Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 9- 5- 99 DEPORTES ABC 9 5 El Madrid, engordar para morir La entrada de Guti reactiva a los de Toshack que, muy cerca de la remontada, fueron presa de la contra de la Real Sociedad otro partido en el que el Madrid regala: tiempo, talento, jugadores desequilibrantes, concentración... Tiró por la borda una primera parte en la que fue a remolque de su desidia y descontrol, sin juego ofensivo ni ambición. La entrada de Guti re- iiilllilKliiiliM San Sebastián. José Manuel Cuéllar activó de tal forma al Madrid que en siete minutos empató el encuentro. Sin embargo, cuando más cerca estaba de ganar el. partido, una contra donostiarra hizo mella en la ñ- ágil defensa visitante. Es deck, nadar para ahogarse luego en la orilla. R A S CE A Alberto; López ReEL O ID D karte, Loren, Pikabea, Aranzábal; Arambüru (Antía, m. 79) Gómez, Idiákez (Fuentes, m. 8 S) De Pedro; Sa Pinto (Aldeondo, m. 70) y Kovacevic. BEAt M D I Illgner; Panucci, A RD Hierro (Karanka, m. 50) Iván Campo, Roberto Carlos; Sanchís (Tote, m. 76) Redondo; Seedorf, Mijatovic, Savio; y Morientes (Guti, m. 43) A BT O Prados García, del coleRIR gio andaluz. Amonestó a Loren, Idiákez, López Rekarte, Sa Pinto, Toshack y Roberto Carlos. G L S 1- 0, m. 32: Idiákez. 2- 0, m. OE 45, De Pedro, de penalti. 2- 1, m. 46: Guti. 2- 2, m. 53: Savio, de penalti. 3- 2, m. 75: Kovacevic. nalti que se inventó Mijatovic, les perdonó la expulsión a Loren (dos veces) Idiákez y, durante todo el partido, a Rekarte, que se hartó de hacer faltas a Savio. Pero el Madrid, con Guti, ya jugaba al fútbol y tenía una presencia ofensiva que antes le faltaba. La Real, aturdida y tocada, tenía problemas, por lo que tuvo que recurrir a la patada al tobillo y tente tieso para frenar la avalancha. El contragolpe donostiarra que originó el ataque del Madrid lo cortó momentáneamente Illgner con dos paradas seguidas de antología. Aunque el partido parecía más del lado del Madrid, la contra de la Real volvió a hacer sangre en la blanda derecha de su rival. Un centro de Rekarte no. lo cortó el juego aéreo de los de Toshack y Kovacevic entró como un cañón para cabecear a la red. El Madrid, que estaba jugando bien en esos momentos, entró con todo en el tramo final del encuentro, pero Krauss reaccionó con acierto y metió a Antía en el campo para guardar sus espaldas. Si el partido había sido soso y lento en la primera parte, en la segunda se reactivó y cobró una 3i a 2 La fractura que se aprecia en el club se trasladó al terreno de juego y el equipo se partió en dos por el medio campo. El doble pivote fue un fracaso en un periodo en el que el Real Madrid intentó contener a la Real Sociedad, aunque fuera sacrificando su aspecto ofensivo, que apenas existió. Los de Krauss se aprovecharon del descontrol madridista. Con un rombo que propiciaba un nexo de unión entre las líneas y con una mayor conciencia de equipo, la Real hizo circular muy bien el balón, con buen criterio y excelentes aperturas a las bandas, donde destacaron Arambüru, un estupendo jugador, y De Pedro. En el Real todo fue provisional, aleatorio, individual. El caudal ofensivo se encomendaba a las arrancadas de Savio, que acabaron siendo previsibles. De los demás no se tuvieron noticias: una buena jugada de Seedorf a cambio de perder diez balones con anterioridad, Mijatoyic en mediocre estado de forma y Roberto Carlos pifiándola una y otra vez. Pero lo peor fue la quiebra del medio campo donde Redondo y Sanchís cedían metros a la medular local, dando así arsenal bélico a la Real, que tenía tiempo para organizar la mejor ofensiva posible. La Real acabó marcando en una buena jugada trenzada sin que por ello hubiera reacción de los de Toshack, que siguieron deambulando, corriendo al tran tran sin espíritu alguno. El colmo de la falta de concentración Uegó al borde del descanso. Con el tiempo agotado y sin que Sá Pinto tuviera opción alguna (estaba tapado por Iván Campo) TELEPBESS Sanchís intenta controlar el balón ante la presión de Idiákez Roberto Carlos metió la pierna por detrás en ima acción infantil que sólo podía causar perjuicio a su equipo. Así fue. Penalti absurdo, de los que sé podían haber evitado sólo. con estar bien centrado en el juego. Marcó De Pedro y el MaMd quedó para la tormenta del vestuario. Muchas cosas cambiaron en la segunda parte, sobre todo porque salió Guti, y el Madrid fue otro, con mucho más fútbol y una circulación de balón que antes no tenía. Adelantó líneas y salió más motivado. Ayudó que marcara en el primer minuto en jugada de Roberto Carlos y remate de Guti. La Real se asustó y el arbitro entró en juego. Pitó un pe- intensidad desconocida. Guti, Roberto Carlos y Savio estuvieron a punto de marcar, pero Alberto estuvo muy acertado y la Real, ya estaba muy armada atrás, no dio opción a nada más. Real Sociedad Alberto: bien. Rekarte: regular. Loren: regular. Pikabea: regular. Aranzábal: bien. Aram- Real Madrid Illgner: notable. Panucci: regular. Hierro: bien. Iván Campo: regular. Roberto Carlos: regular. Sanchís: mal. Redondo: mal. Seedorf: regular. Mijatovic: regular. Savio: bien. Morientes: regular. Guti: notable. Karanka: regular. Tote: regular. Lo mejor: Salió Guti y el equipo mejoró a su alrededor, con más fluidez y toque. La segunda parte vio otro equipo, con mejor actitud y entrega. Buenísimas paradas de nigner. Savio exhibió su velocidad y regate. Lo peor: Una primera parte sosa y plana, sin relieve ni ambición. Fragilidad defensiva incluso en los mejores momentos. El doble pivote no funcionó. El técnico: John Benjamín Toshack. Regular. Sigue sin poner a los mejores. Ha corregido la ausencia de Savio, pero no la de Guti, que realizó otra demostra i ción de juego. El doble pivote nf contuvo ni ofreció variedad ofensiva. Al menos, supo reaccionar en la segunda mitad y logivá una reacción de los suyos. büru: notable. Gómez: bien. Idiákez: bien. De Pedro: bien. Sa Pinto: regular. Kovacevic: bien. Aldeondo: regular. Antía y Fuentes: sin calificar. Lo mejor: Una primera parte en la que olvidaron el músculo y se dedicaron a jugar al fútbol, con jugada bien, trenzadas. Afámburu estuvo espléndida en todos los tramos del partido. El equipo se adaptó bien a las dis- tintas fases por las que pasó el encuentro. Lo peor: Se asustó en cuanto marcó el Madrid. Demasiada dureza consentida por un arbitro inoperante y temblón. La defensa flojeó cuando el rival lanzó la ofensiva, y dejó demasiado trabajo pendiente de Alberto. El técnico: Bemd Krauss. Notable. Trabajó muy bien el banquillo según las circunstancias por las que pasó el encuentro. Su dibujo inicial fue más coherente que el del rival.