Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 2- 8- 98 ABC I 57 Pendas: Los coros de las catedrales no se moverán Asenjo: La Iglesia es quien tiene la última palabra La polémica por su hipotético traslado dentro de los templos no ha restañado Todos quieren quitar hierro al asunto. Sin embargo, no coinciden abiertamente. No se trata de una adivinanza, sino del problema- mas abstracto que real según Benigno Pendas, director general de Bellas Artes- que hasta ahora en términos abstractos y no concretos. Da datos: En ninguno de los planes directores de las catedrales, fruto de un convenio entre la Iglesia y el Estado en enero de 1997 sobre las noventa y dos catedrales de España, se contempla esta problemática. Es más, si hubo algo de tipo conñictivo no fue en ese marco. Ya se ha cumplido un tercio de los planes, otro está en marcha y un tercero pendiente. Pues bien, en ninguno se habla de los coros Madrid. Trinidad de León- Sotelo se cierne sobre los coros de las catedrales españolas. ABC ha conversado con Pendas, Ramón González Amezúa, director de la Academia de Bellas Artes, y Juan José Asenjo, secretario de la Conferencia Episcopal. González de Amezúa una propuesta formal Pendas se muestra contrario a que lo que denomina hipótesis enturbien unas relaciones tan cordiales como las de la Iglesia y el Estado en lo referente al Plan de Catedrales Fue en Castilla y León donde empezó la diatriba, pero Pendas insiste en los datos: De las once catedrales de esa Comunidad Autónoma se han aprobado los planes sin citar los coros De las once catedrales de la Castilla y León, únicamente la de Valladolid no dispone de coro, y el resto (Ávila, Burgos, León, Astorga, Palencia, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Segovia, El Burgo de Osma y Zamora) disfrutan de estos beUos legados de escultura en madera. Navascués decía en su discurso en Bellas Artes que aquí muchos piensan que es un mueble molesto que quita la vista de otras cosas, pero en realidad es el corazón de la liturgia y su motor. Es tan importante como el altar y lo que diferencia a la catedral de cualquier otra iglesia de grandes dimensiones. Hasta tal punto ha sido así que en España el edificio catedralicio se construía en base a la colocación del coro en el centro de la nave, algo que no se hacía en otros países europeos. A pesar de eso, ya han desaparecido coros de importantes catedrales como los de Santiago de Compostela, Granada, Huesca y Barbastro, entre otros. Para muchos, entre los que se encuentra Pendas, la identidad de nuestras catedrales estaría en juego si se trasladaran los coros de los que entiende que forman parte del alma de la iglesia en la que se encuentran. Son emblemáticos y su ubicación ha durado siglos arguye. El director general de Bellas Artes quiere diferenciar que una cosa son los discursos científicos sobre el asunto y otra la que le toca a él que se basa en solucionar realidades concretas. Benigno Pendas El asunto se destapó el pasado mes de mayo cuando el nuevo académico de San Fernando, Pedro de Navascués, subdirector de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y secretario del Instituto de Arquitectura Juan Herrera centró su discurso de ingreso en la institución en la Teoría del coro en las catedrales españolas en el que se refirió a la importancia del coro en estas iglesias a la vez que denunciaba el maltrato que sufrían desde 1901. Baste con informar acerca de que la que fue verja del coro de la catedral de Valladolid se admira hoy en el Metropolitan neoyorquino. Entre dimes y diretes, la ministra de Cultura, Esperanza Aguirre, elegía uno de los últimos días de julio para declararse contraria al traslado de los coros de las catedrales por considerarlos elementos importantísimos desde el punto de vista artístico, monumental, cultural y musical Y añadió: Entendemos que hay que procurar preservar nuestras tradiciones, no es cuestión de arrancar los coros de donde están para que pueda celebrarse la liturgia de una determinada manera o acorde con un