exigir no entraba en su vocabulario. Nosotros como empresarios no sabemos de política. No podemos ni debemos dar lecciones a nadie. No tenemos varitas mágicas ni nada de eso, pero somos profesionales del diálogo y la negociación y vamos siempre hasta el límite, que es el acuerdo. LLEGAR HASTA EL FINAL Después del atentado no tuve sensación de miedo. Tuve la reacción de rabia, de preocupación, de coraje. Me decían que me fuera de vacaciones, pero no tenía ganas me atrevería a decir que sí. ¿Que algunas inversiones estratégicas no se van a hacer? Pues tenemos que decir que sí. Pero esa no ¿s la realidad. La situación es muy dificil, nos están zurrando de verdad, pero a pesar de eso no vamos a hacer tremendismo porque no es la realidad, es sólo una parte de ella. -Usted sufrió hace cuatro años otro atentado de ETA. ¿Ha revivido aquellos días dramáticos con el asesinato de Korta? VIVIR SIN MIEDO Jaime García Ruiz de Urchegi afirma que no se puede vivir con miedo Sin violencia, la economía de Guipúzcoa se saldría de la tabla i no tuviéramos violencia, nos saldríamos de la tabla dice Ruiz de Urchegui al referirse a la economía guipuzcoana, que sigue creciendo a buena marcha pese a la inestabilidad creada por ETA y sus partidarios. El PIB en Guipúzcoa ha crecido en 1999 el doble que el de la Unión Europea y un punto más que. la media nacional dice. Una situación favorable que vincula sin reservas a la buena marcha de la economía española en su conjunto. Hay una profunda interrelación porque cuando la economía española crece, nosotros crecemos más, y al revés, cuando la economía española cae, nosotros caemos más dice el secretario general de AdegiA la vez que confirma esa dependencia, desmiente que la presunta tregua de ETA haya sido un factor de reactivación de la economía de esta provincia vasca. No es explicable por la tregua porque el año 1998 también crecimos a un buen ritmo. Segu- 8 ¿Creen que se debe negociar con los que apoyan a los que asesinan? -Nosotros no decimos lo que se tiene que hacer ni ponemos condiciones. Decimos que se debe Uegar hasta el límite del acuerdo. Desde el pimío de vista empresarial, lo que decimos es que es absolutamente necesario un acuerdo. A los políticos les pagamos para que resuelvan los problemas de la sociedad, no para que los ahonden. Y si no lo resuelven, es que están haciéndolo mal. Nosotros debemos exigir a los políticos que hagan bien su trabajo. Cuando se rompe un convenio todo el mundo nos exige a los empresarios que acordemos. Y si fracasamos, debemos decir que hemos fracasado, no podemos decir que la culpa es del otro. No, lo que hay que asumir es que se ha fracasa: do y pensar en cómo hacerlo mejor. Este es el espíritu Korta Todos los conflictos del mundo se solucionan con diálogo. Adegi ha acuñado un término que es el de la inversión activa en el proceso de paz Invertir con riesgo de equivocarse, pero invertir. Porque la mayor equivocación es no hacer nada. Activa porque hay que mojarse, no podemos esperar a ver cuando mete la pata el contrario. Y decimos proceso porque no hay atajos. A todos nos gustaría resolver el tema mañana, pero el que busca atajos o ventajas partidistas se equivoca. Y luego paz No es sólo dejar las armas, es acabar con una cultura de violencia política que se infiltra en toda la sociedad. UN PAÍS EN PAZ ramente la tregua haya motivado un plus en inversiones y el crecimiento impresionante del turismo el año pasado. El turismo es lo que primero sube y lo que primero baja Estamos reduciendo el paro a un nivel impresionante, aimque todavía tenemos mucho. Pero hay comarcas aquí que están a pleno empleo. A veces faltan trabajadores, tenemos problemas para encontrar gente El empresario reafirma que las inversiones son sensibles al tema del terrorismo, aunque esto no quiere decir que se deje de invertir. Pero, con violencia, estoy seguro de que una multinacional no se la juega para poner una planta industrial en Amorebieta El directivo de la patronal guipuzcoana insiste en que la inversión más importante es la que realizan los pequeños empresarios que trabajan aquí todos los días, pero es también la que más se resiente del clima de violencia -No se puede estar viviendo permanentemente con miedo. Todos tenemos derecho a tener miedo, faltaría más. Pero si esa sensación es permanente, lo mejor que podemos hacer es ser consecuentes y tomar la decisión que corresponda. Después del atentado yo no tuve sensación de miedo. Tuve la reacción de rabia, de preocupación, de coraje. Me decían que me fuera de vacaciones, pero no tenía ganas, quería hacer lo de siempre, refugiarme en lá familia, en el trabajó, en los amigos, ir a Guetaria a tomar un chacolí. Si me iba del País Vasco, ¿por cuánto tiempo? ¿Una semana, un mes, tres meses, un año... A mí lo que me apetecía era meterme en el despacho y ponerme a trabajar con más rabia todavía. LA ESPOSA -Confebask ha sido explícita recientemente en la defensa del actual marco constitucional y estatutario. -Nosotros queremos un país con estabilidad y en paz. Un país en el que se pueda invertir. Si la sociedad se da un consenso determinado, aceptamos ese consenso. Nosotros queremos un marco democrático, en el que se pueda discutir en libertad. ¿No le choca un poco que Otegi acabe de afirmar que no imaginan un País Vasco sin empresarios, aunque no compartan su modelo de sociedad? -No cuadra precisamente con el asesinato de Korta ni con el impuesto revolucionario ¿Saben cuál es el alcance del pago del impuesto revolucionario -La contabilidad la Ueva ETA, habrá que preguntárselo a ellos. Nosotros no sabemos los efectos negativos, no sabemos cuánto se paga, ni sabemos cuántos empresarios sé han ido del País Vasco. Sólo sabemos que hoy siguen trabajando e in- virtiendo aquí once mil empresarios. Esa es la realidad. Desde el punto de vista mediático impacta más saber que se han ido cincuenta o cien. Pero once mU empresarios siguen aquí. ¿Se van a seguir haciendo inversiones? Sí, y serán siempre muchas más que las que se dejen de hacer. ¿Vamos a perder algún gran proyecto de inversión internacional? Yo -Hay una ñgura que se olvida en estos casos, que queda im poco fuera de foco, pero que tiene ima importancia clave en la vida de los que se ven amenazados por el terrorismo. Esta ñgura es la de la mujer. ¿Cómo viven eUas esta situación? -Son ellas las que Uevan verdaderamente el peso del drama de toda la famüia, pero de una manera callada, como dice usted. A veces ese silencio sin más es el que más te ayuda. Estás al lado de una persona que te lo dice todo sin palabras. O con un simple ¿cómo estás? Marian, la mujer de José Mari, está destrozada. Tendrá que pasar im tiempo, pero deberá volver a la vida. Tiene tres hüos, deberá salir adelante. RECUERDO DE UN AMIGO Estamos tratando de transmitir el espíritu Korta que son las cualidades humanas de su figura. Una era el amor por el trabajo diario y las pequeñas cosas -Korta había visto sufrir de cerca a la famüia de un empresario amigo suyo, también de Zumaya, que fue también asesinado por ETA. -Sí, su amigo Peña. José Mari ayudó a aquella familia como si fuera la suya. Entonces no había ese apoyo social, pero José Mari se volcó con ellos. Hace unos meses le vi emocionarse en un acto público en el que alguien recordó la situación de los empresarios. Le pregunté si le había emocionado el discurso y me dijo que no, que era porque se había acordado de su amigo Peña.