Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 ABC ESPECTÁCULOS SÁBADO 15- 5- 99 La Fura deis Baus sorprende con su Furamóbil García Márquez tardó más de treinta años en dejarme filmar este cuento Ripstein presenta El coronel no tiene quien le escriba en Cannes Valladolid. J. M. Ayala El Furamóbil de La Fura deis Madrid. José Eduardo Arenas Baus, último espectáculo del grupo de teatro catalán, echó a an- Dice Ripstein que le leyó El coronel... a los 20 ra a hacer cinei Pero no olvido que mi primer dar ayer en Valladolid en medio años, que ya entonces le pidió permiso a García largometraje, Tiempo de morir tenía un de una enorme expectación y de Márquez para llevar la obra al cine, i ero le han guión suyo y no estaba basado en una pieza un imponente aguacero que a hecho falta 30 años de profesión para que el literaria. Cuando le hemos enseñado la pelícu unto estuvo de echar por la bor- escritor le dejara. Decía que primero aprendie- la, se emocionó y se le saltaron las lágrimas da una actuación que, de nuevo, volvió a sorprender. Llegó ayer a Madrid Los medios, los mínimos. Un procedente de México traüer de 13 metros de largo que con destino al Festival a partir de las diez de la noche se de Carmes, donde el luetransformó en ima escultura vi- nes se proyecta la pelícuva, gracias tan sólo a la energía la compitiendo con de los seres humanos. El resto, otros veintidós títulos toneladas de imaginación, carac- más. terística ya habitual de La Fura. Marisa Paredes, que Las 60 personas, que permane- hace doblete en el certacieron de forma simultánea den- men con Todo sobre mi tro del furamóbil alimentaban madre de Almodóvar, con su fuerza al bicho gracias se mostró satisfecha de a diferentes elementos como bici- su segundo trabajo con cletas y aparatos de gimnasia Ripstein, después de que sirvieron para que la máqui- Profundo carmesí na avanzase, lenta pero segura. Por la tarde salía para el La segunda planta fue la part festival de Cannes. La más creativa del invento. La mis- guionista Paz Alicia Garma fuerza, que se utüizó para mo- ciadiego, acompañaba ver el vehículo, sirvió para provo- al cineasta, su marido. car divertidos ruidos que ensorde- ¿Supervisó Gabriel cieron al público, mientras éste García Márquez el proceseguía el recorrido del furamó- so de rodaje? DANIEL G. LÓPEZ bil y, así, poder participar en la -Le conozco desde el Arturo Ripstein junto a la guionista Paz Alicia Garciadiego, Fernando locura que cobraba vida ante sus principio de mi carrera, Lujan y Marisa Paredes, ayer en Madrid ojos. cuando mi padre, que Sin olvidar, unos, no menos cu- era un coronel delirante, me. de- redes, y después nos dejó hacer Almodóvar. Yo estaba en Madrid riosos, expeledores que lanzaban cía que no me metiera en el cine. lo que creímos conveiúente. Tam- buscando coproductores, pero sin rumbo alguno y con el empu: Yo sabía que García Márquez vi- poco estuvo en el montaje en Ma- Paz Alicia ya había escrito el je de la fuerza humana htros de vía en México y trabajaba en una drid. Puso una sola condición, guión pensando en ella, en su maagua, harina y kilogramos de ma- agencia de publicidad. Aceptó es- que Femando Lujan, el Coronel, nera de actuar y de expresarse. carrones, entre otros productos, cribir un guión original para el llevara unos tirantes suyos. Már- Es mi Coronela. Marisa resulta lo que provocó la algarabía y, al- cine. Le había pedido que me de- quez prefería ser un espectador estupenda interpretando a Lola, gún enfado, de los allí presentes. jara El coronel... y él, muy sa- más. En cuanto a Lujan, será un una mujer al Umite de la soledad. La simpUcidad hecha arte. bio, me contestó que primero descubrimiento para el especta- Recuerdo que de joven me imporaprendiera a hacer cine. Ahora, dor español. Pensamos en él íes- taba la desesperanza de los personajes, ahora me interesa más su treinta años después, no sólo ha de el primer momento. Para todos los públicos dignidad. Y el amor, del que no se aceptado, también tuvo la gentile- ¿Y Marisa Paredes? Un arte, además, para todos los za de no intervenir en nada. Pien- Fue la primera persona que habla, porque ella y el coronel ya púbUcos, ya que fueron los más so que es por cariño. Le enseña- supo que iba a interpretar el fil- son un solo personaje. pequeños los primeros en dar vi- mos el guión, vio las pruebas de me. Se lo comenté durante la visida a la ektraña máquina que tam- los actores, habló con Marisa Pa- ta al rodaje de ima película de Aterradora esperanza bién, entre sus funciones, tiene a de simular una ruta solidaria- ¿Cree que la película tiene por alguna de las ciudades más posibilidades de premio en Canpobres del mimdo. nes? -Igual que los otros 22 restanEl Furamóbil coproducido tes. De no ser así, consideraría en colaboración con la Fundauna tonteria ir a Cannes. Recoción Municipal de Cultura de Valladolid, saldrá de gira tras su esAsegura que El coronel no tie- que habían fracasado porque lo nozco que el festival es una buetreno mundial a diversas ciuda- ne quien le escriba es una histo- que se contaba se quedaba difu- na plataforma para el lanzamiendes de Alemania, España, Fran- ria que se cuenta sola por su ele- minado por toda Iberoamérica. to de una pehcula. Todos tenécia, Italia y Gran Bretaña. gancia y perfección. Es mi novela En México tenía mis referencias, rnoslas mismas aterradoras espePera Tantiña, máximo creador preferida, tan mía como de todos a mi famiüa, a los míos. Me vi ranzas. sola arrancándole amorosamen- -Salma Hayeck es otra sorpredel espectácvilo, definió la máqui- aquellos que la han leído sa en elfilme El coronel no tiene na como un amasijo de hierros Sin embargo, dice que cuando te la novela a García Márquez. que necesita al público para fun- se la dieron para hacer el guión Apasionada con el reto, comen- quien le escriba cionar, y a la vez se traslada y me entró un ataque de pánico, ta que no tenía que luchar contra- -Cuando se enteró, se ofreció transforma durante la hora y me- adoraba el texto. Tardé dos me- la trama. Me dejé llevar por ella. para trabajar. Paz Aücia amplió dia que dura, que no tiene argu- ses en recobrar lá entereza. La Escribí a golpe de placer, a cie- la presencia de la joven prostitu Inento, ni más intervención que novela significaba tanto para tan- gas, sin plan, con muchas ga- ta que evita que la narración tenla de cuatro actores- técnicos que tos. Descubrí que para escribir te- nas... Y la leí al abrigo del alba. ga que recurrir a los flash back evitarán el descontrol del tras- nía que hace que la historia fuera Descubrí que había escrito una para enteramos de lo que ha ocuto mexicana. Había muchos casos historia de amor rrido en el pasado. Garciadiego: Escribir el guión supuso un reto paralizante