determinado criterio Al oponerse al traslado sugeriría, también, que es preciso rehabilitarlos y enseñarlos al público con el fin de que conozcan su valor. Deben utilizarse en el modo- en que fueron concebidos remachó. Coros desaparecidos En su opinión ha sido una minoría de obispos la que ha hecho alusión al asunto en declaraciones aisladas y no plasmadas en Culto y cultura Juan José Asenjo, secretario de la Conferencia Episcopal, quita leña a un fuego que cree que se ha dado más en la Prensa que en otro espacio, porque no existe ningún proyecto formal de quitar o trasladar coros por parte de los obispos, aunque algunos están tratando esa posibilidad con sus asesores Puntualiza que hay coros que por su importancia, como el de la catedral de Toledo, deben quedarse como están; distinta puede ser la actitud con otros cuyo traslado no suponga ningún desacato artístico Se moverían en función de la liturgia y, en general, serían llevados a la capilla mayor delante del altar mayor. Cada caso es un mundo informa. Culto o cultura parece ser la disyuntiva y monseñor Asenjo tiene claro que lo cultural debe prevalecer sobre lo cultural, porque hablamos de templos dedicados a Dios Entiende que la participación activa de los fieles en el culto puede exigir una nueva disposición del espacio celebrativo. Insiste en que no desdeña el as- pecto cultural y estético de las catedrales, que constituyen el conjunto monumental más importante de España, pero la Iglesia debe verlas ante todo como edificios cultuales, litúrgicos y evangelizadores. Ramón González de Amezúa, director general de la Academia de Bellas Artes, es optimista. Para él, un asunto que nació de Plan de inversiones Juan José Aisenjo rumores ya está aclarado. Cuenta que la institución que dirige envió cartas y el discurso de Navascués a unos ochenta obispos titulares y eméritos y recibió una acogida muy positiva. El nuncio, el cardenal de Madrid y la ministra de Cultura fueron objeto, también, de sendas misivas. González de Amezúa afirma que si algún obispo tuvo la veleidad de trasladar o suprimir el coro de alguna catedral ha cambiado de opinión Está convencido de que si existió la posibilidad de mover los coros, la cuestión se ha parado por una larga temporada. No cree que los rumores hayan sido estériles, porque han contribuido a que la gente tome conciencia del asunto. -Y en un aspecto es rotundo: No se puede recurrir a la nueva liturgia para justificar barbaridades Este año, el Gobierno ha duplicado el presupuesto dedicado al Plan Nacional de Catedrales que ha ascendido a 1.117 mülones de pesetas. ¿Podrían llegar las cosas al extremo de que el Gobierno retirara su ayuda o parte de ella si el tema se enconase o pasara del debate teórico a un plan concreto? Pendas piensa que no habrá ningún contencioso, porque, además, el Gobierno desea conservar el patrimonio español, una herencia histórica de incalculable valor. El director general de Bellas Artes no ignora que la titularidad de las catedrales corresponde a la Iglesia, pero si se le recuerda manifiesta que hay firmado un Convenio Nacional de Catedrales con el Estado en el que figuran dos elementos claves e indisolublemente unidos en lo que respecta a estos edificios. Por un lado se establece el factor religioso, pero por otro no se obvia que se trata de bienes culturales de primera categoría. Claras posiciones ABC trasladó esta opinión al secretario General de la Conferencia Episcopal y obispo auxiliar de Toledo, Juan José Asenjo, que fue conciso: Quien tiene que decir lo que hay que hacer es la Iglesia y no la ministra Así las cosas parecía indicado conocer la apreciación de Benigno Pendas, director general de Bellas Artes, que tampoco se anduvo por las ramas: La posición del Ministerio es clara La resume afirmando que los coros son elementos indispensables de las catedrales españolas Pero no señala problemas entre el Ministerio, la Iglesia y las Comunidades Autónomas, porque están condenados a entenderse Si existe alguna inquietud con respecto al tema está planteado