Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12- 8- 2000 OPINIÓN 13 JAIME CAMPMANY IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA Medios y fines en el País Vasco N esta hora atroz en la que el terror pretende imponer a toda una sociedad el miedo y el envilecimiento moral, sólo es posible aferrarse a la fidelidad a los principios y a las convicciones, y también a los resortes legales, a todos ellos, que la Constitución pone en manos del imperio del derecho y de la superioridad moral del humanismo sobre el totalitarismo nacionalista. Lo que separa la política del crimen organizado es el discernimiento entre medios y ñnes, y el convencimiento de que el fin no justifica los medios sino que, por el contrario, son los medios los que proclaman y exhiben la natturaleza moral de los fines. En democracia todos los fines son lícitos. Los que no son lícitos son los medios, salvo uno, el que respeta la voluntad popular y el derecho de los discrepantes. La solución de la sangría vasca depende, sobre todo, del triimfo de la coherencia, y, en segimdo lugar, del éxito de quienes dirigen la lucha antiterrorista. La coherencia que reclamamos no apela a HB, que es diabólicamente coherente, sino al PNV, que, en unos casos de buena fe, en otros no, se está equivocando dramáticamente. HB es xm modelo de coherencia impolítica e inmoral. Sus medios y sus fines exhiben la más perfecta armonía. Medios perversos sirven a fmes perversos. La destrucción de España y la imposición de la solución final del totalitarismo nacionalista, la construcción de una Euskadi ficticia y atroz, basada en el exterminio del disidente, son servidos por los medios más idóneos: el coche- bomba y el tiro en la nuca. En realidad, no resiüta difícü comprender a HB. Sus fines sólo pueden ser servidos por medios criminales. Eso revela su abyección moral. Si pudieran aspirar a convencer, podrían remmciar a matar. Quieren construir una nación sobre los cimientos de la sangre- y del terror. Sólo construirían, si llegaran a triunfar, el imperio del horror, la alianza entre leninismo y nacionalismo. Pertenecen a la estirpe criminal de Stalin y Pol Pot. Donde la coherencia se resiente y, por ello mismo, habita buena parte de la esperanza de solución, es en el PNV. El drama del nacionalismo Niurka Montaba Niurka no saltará en Sydney. Lo manda un sujeto barbudo, vestido de caqui, que se salta a la torera los derechos humanos y las libertades de los cubanos. Salto por salto, el de Fidel, Medalla de Oro. Vaya por Dios, otra E aranista es que ignora que no es posible compartir los fines de HB y ETA y repudiar sus métodos. En éti- ca política, el fin y los medios son indiscernibles. El Saturno etarra acabaría por devorar a sus hijos peneuvistas. Las lágrimas del incompetente y cautivo Ibarretxe no son sino el nimio preludio de los torrentes que habría de derramar si triimfara la estrategia de quienes le mantienen con sus votos de sangre y fuego en Ajuria Enea. El Gobierno autónomo vasco se asienta hoy sobre los cimientos de la sangre de víctimas inocentes, sobre la anuencia de quienes Uaman patriotas a un cuarteto de asesinos a sueldo. El diálogo sólo posee virtualidad y eficacia cuando se fundamenta sobre un fondo de HB es un modelo de coherencia impolítica e inmoral. Sus medios y sus fines exhiben la más perfecta armonía. Medios perversos sirven a fines perversos Niurka Montalvo, esa A deuna ranita de ébano yespañola Cuba que salta hacia delante como que iba para campeona olímpica en los Juegos de Sydney, le ha cortado el vuelo Fidel Castro con uno de esos manotazos helados que descargan los dictadores. El Comité Olímpico Cubano niega la autorización a Niiu ka amparándose en una norma internacional que exige el paso de tres años antes de que iin aüeta que cambia de nacionalidad participe en los Juegos Olímpicos én representación de su nuevo país. Este precepto del COI tiende a evitar eso que un diplomático cubano ha definido como compra de músculos La norma parece justa, pues de otra manera se produciría en los deportes olímpicos im mercado de atletas como el que sé ha abierto en el fútbol profesional. Lo que sucede es que en este caso