Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 CULTURA TONY LEBLANC, MEDALLA DE ORO DE MADRID Y PREGONERO DE LAS FIESTAS DE SAN ISIDRO DOMINGO 9- 4- 2000 ABC MADRID Mis virtudes y mis pecados no están preparados, sólo preparo los personaijes por no decir imposible, Es difícil, por no decir imposible, al encanto de resistirsei al e n c a n t o de Tony o. 1. I I Leblanc. Basta c o n estrecharle la mano y mirarle consegundo a los Basta un estrecharle la ojos para darse cuenta de que se está ante un ser humano entrañable, dispuesto a abrir una vez más el baúl de su m e m o r i a (una extraordinaria m e m o r i a por cierto) y a c o m p a r t i r de nuevo recuerdos y s e n t i m i e n t o s Los lanza con brochazos entusiasmados, que c o n f o r m a n el r e t r a t o de un h o m b r e bueno. MADRID. Julio Bravo aSfc. as if Z V- W HVÍI 11 I iH I- T ony Leblanc nació, como casi todo el mundo sabe, en el Museo del Prado. Soy la única persona en todo el mundo que ha nacido dentro de un museo, y además en el mejor museo que existe, por mucho que digan en otros países presimie orgulloso. Ignacio Fernández Sánchez, más conocido como Tony Leblanc, ha recibido ahora el reconocimiento de la ciudad que le vio nacer y crecer. El Ayuntamiento le ha concedido la medalla de Oro de Madrid y le ha elegido para que sea el pregonero de San Isidro, algo que llena de orgullo a este madrileño astuto y chispero como él mismo se define. ¿Qué siente al volver al Prado? -Desde que se jubiló mi padre y tuvimos que dejar el museo, no he vuelto más que en vina ocasión, para que mi Isabel- su mujer, que nunca es sólo Isabel, sino mi Isabel- supiera en qué lugar había nacido, porque cuando paso por delante no puedo ni mirar. La nostalgia me vence. Allí nací, aUí crecí, allí me Hice hombre. He corrido, he hecho pülerías, he jugado... Viviendo en el museo y veraneando en Usera me hice actor. VERANEO EN USERA- Usera no es un lugar de veraneo muy habitual. -Me parece un sitio fenomenal. Y me gusta presumir de eUo. Alguna vez me han dicho: Tony, no digas eso, di que ibas a San Sebastián Pero a mí me gusta contarlo. Veraneábamos en Usera, concretamente en la caUe de Nicolás Sánchez, en ima casita casi de papel. -Tiene usted ima memoria extraordinaria. -Sí, gracias a Dios. Mi Isabel, a veces, se asombra. Papá, es increíble. Te acuerdas de los nombres, de los motes, de las fechas, de los sucedidos Y sin embargo, soy incapaz de acordarme de números de teléfono. Torrente, el brazo tonto de la ley ha sido por ahora el último trabajo cinematográfico de este actor que ha sido punta de lanza de nuestro cine y nuestra escena durante años. Y aunque Torrente era Santiago Segura, algo habrá tenido que ver Leblanc T Javier Prieto El actor posa junto a un cartel publicitario de su época de galán. Ahora está preparando un guión para una serie de televisión con el nombre, porque él sí que es un verdadero torrente: Es difícil que alguien me gane en astucia- sonríe- Nosotros los madrileñitos somos astutos, no por golfería. No se puede ser astuto si no se es listo. No hace falta ser inteligente. Pero sabe hacer cosas relevantes. Mi füosofía es de hoja de lata... MEDIOS DE COMUNICACIÓN -Siempre repite su agradecimiento a los medios de comunicación. -Es que yo no sería Tony Leblanc sin ellos. Han estado presentes a lo largo de mi vida, y siempre he sido tratado con generosidad y con mucho cariño. Y al dar las gracias ahora no busco que esos medios me toquen las palmas para conseguir más contratos. Yo me estoy yendo de esta vida. Mi vida se acaba, y antes, o al mismo tiempo, se va a acabar mi vida de actor. Me queda muy poco que hacer, y tengo aquí, en la cabeza, miles de cosas que me surgen. Estoy ahora escribiendo una serie para televisión por la que van a darme lo que pida cuando la presente. Voy camino de los ochenta años, y esta serie es, si no mi despedida, el principio del adiós. A lo mejor im papelito en el cine, y hasta luego, Lucas. Hay que irse. Aquí venimos para marchamos. Y ahora me