Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 ABC SUCESOS DOMINGO 17- 1- 99 Capitán Timo retrato del perfecto embaucador José Manuel Quintía Barreiros, el llamado Capitán Timo es capaz de hechizar a las serpientes. Su vida es una novela picaresca del siglo XX en la que el coro de acompañantes lo constituye xm séquito de extraños personajes, algunos vinculados a las Fuerzas del Orden, y en la que él actúa como maestre de ima orden ineLa escena transcurre en un afamado restaurante de Barcelona, a finales de 1995. El Capitán Timo en busca y captura desde hacía más de un año, se ha instalado en esta ciudad donde ha ideado nuevos y deslumbrantes negocios. Mientras almuerza, promete a un empresario otro de sus suculentos contratos con las Fuerzas Armadas. Pero su descripción de las ventajosas condiciones se ve interrumpida. Los comensales de la mesa contigua despotrican contra España, desatando la ira de Quintía. Madrid. Cruz Morcillo xistente A sus dotes de pertinaz embaucador, habría que sumar las de caballero, ingenioso y brillante hasta desarmar al adversario. El pasado lunes, cuando empezó a declarar en la Audiencia de Madrid acusado de estafar 1.400 millones de pesetas, volvió a poner de maniflesto por qué es un genio en el arte del engaño. que se le incautaron y les alquilaba pisos siempre en el centro de la ciudad que, invariablemente, mandaba reformar. En su declaración, detalló al fiscal que contaba con una decena de viviendas en Madrid, Barcelona y Málaga, además de un chalé en Las Rozas para dar buena apariencia Ésta incluía rodearse de una corte de personas, a modo de guardia pretoriana, que le llamaban y le creían comandante. Un bon vivant El Capitán Timo contaba con una flota de 52 vehículos de lujo con emblemas militares. Solía asignar un Mercedes a cada empleado de confianza. Alquilaba pisos para sus colaboradores en las zonas más céntricas de cada ciudad, pagando más de 200.000 pesetas por cada uno. Se hizo confeccionar casi 200 trajes militares, algunos de gala. Vistió de uniforme de la Armada a las secretarias de su bufete y, cuando él entraba, cantaban la Salve Marinera. Se le han incautado facturas millonarias de hoteles de lujo de varios países, en los que acostumbraba alquilar una planta entera. Su escolta se componía de decenas de guardias civiles en la reserva y la comitiva la formaban entre cinco y seis Mercedes negros que acompañaban a su coche, al que llamaban buque insignia Además de los falsos cargos miniares, se atribuyó el título de marqués de Villanas y caballero de la Orden de Yuste. Todo es falso Salado al almirante Entonces el almirante -tras cometer otra estafa en Portugal se había autoascendido, por lo que lucía traje de gala acorde con su cargo -telefonea a la Policía y le comunica lo que acaba de oír. Varios agentes acuden al establecimiento, cuadrándose ante el oñcial Éste les muestra su DNI y su carné del Ejército, ambos perfectamente falsificados. Y con ellos, acompaña a comisaría a los poUcías y a los detenidos y se atreve, incluso, a deniuiciarlos con su fingido nombre y cargo. La farsa no tarda en destaparse. Poco después, el 21 de diciembre, es arrestado en Barcelona e ingresa en prisión, de donde ya no ha vuelto a salir. Entonces se averigua que, desde su anterior captura en jimio de 1993 y su puesta en libertad 20 días después, sus golpes se han multipUcado en Portugal y, sobre todo, en la Ciudad Condal. En el país vecino, además de sus identidades habituales, se había atri- buido el título de marqués de Villanas- que dice pertenecer a su familia- y el de caballero de la Orden de Yuste, honor del que ya había investido