España no ha comprado los músciüos de Niurka Montalvo. Aquí, los dineros que se gastan en músculos son para comprar a Figo o a Rivaldo y a tantos otros ftitboüstas. Niurka Montalvo, nacida en Cuba, se ha nacionalizado española por su matrimonio con lui español, caso previsto por las leyes mucho antes de que se produjera la compra del músculo Al parecer, las autoridades deportivas cubanas estaban dispuestas a encontrar im punto de entendimiento con los organismos españoles que permitiera conceder la aiitorización para que Niurka salte en Sydney representando a España. Pero esa negociación ha sido cortada de raíz. Todo hace pensar en ima orden dada desde lo más alto Y lo más alto en Cuba es Fidel y sólo Fidel. Algunos españoles guardan ima especial y clemente benevolencia con ese svyeto que tiene esclavizada a Cuba, vieja carne de España arrebatada y explotada por los yanquis hasta que Uegó el Comandante y mandó parar que eso sí hay que reconocérselo. Primero nos robaron Cuba, La Habana ya se perdió, tuvo la culpa el di- moralidad y de respeto a la dignidad humana. Negociar hoy con ETA y HB es concederles un crédito político y moral del que carecen. Lo triste y patético es que la política del PNV es hoy la continuación del terrorismo por otros medios. Lo que se ventila en el País Vasco no es tanto la delimitación del titiilar de la soberanía o la unidad de España como la imposición de la dictadura del terror nacionalista en un pedazo de Europa. Mientras el PNV comulgue con los fines será cómplice de los medios, para convertirse al final en víctima. Pues si ETA y HB odian a España sobre todas las cosas, odian también a los principios humanistas que dice profesar el PNV. Ante esta hora atroz, ¿qué puede hacer la España constitucional? Aplicar la ley, cosa que no se está haciendo en su integridad y no olvidar que la ley puede ser reformada sin más límites que la Constitución. Si el PNV rectifica y el PP y el PSOE utüizan todos los recursos legales, el mal no ganará su sucia batalla. nero y después la explotaron, los yanquis vienen volando, urracas azucareras, urracas que urraqueando hasta nos están llevando el aire de las palmeras cantó Rafael Alberti cuando llegó a La Habana en xm barquito. Al llegar a La Habana, ima mulata, dos pitones en punta bajo la bata Fidel Castro a todos abraza, y a todos les hace por detrás la higa. Esta higa que hace ahora a España es en reaüdad ima crueldad con esa españolita de Cuba que salta como im ángel negro. A Fidel Castro le llevó José Federico de Carvajal, entre arrobos y embebecimientos, la Medalla de Oro del Senado, y el Comandante la agradeció llamándole tipo fascistoide a don Félix Pons, que en aquel momento presidía el Congreso de los Diputados. Además del numen poético, pues los dos frecuentan el templo de Minerva, Federico de CarvEtjal y Félix Pons se encuentran imidos por sus memorias de Fidel Castro. Al fm y al cabo, eso del tipo fascistoide son sólo palabras y ahí se las den todas a Félix Pons, que él, las palabras las pone en verso. Pero lo que ha hecho Fidel con Niurka Montalvo es una cabronada en arte mayor, porque a veces los atletas sólo tienen una ocasión para ganar ese Oro en Medalla que le dieron a él sin merecerlo. Es probable que esta chica jamás tei a una ocasión como la de este iño 2000, en unos Juegos Olímpicos memorables porque marcan el final del siglo y el final del müenio, para subir a un podio olímpico bajo la bandera de España y con Cuba en la piel y en el corazón. Se trata, por supuesto, de un pequeño crimen junto a los muchos que lleva cometidos Fidel Castro y que los españoles le perdonamos y hasta premiamos. Niurka Montalvo ya no saltará en Sydney. Lo ha mandado un sujeto barbudo, vestido de caqui, que se salta a la torera los derechos humanos y las hbertades de los cubanos. Salto por salto, el de Fidel Castro, Medalla de Oro. Vaya por Dios, otra. Almohadas y Cuadrantes 9 Cubrecolchones MASH Edredones (DUVET de oca y fibra Colchones d e l á t e x (De fibra, de plumón, de pluma de oca y de látex) Sábanas ajustabies Somieres Productos KOL, S. L. Polígono Industrial de Rocaforte, s n- Fax: 948 43 04 44- 31400 SANGÜESA (Navarra)