Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 ABC ESPECTÁCULOS Crítica de Cine MARTES 3- 11- 98 Jazz Art Ensemble of Chicago: el ruido y la ftiria Madrid. Luis Martín En la tercera entrega del ciclo Músicas Creativas y de Raíz en la Universidad que organiza el colegio mayor San Juan Evangelista, visitó en la tarde del domingo su club de jazz el legendario Art Ensemble of Chicago, una formación que, fundada hace treinta y un años por el saxofonista Roscoe Mitchell, ¿continúa, con la excepción de la baja producida por el africanista Joseph Jarman, manteniendo la esencia de su formación original. El programa interpretado estaba armado con el estreno de los materiales recientes del álbum Comming home Jamaica más el agradecible añadido de un par de composiciones que el cuarteto regaló en los ñiuy solicitados bises, pertenecientes a grabaciones anteriores. Cinco cautivadoras obras en total, dos de ellas de extenso desarrollo free, que supo transmitir en todo momento la exhuberancia tímbrica, la hondura y la tensión, ya habituales en los conciertos del Art Ensemble. No en vano, juntos y por separado, sus componentes están a la cabeza de la comuni dad de vecinos más ruidosa y divertida de la mastodóntica urbanización del jazz contemporáneo. Cuatro tipos a los que, muy lejos de habérseles enfriado las ganas puestas en su quehacer, el paso del tiempo pareciera que pone más en evidencia una furia que ni siquiera conocía antecedentes en las anteriores visitas, de 1979 y 1993, que este crítico es capaz de recordar ahora. El show de Traman la vida es Tómbola Producción: Scott Rudin, Andrew Niccol, Edward Feldman, Adam Schroeder. Dirección: Peter Weir. Guión: Andrew Niccol. Fotografía: Peter Biziou. Música: Burkhard Dallwitz. Intérpretes. Jim Carrey, Ed Harris, Laura Linney y Noah Einmerich. Lester Bowie, el rey de la fiesta Venían, cómo no, el trompetista Lester Bowie, el contrabajista Malachi Favors, el baterista Don Moye y el aludido Roscoe Mitchell, en los saxos y en el manejo de un complejo tenderete percusivo, que, como el de Moye, incluía cencerros, gongs, bocinas y im sinñn de artefactos, diseñados con el único fin de ser golpeados. Un utillaje que apenas encontraba hueco en la escena, y con el que todos- especialmente Moye y Mitchell- alcanzaron el cielo de la singularidad. No menos cerca estuvo por otra parte el contrabajista Favors, cuya herramienta más de una vez ha sido excusa para qué la tinta de algunos de nosotros se haya derramado intentando relatar sus sólidas invenciones. Lester Bowie fue, sin embargo y como siempre, el rey de la fiesta. Hablo de un soplador sublime que avanza siempre la calidad de su. fraseo; un tipo que encuentra su personalidad explorando las sonoridades menos evidentes de su trompeta, y para ello no duda en soplar en falso, fuera del micro, desgañitarse. Fue un fantástico ejercicio de hbertades que debido a la escasa duración, del concierto nos supo a bien poco. D Se intensifica la cooperación teatral con Iberoamérica. El INAEM ha hecho pública su intención de incrementar la cooperación cultural con Iberoamérica, para lo cual se celebrará un encuentro de programadores y gestores que tendrá lugar en Madrid en febrero de 1999. Asimismo, se ha presentado un volumen que recoge las actas del Encuentro Hispano- Venezolano de Autores de Teatro, cele, brado en Caracas en 1997. En corresponden -cia, el dramaturgo venezolano Rodolfo Santana impartirá un taller de dramaturgia en la Casa de América, al tiempo que un ciclo ¡s de lecturas mostrará textos de autores de aquel país, informa Pedro Manuel Víllora. En los primeros escarceos con esta brillante esa ciudad, con actores que hacen de ciudapeHcula germinada por una idea genial, el pri- danos, -actrices que hacen de esposas, niños mer sentimiento que aflora es el de sorpresa. que han crecido en el papel de amigo de TruSólo un instante, hasta que cae uno en que la man; momentos divertidos, equívocos, con cávida más zafia te ofrece el doble: maras por todos sitios, policías, sorpresa, sorpresa y cosas así. banqueros, paseantes, el centro y el Lo que propone argumentalmente alrededor de una vida, trucado, fin El show de Truman es una terrigido, gracioso y... depresivo, la ble fantasía: alguien, una persona otra tecla que pulsa en el espectanormal, vive sin saberlo dentro de dor: entre gracia y gracia, produce un show televisivo desde el un vacío deprimente