toca a mi. Soy feliz reconociendo que mi presente es consecuencia de mi pasado. No hay un presente feliz si no te acuerdas del pasado. Si valgo algo es porque me he construido a lo largo de los 78 años. Lo que tengo negro, verdaderamente negro, es mi futuro. -Pero usted no es un hombre obsesionado por lo que ha de venir. -No, lo digo aquí, en un desahogo. Pero me gusta vivir cada día. Qué sé yo lo que me va a pasar mañana. -Siempre dice que es usted un hombre normal. -Me estoy dando cuenta ahora de que ser normal es algo muy grande. Mis virtudes y mis pecados no están preparados. Sólo preparo los personajes, porque no me pertenecen. Soy una persona espontánea. Y como espoleado por esta palabra. Tony Leblanc vuelve a echar el freno, se sale del camino de la conversación, pone la marcha atrás y se refugia en el calor de los recuerdos. Yo fui el primero en España que presentó un programa, titulado Gran Parada que duraba tres horas, todos los sábados y en directo, durante siete meses. Yo era el presentador, introducía a las figuras españolas y extranjeras, y luego cantaba, bailaba, contaba chistes y hacía sketches Y tocaba el piano, o la guitarra, o la trompeta, o la batería. o lo que fuera. Y luego rec recitaba una poesía. O bailaba claque, que soy Poesía. O baüaba claque campeón de España de claque... He campeón de España de CIE tenido siempre un afán de supera, ción. Y lo sigo teniendo, aunque ahora no llegue. Yo no he logrado lo que he querido ser en esta vida. He sido m actor, pero no completo. Tengo muchas imperfecciones. Quizás lo más positivo es que soy una buena persona. Pero eso no es un mérito. Eso es lo mínimo que se puede ser. No cuesta ningún esfuerzo levantarse, lavarse la cara, dar un beso a los tuyos e irse a trabajar... Eso no cuesta. Eso es ser una persona normal. -Pero ahora parece que ser normal no es habitual. -Justamente. Soy un hombre que me marcho de esta vida sin saber casi nada. Lo único que me consuela es que en esta vida nadie es perfecto. Eso me tranquiliza. Y eso sí, en mi Padrenuestro va siempre el perdón por si he podido hacer mal a alguien sin querer. Porque lo que puedo asegurar es que no he hecho mal a nadie a sabiendas. Si ha ocurrido ha sido sin darme cuenta. Yo soy un gran creyente, un buen cristiano. Con mis dudas, pero las dudas enriquecen. Nunca he creído que Dios tuviera un Infierno. El Dios en el que yo creo es un Dios bueno. Y el Papa hace irnos meses ha dicho lo mismo. MIEDOS He tenido siempre un afán de superación. Y lo sigo teniendo, aunque ahora no llegue. Yo no he logrado lo que he querido ser en esta vida. He sido un actor, pero no completo. Tengo muchas Imperfecciones. Quizás lo más positivo es que soy una buena persona ¿Le asusta la muerte? -No. Pero pido que me piUe durmiendo. Lo que sí me horripUa es el dolor. También me atormenta quedarme inválido y depender de los demás. Pero la idea de irme no. Hace un año me quitaron el bazo, y cuando entré en el quirófano me encontré a todos con caras muy serias. Y yo les dije a los médicos: Hombre, que no voy a contar un chiste, pero cambiad esas caras, que si alguien se va a morir ése soy yo. Si no pasa nada. Venga, ahí está la venilla, y que Dios reparta suerte. Hasta luego Lo cuenta Tony Leblanc con naturalidad. Con gracia. Con la misma naturalidad con la que ha conquistado a varias generaciones de españoles que han disfrutado de él en la televisión, en los teatros o en el cine. Yo inventé el galán cómico, y convencí de que podía enamorar a una chica siendo un golfo dice. Ahora vive en un retiro artístico del que sólo le ha sacado Santiago Segura y esporádicas intervenciones televisivas, pero no descansa: -Estoy lleno de ambiciones artísticas- confiesa- Tengo más ideas que nunca, pero yo mismo noto que es imposible. Pero estoy escribiendo esa serie de televisión que le he dicho, que me van a quitar de las manos, y el protagonista voy a ser yo. Me la he escrito para mi, y van a aparecer unos personajes que nunca han aparecido en televisión, siendo