a alguno de sus empleados. Una vez detenido, se empieza a tirar del hilo de sus andanzas. El entramado es tan complejo que los abogados de este caso reconocen que tardaron más de im año y medio en desentrañar sus recovecos. Ante el juez Ahora se le juzga en la Audiencia de Madrid por estafas que rondan los 1.400 millones, pero no será ésta la única ocasión en que tendrá que sentarse ante xm Tribunal. Barcelona y Portugal aguardan. En la capital lusa la juez que instruye el caso espera impaciente su turno, ya que Quintía, desde la Ciudad Condal, ordenó que siguieran a la magistrada por motivos que se negó a revelar. El pasado lunes, el Capitán Timo compareció ante la Sala dispuesto a explicar el tableteo de sus aventuras. Acudió parapetado tras unas gafas de cristales verdes como las usadas por muchos guardias de Tráfico, luciendo peluquín impecablemente peinado, y vestido sin la parafernalia müitar que le convirtió en famoso y falso capitán de fragata, teniente coronel y vicealmirante. A simple vista no resulta un personaje inquietante. A segunda y tercera tampoco debe de parecerlo, a tenor de las personas a las que ha emRENTA barcado en sus sueños de grandeza. Poner fecha al comienzo de sus estrafalarias andanzas, por algunas de las cuales el fiscal le pide diez años de prisión, es tarea casi imposible. Quienes le conocen destacan su inteligencia y sus extraordinarias ideas, algunas llevadas a término, la mayoría durmiendo el sueño de los cien años. Unas conEMPRESA MULTINACIONAL cebidas para terceros, otras para sus propios negocios, administrados por él con pompa y REQUIERE SOLAR INDUSTRIAL para alquilar, en el término municipal de Madrid, o aledaños boato. Asignaba a la mayoría de sus empleados lujosos coches- llegó a reunir una nota Superficie aproximada, de 5.000 a 6.000 metros cuade 52 vehículos, todos con anagramas de las drados. Fuerzas Armadas diseñados por él mismo- Dirigirse al Apartado de Correos (30029) Aportando datos de localización y teléfonos de contacto. hacía que se alojaran en los mejores hoteles, Referencia SOLAR. tal y como reflejan las millonarias facturas Un breve repaso a su curriculum lo situaría casi en el vértice de una pirámide de personajes apócrifos. Prácticamente todo lo que rodea su vida es falso; el resto, utópico. Reconoce haberse quedado con dinero que no le pertenecía- unos 700 millones de pesetas- pero insiste en que creó 145 empleos y en que los dehtos de los que se le acusa pretenden ocultar operaciones de blanqueo de dinero. Segiin él, sus supuestas víctimas sabían que los negocios eran ilegales; tan sólo desconocían su verdadera identidad, es decir, que no era un influyente müitar. Quintía señala al empresario Manuel Álvarez, y a su colaborador Alejandro Alonso, quienes le denunciaron y para los que el fiscal pide una indemnización de 1.500 millones. Los contactos entre Quintía y Ner Ibérica firma a la que Álvarez suministraba fondos, comienzan en 1991. El Capitán Timo planea varias operaciones para colocar dinero de este empresario: la compra de terrenos para el Patronato de casas militares y partidas de sábanas destinadas igualmente COMPRAIVIOS EDIFICIOS COI t INQUILINOS ANTIGUA 3 bue f pzones para háfefse socio 1 DEV, CLUB DE VINOS DE GALICIA ¡SER SOCIO ES GRATUITO! (No supone compromiso de compra ni pago de cuotas mensuales) RECIBA EN SU CASA LOS MEJORES VINOS GALLEGOS ALBARlÑO, GODELLO, TREIXADURA, etc (11 entregas al año) COMO BIENVENIDA AL CLUB RECIBA UNA SELECCIÓN DE SEIS BOTELLAS DE 2 D. O. POR SOLO 5.450 Pts. ¡NO ESPERE MÁS! HÁGASE SOCIO Llamando a ios teléfonos: 986 37 36 98 y 986 26 24 99 (Incluso domingos y festivos)