Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID VIERNES 28- 7- 2000 ABC MADRID BREVERÍA -V Ignacio Echániz irfci %iii III- i I n i -I i n Ganar ia batalla a la droga El consumo de drogas entre la población es algo que preocupa sobrémanera no sólo a las administraciones, sino a la sociedad por los graves daños y el coste que acarrea el uso y abuso de estas sustancias tóxicas. Aimque es verdad que las muertes por sobredosis vienen descendiendo en la Comimidad de Madrid im 50 por ciento desde 1992, año que encabeza la (dista negra con 270 fallecimientos, frente a las 153 del pasado año, también es cierto otro dato preocupante: que la edad de inicio en el consumo de sustancias tóxicas entre los jóvenes esta experimentando vm descenso: cada vez comienzan más temprano a coquetear con estas sustancias y lo hacen de la mano de sus amigos o parejas. Claro está que el perfil del estos consumidores es peculiar: abusan de estas sustancias, sobre todo, los fines de semana. Y sus favoritas son el alcohol, tabaco y drogas de síntesis, sin ser conscientes del riesgo que entrañan. Y es que, la mayoría de los adolescentes, asocian que im toxicómano es un heroinómano que se inyecta con una jprin WiUa y está tirado en la calle, y ci; een qué tomarse una pastilla de peed o éxtasis para aguantarxda parcha delfinde semana o emborracharse esporádicamente no crea adición, ni significa que sean drogadictos. Asi, según datos del Defensor del Menor y de la Agencia Antidroga, dependiente de la Consejería de Sanidad, que dirige José Ignacio Echániz, el 71 por ciento de los jóvenes madrileños bebe habituahnente y la edad de inicio se sitúa entre los 13 y 14 años. Respecto a las drogas de síntesis, un 15 por ciento de los chavales, entre 14 y 19 años las ha probado alguna vez. Ahora, un informe de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente expresa la misma preocupación: la edad de inicio al consumo de drogas cada vez es más temprana y lo atribuyen al fracaso de las campañas de prevención. A pesar de los intentos de la Administración de disuadir a los jóvenes con diversos programas y a la existencia de la narcosala, parece que queda mucho aún para ganar la batalla a las drogas. 4 y VOZ DE MADRID Juan Ignacio Luca de Tena, número 7. 28027 Madrid. a Telefax: 91 742 41 0 4 e- mail: madrid abc. es Baches en la M- 4 0 Circular por muchas de las carreteras de la región no deja de ser toda una aventura. A la mala señalización, falta de buena iluminación o existencia de tramos muy peligrosos hay que unir im problema que va en aimiento: el mal estado de la calzada. Las vías que van a mimicipios como Chinchón, Aldea del Fresno, Navalcarnero, San Martín de la Vega, Villarejo de Salvanés o San Martín de Valdeiglesias, por citar sólo algunas, presentan im estado lamentable. Especialmente sangrante es el caso de la M- 40, la principal vía de circunvalación de la región y que cada día usan mües y mües de madrileños, especialmente camioneros. Todo el tramo sur de esta autovía se encuentra en un estado de absoluto abandono. Sólo en algún caso se ha procedido, mediante el típico procedimiento del parcheado, a reparar algunos de esos baches y boquetes que hacen imposible circular por la M- 40. Aparte del tramo de conexión con la N- 401, la N- V o la N- II, cuyo estado es muy mejorable, especial preocupación debería levantar todo el entorno de la N- IV, donde literalmente los coches vuelan y hay numerosos frenazos señalados en la calzada. Los que conocemos el estado del firme reducimos mucho la velocidad, pero no quien lo atraviesa por primera vez, lo que origina muchas situaciones peligrosas, sobre todo teniendo en cuenta que el peor tramo es la salida de un túnel. Asimismo, la conexión de la N- IV con la M- 30 es muy peligrosa. Pido a las autoridades que pongan interés en el asunto, porque la vida de muchos conductores está en juego. Manuel Pereira Robos Mi barrio es uno más de Madrid donde el termómetro en verano no baja de los cuarenta muchos días, y los últimos rezagados, casi siempre por motivos económicos, se agarran al aire acondicionado de los grandes almacenes para sobrevivir. Pero, en la actualidad, xm hipermercado no es sólo im negocio mercantil, es mucho más: un refugio para jubilados que se sientan en cualquier rincón para poder respirar y ahuyentar la soledad mezclándose con la gente. Es también ima jungla donde pululan pequeños rateros y falsos compradores, que no contentos con llevarse el género sin pagar, arremeten contra el dependiente- un asalariado mal pagado- cuando son descubiertos, con amenazas de muerte y todo tipo de improperios. A continuación, el vigilante de turno que se abraza al chorizo para expulsarle, mientras le amenaza con rajarle si le coge en la caUe o pegarle el sida de un mordisco. Por último, el policía de un barrio que, como una nueva versión de Solo ante el peligro acude a la Uamada de auxilio del comerciante. Montado en su scooter con im arma que no le sirve, porque de usarla, aún en caso de necesidad, se vería en la cárcel como el último delincuente y su familia se quedaría sin comer. Antonio de la Torre Junquera Ayuda El pueblo de Madrid no permanece indiferente respecto de lo que concierne a ayudar a los necesitados. Dentro de esta ayuda (ayuda organizada) menciono a Caritas madrüeña que, centrada en el arzobispado de la Diócesis, luego se individualiza en cada parroquia, ayudando a los pobres de su demarcación. No se quedan atrás las organizaciones no gubernamentales (ONG) que, en sus diversas facetas, superan en gastos de millones, haciendo el bien a todo el que se encuentra necesitado de ayuda. Tampoco debemos olvidar la ayuda silenciosa que los particulares van realizando a los conocidos de ellos. Sin duda que el pueblo de Ma- drides generoso y ayuda al necesitado, pues tiene presente que todos somos miembros los irnos de los otros (Romanos 12,5) Así pues, podemos decir con gozo que Madrid puede presimiir de solidaridad con todo el que los necesita. Antonio Sánchez- Fortún v? Vasca desde! 942 É L MUNDO Marmitako d e Bonito, Arroz con BogavanteSanta Engracia, 161 Madrid 91534 46 34