Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26- 6- 2000 DEPORTES 75 CAMPEONATO DE EUROPA DE SELECCIONES. CUARTOS DE FINAL Ni Brujas rompió el maleficio Ni siquiera la ciudad de Brujas y el estadio Jan Breydel, donde la selección logró el miércoles frente a Yugoslavia xma de las mayores gestas de su historia remontando en apenas dos minutos un 3- 2, pudieron ayudar ayer a España a romper el mal fario que la persigue en sus duelos contra Francia, a la que continúa sin ganar en partido oficial. La suerte que sonrió a los de Camacho ante los balcánicos se volvió ayer esquiva, con el penalti fallado por Raúl como máxima expresión. Francia volvió a demostrar que es luia de las peores bestias negras de España. En cuatro oportunidades habían medido sus fuerzas ambas selecciones en partidos oficiales y en ninguna los españoles lograron que inclinase la cresta al gallo francés. La primera fue la más dolorosa, porque se cayó por 2- 0 en la final de la Eurocopa Francia 84. Las dos siguientes citas correspondieron a la fase de clasificación del Europeo del 92. En la ida, en París, los galos vencieron por 3- 1, mientras que en la vuelta, en im Sánchez Pizjuán en el que España permanecía invicta hasta entonces, volvieron a imponerse por 1- 2. Y en la pasada Eurocopa, Inglaterra 96, se registró un empate (1- 1) que clasificaba a las dos para los cuartos de final. Ayer se consumó otra derrota, que priva a los de Camacho de estar en las semifinales de la Eurocopa. Además, España perdió ayer ante la vigente campeona del mundo, simiando así su duodécimo intento inútil de derrotar a una selección que luciese tal condición. En dos oportunidades cayó ante Italia (4- 0 y 1- 3) en otras dos ante Alemania (en ambas por 2- 0) en tres frente a Inglaterra (2- 0, 1- 0 y 1- 2) y en una contra Brasil (2- 1) y, ayer, frente a Francia; y empató en tres oportimidades, dos ante Alemania (ambas 1- 1) y una frente a Argentina (1- 1) Miguel Berrocal Helguera se escapa del mareaje de Deschamps con Cieira al fondo de la jugada Francia manejó su renta y todo el segundo tiempo con la experiencia que concede la autoconflanza y además ir por delante en el marcador. No cedió ni un palmo de terreno. Todo lo contrario, buscó a España en su campo y a pesar de ir ganando mantuvo más el balón en su poder y, lo que es más importante, lo utüizó con más sentido e inteligencia. Físicamente, además, los galos demostraron estar mucho más fuertes. Se notó que de los que ayer jugaron sólo Vieira había actuado contra Holanda, y ima semana de descanso activo a estas alturas de temporada equivale a una tonelada de vitaminas. Camacho intentó reactivar al equi- po con la entrada de Urzaiz, pero apenas pudo entrar en juego no por su propia responsabilidad, sino porque su equipo ya no llegaba. Entró por xxn Mendieta demasiado espeso y Alfonso se colocó en la banda derecha. En la otra banda Munitis ya no tenía gasolina y a España le costaba salir de su campo. Con el peso de las piernas también se nublaron las ideas y Guardiola y Helguera sufrían para mantener el ritmo del partido. La impotencia se vio reflejada en las cuatro tarjetas en quince minutos que vieron los jugadores españoles. Francia se echó atrás para no correr riesgos, pero sus galopadas eran esprints de 70 metros. Henry, Zidane, Djorkaeff... encontraban cada vez más huecos para meter su quinta velocidad y la selección sufrió para mantener la compostura. Camacho hizo entrar a Etxeberría y a Gerard, pero aquello estaba visto para sentencia a pesar de los intentos finales de sus hombres, que siempre mantuvieron el orgullo y al menos nadie les podrá reprochar que no dieron todo. La desgracia es que los franceses tenían más. Más fútbol y más fuerza... y con lo que nadie contaba es con que el azar regalara esa última oportimidad y, para colmo, Raúl la faUara. Pero en el fútbol no siempre se va a ganar de penalti y en el último minuto. Cierra los ojos