Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 JUEVES 7- 10- 99 ABC C R I T I C A DE T E A T R O C R I T I C A D E D A N Z A S T O M P EN EL N U E V O A P O L O Ocho mujeres juego mortal con hombre al fondo P Título: Ocho mujeres Autor: Robert Thomas. A d a p t a c i ó n Juan José de Arteche. Dirección: Ángel García Moreno. Escenografía: José Miguel Ligero. I l u m i n a c i ó n José Luis Rodríguez. I n t é r p r e t e s Queta Claver, Elisenda Ribas, Elena Maurandi, Ana Labordeta, María Luisa Merlo, Verónica Lujan, Eva Higueras y Yolanda Farr. Teatro Fígaro, Madrid Un sabroso y adictivo cóctel de energía, ritmo, buen humor y cachivaches ísT í t u l o Stomp Creación y d i r e c c i ó n Luke CressweII y Steve McNicholas. I n t é r p r e t e s E. Donisha Brown, Paulo Dos Santos, Andrés Fernández, Coralissa Gines, Jim Holridge, Cameron Newlin, Steven T 7 Palmer, Ana Sofía Pomales, Matt Scanlon, Carlos Peaches Thomas, Doug Thomas, Dan Weiner. Teatro Nuevo Apolo, Madrid Un cadáver, un enigma, vm lugar cerrado; una reunión de sospechosos, ¿quién es el asesino? Este esquema clásico de multitud de novelas de suspense es utilizado por Robert Thomas- -admirador confeso de doña Agatha Christie, la dama urdidora de crímenes de pulcro acabado británico- -en su obra teatral Ocho mujeres Sobre tales coordenadas, el autor ajusta el filtro distanciador del himior y juega a la parodia de las viejas novelas de intriga, en las que la aseada, y casi hasta higiénica, presentación de los asesinatos se aleja del kiUerrealismo gore que predomina en el suspense de nuestros días (como diría mi amigo el conservador, ni los criminales de ahora son como los de antes) SOSPECHOSOS Las ocho mujeres del títillo son, a saber, la esposa y las dos hijas del finado, su suegra, su cuñada, dos criadas y una hermana intempestiva. Todas revmidas en un mismo ámbito clausiu ado y, como es tradición en el género, todas con algo que ocultar y, por ende, todas sospechosas del hipotético crimen. La función incluye, también como es preceptivo, apagones, gritos, ruidos extraños, algún disparo y demás fanfarria inquietante en un ambiente ligeramente gótico de caserón de la campiña inglesa. Y, siguiendo el esquema clásico, cae el telón con un desenlace más o menos inesperado. Ángel García Moreno maneja con soltura esta algarabía criminal y dosifica humor e intriga, bien acompañado por unas actrices que, en general, entienden bien ese tono subterráneo de coña policíaca que impregna el montaje, tal vez con la excepción de mi admirada Ana Labordeta, que está más sublime que irónica en su papel de hija mayor independiente. En su conjimto, la función es un espectáculo entretenido y bien empaquetado, muy apropiado para pasar una tarde de otoñoinvierno. Juan I g n a c i o GARCÍA GARZÓN L cóctel que se cocina desde anoche en el Teatro Nuevo Apolo no es en absoluto habitual. Sí los ingredientes, que pueden encontrarse en cualquier hogar o que nos tropezamos constantemente por la calle: cajas de cerülas, cepillos de barrer, recogedores, papeleras, fregaderos, desatascadores, espátulas, cintas métricas, sierras, barriles, bidones, cubos de basura, bolsas de plástico, periódicos, cacerolas... Su singularidad está en la mezcla y en el uso, porque todos esos ingredientes son agitados con ritmo constante y palpitante energía. Se le añade im buen chorrito de sentido del humor, y ya tenemos listo el cóctel. Su nombre, Stomp Se recomienda tomarlo despacito, saboreándolo, porque si se toma de golpe corre uno el peligro de emplear cualquier utensilio que encuentre a mano como instrumento de percusión. Los madrileños pudieron ya el año pasado degustar este cóctel, que desde que fuera creado hace ocho años por Luke Cresv? ell y Steve McNicholas, y el éxito cosechado ha hecho que esta extraordinaria troupe regrese a Madrid. Stomp es un espectáculo de difícil clasificación: danza. E Stomp emplea toda clase de instrumentos para lograr sonidos y ritmos música y mimo se trenzan para lograr una pieza apasionante, magnética. Sobre el escenario (de estética urbana y underground ocho intérpretes (a Madrid han venido doce, que se alternarán en las distintas representaciones) que logran una completa comxmicación con el público, parte indispensable del espectáculo, ya que participa constantemente alentado desde las tablas. Y ocho in- térpretes ante quienes hay que descubrirse, no sólo por su calidad y por la energía y el esfuerzo que derrochan durante la representación, sino por la extraordinaria concentración que demuestran a lo largo de la hora y media larga que dura el espectáculo. Absolutamente recomendable. Y no se preocupe si se le van los pies. Julio BRAVO PREMIO THYSSEN ARQUITECTURA 2 0 0 0 Benet estrena hoy en Bilbao su comedia ¡Ay, Caray! BILBAO. Efe El GRUPO THYSSEN KRUPP INDUSTRIAL convoca el PREMIO THYSSEN ARQUITECTURA 2000, que tendrá su sede en GIJÓN. El objeto del Premio de esta edición consiste en propuestas de ideas para la reordenación del espacio hoy ocupado por instalaciones ferroviarias en la ciudad de Gijón. Las propuestas incluirán la construcción de una estación intermodal de transporte en el lugar que hoy ocupa la estación Jovellanos. Pueden participar arquitectos afiliados a los Colegios Oficiales de Arquitectos de España o a la Asociación de Arquitectos Portugueses. Primer premio: 4.000.000 Ptas. Segundo premio: 2.000.000 Ptas. Tres terceros premios: 500.000 Ptas. Fecha limite de presentación de solicitudes: 15 de diciembre de 1999. Información: Oficina Coordinadora del Premio. Fundación Alvargonzález Tránsito de la Corrada, 1. Cimadevilla, 33201 GIJÓN Tel. y Fax: 985 34 18 26. E- mail: fundacion alvargonzalez. com Grupo Thyssen Krupp Industrial La versión en castellano de la comedia ¡Ay, caray! del dramaturgo catalán Josep María Benet, se estrenará hoy en el Teatro Arriaga de Bübao. Benet explicó ayer, durante la presentación de la obra, que se trata de la única comedia que he escrito y que, más o menos, sigue las reglas del género ¡Ay, caray! gira en torno a un periodista de edad madura cuyos artículos críticos e incisivos le han dado prestigio y autoridad y que deberá reconsiderar la propia vida cuando, una tarde, su joven amante le comunica algo que no esperaba. La obra se estrenó, en catalán, en el Teatre Lliure de Barcelona en 1989.