Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 ABC CAMPEÓN Primera división LUNES 4- 1- 99 El Atlético engrasa la maquinaria Espléndido partido del equipo de Sacclü, que superó claramente al Racing en Santander Pinta bien el Atlético en el nuevo año. Pesde a todas las bajas que presentó en Santander, el equipo apareció fresco, renovado, con creencias y fe en todo lo que hacía. Su presión desarboló a un equipo como el Racing, difícil de superar porque tiene un bloque muy compensado. Si al fínal pasó problemas el equipo de Sacchi Los rojiblancos debieron ganar con mayor ventaja, pero acusaron el cansancio al fínal Santander. José Manuel Cuéllar fue más por defectos propios (relajación con el 0- 3, menos presión, cansancio... que por lo que mejoró el Racing, claramente inferior en todas las líneas y a lo largo de todo el partido. Ganó bien el Atlético y hasta mejor de lo que señala un marcador injustamente apretado. Los madrileños recogieron el fruto de su buen trabajo. lina al que no afectan malos momentos ni bajas formas porque ya se sabe que no es de este mimdo. Se cansaba el Racing de intentar forzar simplemente la primera línea de presión atlética, tanto que era ilusorio pensar en romper la segunda, a la que le llegaba todo futrado y bien filtrado, con presiones en la banda muy ajustadas y un gran sentido de la disciphna en todos. RACING 23 ATLÉTICO Racing: Ceballos; Tais, Merino, Chema, Arzeno (Billabona, m. 55) Sietes; Víctor, Ismael, Vivar Dorado (Shustilcov, m. 55) Bestcliasnylch; y Munitis. Atlético de Madrid: Molina; Aguilera, Santi, Chamot (Ramón, m. 67) Serena; Roberto (Gaspar, m. 84) Valeren, Bejbl, Lardín; José Mari y Correa (Juninho, m. 74) Arbitro: Prados García. Tarjetas a Bestchasnykh, Santi, Arzeno, Serena, Roberto, Shustikov y Valeren. Goles: 0- 1, m. 11: Correa. 0- 2, m. 29: José Mari. 0- 3; m. 66: Chamot. 1- 3, m. 69: Ismael. 2- 3, m. 88: Bestchasnykh, de penalti. Olía a partido para el Atlético. No se sabe muy bien la razón, pero se vio desde el principio del encuentro. Muy activo el equipo de Sacchi, revolucionado en su presión, motivado, como si estuviera con las pilas a tope. El Ra m g no estaba en el mismo nivel, ün escalón o dos más bajo. Al Atlético le faltaban ocho jugadores, pero el equipo titular tenía en esta ocasión buena cara porque estaba muy compensado. Dos carrileros trabajadores y, a la vez con buena llegada, sobre todo por el lado de Roberto, en el medio campo; en el centro, el obrero más laborioso, Bejbl, nivelado con el mejor artista, Valeren, que fue el que abrió la espita de la victoria con un pase espléndido que pilló a la blanda defensa local con el trasero al- ire. Y atrás, firmes con la formi dable actuación de Chamot, una tónica común ya en este equipo. Excesiva relajación El Atlético cedió en la segtuida parte, no en su esfuerzo y sacrificio, pero sí en la actitud. Se echó excesivamente atrás, cedió demasiados metros y se vio acosado por el Racing que, sin ideas ni huecos, presionó con más tesón que otra cosa. Los rojiblancos, a pesar de su conformismo, controlaron sin excesivos problemas a un rival que se desesperaba al no encontrar saüdas. En su atropello, el Racing se dejaba el hilo de sus esperanzas porque tropezaba, bien con Chamot, omnipresente; o con Molina, inabordable en los enfrentamientos directos. Estaba algo agobiado el Atlético cuando un centro envenenado de Lardín lo peinó Chamot a la red. Fue en el momento oportuno porque el Racing, a falta de otros argumentos, acortó distancias con un zapatazo lejano de Ismael, que de otra forma parecía difícil acercarse a los dominios de Molina. El gol de Ismael tuvo la virtud de dejar vivo el partido porque, con el cansancio de los gimnastas de cada equipo llegaron las ocasiones, más de los rojiblancos, que encontraban huecos, que de los locales, que seguían sin ver las cosas claras. José Mari y Juninho, dos veces, tuvieron cerca la sentencia, pero también Molina tuvo que sacar un disparo a bocajarro de Víctor. Marcó el Racing como lo pudo hacer el Atlético, y fue en penalti de Ramón a Bestchasnykh, de ésos que el arbitro pita porque va 3- 1 y quedan pocos minutos, pero que igual pudo dejar pasar por alto. Marcó el ruso para que el Atlético fuera a lo suyo, es decir, hacer sufrir a su gente en ún partido en el que nunca merecieron pasar esos agobios finales. Serena se adelanta a Vivar Dorado dos y superando a Ceballos en el funcionando a tope gracias al enuno contra uno. grase que ofrece la confianza. El Con dos a cero en el marcador, Racing probó con sus mejores el Atlético se dedicó a contener, hombres, Bestchasnykh y Vícalgo que hace muy bien cuando tor, que generaron un par de ocase cree lo que se está haciendo, y siones, bien anuladas por una ayer se lo creía, con la máquina zaga segura y un espléndido Mo- Así jugaron Racing Atlético de Madrid Molina: muy bien. Aguilera: regular. Santi: bien. Chamot: muy bien. Serena: bien. Roberto: bien. Valerón: notable. Bejbl: bien. Lardín: bien. José Mari: bien. Correa: regular. Ramón: regular. Juninho: regular. Gaspar: sin calificar. Lo mejor: Impresionante derroche físico. Presión ajustada y coordinada, sobre todo cuando se hizo en las bandas. Formidables Molina y Chamot. Buenas sensaciones en cuanto a fe y creencia respecto al trabajo realizado. Lo peor: Cedió demasiados metros en la segunda parte. Los cambios no funcionaron bien, quizá porque el banquillo no estaba muy baqueteado Juninho sigue sin estar en condiciones. Ceballos: regular. Tais: regular. Merino: mal. Chema: mal. Arzeno: mal. Sietes: regular. El Racing, sin ánimo Víctor: regular. Ismael: bien. V. Al Racing no se le vio con el Dorado: mal. Bestchasnykh: ánimo dispuesto para afrontar a muy bien. Munitis: regular Biun rival tan serio, tan organizado llabona: regular. Shustikov: y tan concentrado. No se le vio bien. porque flaqueaba en exceso atrás Lo mejor: Bestchasnykh, muy y eso arrastraba a todo el equipo por encima de los demás. Lo inen un exceso de desconfianza. tentó todo y casi todo le salió. Aquello de si me vuelco arriba Fue el que creó más problemas. con esta zaga, que tiene hoy el Buena dirección de Ismael. La día tonto, nos meten dos más entrada de Shustikov revitalizó sensación que se vio acrecentada el equipo. Empujó siempre. 4? jon la segunda contra del AtléLo peor: Sin duda, la defensa, tico. Merino y Chema sacaban que ñojeó en exceso. Se esperaba tres metros a José Mari, pero eso más de Víctor y Munitis, que esta es poca cosa para un hombre de vez no encontraron huecos. Po a velocidad del andaluz, que cas ideas para superar la presión. acabó Tobándoles la cartera alos Poca aportación por las bandas.