ante la magnimismo día de su nacimiento. Dicho tud del engaño, y al tiempo que así, no suena más tremendo que la Truman tira de los hilos que lo existencia de cualquiera de los semueven, imo empieza a sospechar res que nacen, crecen, se multiplien sí mismo la madeja que lo encan y mueren ante millones de pervuelve. Conclusión: una rara ansonas en programas televisivos abgustia. surdos y pensados, hechos y Jimto al de Jim Carrey, hay otro tratados por gente absurda. personaje crucial en esta historia, Jim Carrey el de su dios particular, el creador La elección del actor para protagonizar esta farsa vital es arriesgada y acer- de su mundo, el que maneja su cotarro, intertada. Jim Carrey, hasta ahora un tuercebotas pretado con un sutil toque de doctor Frande la profesión, encarna al pobre hombre sin kenstein por Ed Harris, actor poderoso en vida propia con sus defectos inevitables (tiene cualquier tipo de papeles, pero, especialla cara que tiene y la usa como la usa) y con mente, en los poderosos. Esta gran broma dirigida por el eficaz Peter unas virtudes insospechadas (parecer tonto es la mejor manera dé ser listo: profundiza en su Weir es, pues, una película en la que te partes personaje hasta encontrar su lado patético y de risa y en la que, simplemente, te partes en proyectarlo ennoblecido y dramático. Sin per- dos. Luego, conviene olvidar todo esto, no vaya a ser que la metáfora sea, en reaUdad, un der la gracia) El show de Truman consigue algo casi im- espejo cóncavo de nuestra propia vida. posible: tocar (te) dos teclas a la vez, y contraE. RODRÍGUEZ MARCHANTE dictorias. Cómo no reírte de la vida ficticia de Rock Alanis Morissette: adicta a la meditación La cantante pone hoy en la calle Supposed fonner infatuation junMe De ahí en adelante salen joyas como Madrid. Manuel de Morales El éxito no es ima pócima que se pueda di- Thank U el primer sencillo que ha venido gerir fácilmente. Mejor dicho: no todos saben sonando desde hace semanas. Es la primera digerirla. Tras la expresión volcánica de vio- canción que escribí con Glenn Ballard, guitarrista y productor, que también lencia que reveló en Jagged little está en este disco. Después de hapill su primer disco, la canaber parado un poco y sentir que diense de veinticuatro años Alanis ése era el primer momento de mi Morissette regresa hoy a las tienvida y sintiendo una profunda medas de la mano de Supposed forlancolía, después de eso me quedó mer infatuation junkie (Supuesta un poderoso sentimiento de gratiex adicta a la infatuación) una tud, de inspiración y compasión muestra de reflexión rock al puro Textos y música más tranquiestüo americano. los... revelaciones sobre lo que Y es que aunque ella asegure ha ocurrido, sobre todo, en estos que se siente muy europea, y por tres últimos años. Fama, dinero, sus venas corra sangre húngara y posición El sentirme obligada francófona, Alanis ha vuelto con constantemente a mirar fuera de diecisiete temas nuevos que se incluyen de motu proprio en el más Alanis Morissette mí para saber quién era o qué era, para sentirme satisfecha Pero añejo rock clásico norteamericnao. Canciones de meditación, de reflexión. Un con cambios: contrariamente a lo qué demosdisco que va a sorprender a todos: a los que traba en Jagged Uttle pul Alanis ha aprenesperan otra dosis de caña, porque no la dido a expresar su ira, a escucharla y manitiene, y a los que aimque no esperan nada sí festarla de una manera no destructiva. están expectantes, porque lo merece. El nuevo trabajo (en el que acertadamente Tras vender más de 28 millones de copias se han traducido al español todas sus estreen todo el mundo con su primer disco, Alanis mecedoras letras) es una fotografía de este se echó las responsabilidades a la espalda. Ni momento de mi vida. El poder tomarme el vacorta ni perezosa, dio carpetazo con todo y se lioso tiempo de reflexionar sobre las cosas, marchó de viaje. Sus estancias en Calcuta y me permite la libertad de escribir desde una toda la India le han marcado definitivamente; situación de amor o de inspiración y no desde no sólo le han dado la inspiración y capacidad la impaciencia o el temor. Para mí, mis discos para crear otra vez, sino que han vuelto refle- tienen éxito en el momento en que los he xiva a quien antes reaccionaba de forma vis- terminado y no. tengo expectativas con respecto a ellos Pues es para tenerla. ceral a ciertas situaciones y personas