Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DOMINGO 28- 5- 2000 ABC MADRID BREVERIA íyo Fermín Lucas Sobre ruedas La Feria del Automóvü de Madrid celebra estos días su tercera edición en los recintos feriales de Ifema. Junto al Campo de las Naciones y el parque Juan Carlos I, los mejores deportivos del mundo comparten pabellones con utilitarios de última tecnología, monovolúmenes para toda la familia, experimentos futuristas y reliquias históricas. El mundo de las cuatro niedas que se ofrece en los recintos, y que espera la visita de un mUlón de personas, viene a convertirse en la mejor metáfora posible para ilustrar el éxito que la Institución Ferial de Madrid está alcanzando desde su instalación en la zona norte de Madrid. Porque para poder decir aqueUo de que Ifema va sobre ruedas no hace falta más que echar im rápido vistazo a la práctica totalidad de las ferias. La del Automóvü, en sus tres ediciones, le hace sombra a cualquiera de las que celebra el sector en Europa. A la vez, una muestra que podría tacharse de minoritaria, Almoneda 2000, congregó ayer, en su primer día, a más de 35.000 visitantes. Pasarela Cibeles, pese a disidencias y polémicas, se ha afianzado como uno de los escaparates punteros en el mundo de la moda internacional; Arco gana prestigio cada año como punto de encuentro de la vanguardia creativa, mientras que encuentros como Juvenalia o Expoocio son ya instituciones La seguridad, la jardinería, el mueble, la joyería o la peluquería tienen su cita anual en Ifema. El calendario de ferias no es que sea ya apretado, es que ha superado de tal forma la capacidad de los pabellones que ha sido necesario ampliar el complejo para, dentro de dos años, disponer de un treinta por ciento más de superficie útil. El buen momento económico es, sin duda, uno de los estímulos para que el sector de las convencines comerciales esté en uno de sus mejores momentos, pero tampoco hay que quitar méritos al máximo responsable de la gestión de Ifema, Fermín Lucas, que ha sabido Uevar el orden y la credibilidad que la organización necesitaba, tras las disputas políticas de que fue objetivo. voz DE MADRID Juan Ignacio Luca de Tena, Clericalismo gay La Iglesia no puede ser obligada por ningún grupo de presión a cambiar su doctrina sobre solidaridad, justicia, derechos humanos, misericordia, famüia, etc. Son doctrinas milenarias que ni el mismo Papa puede cambiar. Yo siempre pongo la X en la declaración de la renta a favor de la Iglesia. La Iglesia necesita fondos para mantener el culto, las obras de asistencia social, etc. Muchas actividades de la Iglesia son fuentes de educación en valores. Algunos colectivos gay han decidido adquirir protagonismo a costa de organizar ima cruzada más contra la Iglesia. Esta vez en la declaración de la renta. Hay libertad de expresión, pero ni eUos, ni nadie, pueden negar la libertad de expresión a la Iglesia, ni al vecino, a la hora de hacer valoraciones sobre hechos y actitudes. Los colectivos gay hasta quieren dar su educación sexual a los hijos de los demás. Si quieren educar a niños, que lo hagan, pero lo costeen como cualquier hijo de vecino. Luisa M. Martínez López número 7. 28027 Madrid. a Telefax: 91 742 41 0 4 e- maij: madrid abc. es El fútbol Aprovechando la consecución de la octava Copa de Europa por parte del Real Madrid, al cual felicito, me permito hacer imas cuantas reflexiones en torno al fútbol, tanto como deporte de masas como fenómenos sociológico de primer orden. En cuanto a su vertiente deportiva, a muchos nos gusta verlo (además de practicarlo) como espectáculo, por lo que tiene de plasticidad, labor de equipo, tácticas empleadas, ritmo, labor individual, etc. aunque hemos de reconocer que hoy día es normal que las plántulas que configuran un equipo al año siguiente cambien totalmente, dándose la paradoja, de que tu equipo rival tenga varios de los jugadores que formaban parte de el tuyo. Habría que preguntarse: ¿Qué tiene el fútbol para conseguir que ima persona esté hasta las tantas de la madrugada, gritando, saltando y dando vueltas a una fuente (todos los equipos tienen una fuente) porque su equipo ha ganado tal competición? ¿Por qué hay personas que una derrota de su equipo les afecta de tal manera que les quita el apetito y la tristeza les dxu- a un par de días? ¿Por qué se reverencia fanáticamente a los jugadores por una victoria y se les vitupera llamándoles mercenarios ante una derrota? ¿Qué mueve a una persona a gastarse el sueldo del mes, en conseguir una entrada, viajar en avión y estancia en un hotel, para ir a ver a su equipo? ¿Por qué hay personas que hacen del fútbol el único fin de sus vidas: el 90 de sus conversaciones versa sobre el fútbol, su diversión es el fútbol, sus amigos tienen que ser de su mismo equipo, etc. para eUos el fútbol es una religión José Javier Ávila Martínez Ruido Desearía que esta carta fuera una replica a las soluciones tomadas por las autoridades competentes con respecto a la calle Huertas. Hablo de este tema no porque me afecte por vivir en eUa, pero si por vivir en ima zona de CoUado Villalba en la que se producen los mismos hechos con las mismas consecuencias, es decir, el ciudadano que tiene la desgracia de tener una vivienda, a la que se supone va para disfrutar de un descanso merecido después de una jomada de trabajo, se ve abocado a todo lo contrario, ya que no tiene derechos. La ley, parece ser, ampara el negocio, el ocio, el dinero que eUo genera, las borracheras, las reyertas y un largo etcétera. He escrito varias cartas al ayuntamiento de Vülalba y las soluciones, curiosamente, son las mismas que ofrece el ayuntamiento de Madrid. La contestación en mi caso ha sido: Versión oficial- Hay que ser respetuosos con la ley Resultado práctico- Seguir aguantando los ruidos o irte de tu propia casa Entonces yo me pregunto: ¿Qué ley es la que ampara al ciudadano medio que desea descansar de noche para vivir de día? ¿Tendremos que exigir a los responsables de las soluciones que vivan durante, pongamos tres meses a ser posible de verano, en estas zonas? ¿O sería mejor poner en los bajos de sus casas unos pocos bares de copas? Alicia Paino Calvo Metro Me gustaría hacer una pregunta a los responsables del Ayuntamiento y de la Compañía Metropolitana: ¿Por qué el Metro de Madrid, imo de los mejores de Europa, no dispone en sus estaciones de urinarios y servicios higiénicos como ocurre en otras muchas capitales? ¿Tendremos que seguir aguantando el achuchón las manos sucias o los Uantos de nuestros bebés, a los que es preciso cambiar de pañales? Está en juego el bienestar de los madrileños. J. Carlos García Verdugo