Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 25- 6- 98 DEPORTES Si CSSSi ABC 9 3 Goleada inútil, España vuelve La selección de Javier Clemente fue capaz de hacerle media docena de tantos a Bulgaria... La ley del fútbol es, a veces, inapelable. España pagó anoche por todos sus pecados mundialistas. Venció, goleó, incluso con facilidad y ratos de buen juego, a Bulgaria, pero Paraguay también se quitó del medio a Nigeria con solvencia. Y como Chilavert y los suyos habían pecado menos, tendrán el premio de enfrentarse a Pero Paraguay también pudo con Nigeria y será rival de Francia en los octavos de final Lens. Enrique Ortego, enviado especial Francia en octavos. La selección de Clemente, que había levantado más expectativas que nunca, vuelve a casa sin pasar de la primera fase, algo que no sucedía desde Argentina 78. Mal que le pese al técnico, que no lo considera así, es un fracaso. Una desilusión mayúscula. No se ha cubierto ni el más mínimo de los objetivos. balón, más ios de Alfonso sacando a su marcador, Yordanov, España campó a sus anchas por la parcela del rival. Allí se deberían jugar siempre los partidos, en el campo del contrario. Luis Enrique hizo el segundo en una buena combinación con Echeberría y pudieron y caer cuatro antes del descanso, mientras Nigeria ya había puesto las cosas en su sitio y empataba ante Paraguay. Morientes buscó el gol con esa faciüdad que tiene para moverse por todo el frente del ataque y un cabezazo suyo, casi al final del primer tiempo, debió ser el tercero. Bulgaria había sido, mientras, un invitado de piedra. Stoichkov pidió cambios al banquillo a voz en grito y salió Penev. Pasó a jugar con tres puntas y comenzó a llevar peligro, pero Zubizarreta estaba ayer seguro e inspirado. También dejaba más espacios en el medio campo y la selección acabó llegando con cierta facilidad. El tercero llegó en una contra letal del Luis Enrique con remate de Morientes, quien por fin encontraba fruto a su trabajo. El resto del encuentro sobró. Fue un suplicio. Paraguay ya estaba por delante y la selección de Clemente se dejó llevar. Acortó distancias Kostadinov, en pleno desconcierto del equipo, seguro conocedor de que estaba eliminado. En los últimos minutos, con la clasificación imposible, fueron cayendo más tantos. El cuarto, también de Morientes. Los dos últimos, de Kiko. Nunca tantos goles valieron para tan poco. Los errores suelen pasar factura y España no tenía crédito para pagarlos. ESPAÑA 61 BULGARIA España: Zubizarreta; Aguilera, Nadal, Alkorta, Sergi; Hierro, Amor; Echeberría (Raúl, m. 50) Alfonso (Kiko, m. 63) L. Enrique (Guerrero, m. 69) y Morientes. Bulgaria: Zdravkov; Nankov (Penev, m. 30) Guintchev, Ivanov, Yordanov, Kichichev; Borimirov, Batchev, Balakov (Hristov, m. 59) Kostadinov y Stoichkoy (Iliev, m. 46) Arbitro: Van der Ende (HoL) Amarilla a Aguilera, Penev y Guerrero. Goles: 1- 0, m. 5: Hierro, de penalti. 2- 0, m. 19: Luis Enrique. 3- 0, m. 52: Morientes. 3- 1, m. 55: Kostadinov. 4- 1, m. 80: Morientes. 5- 1, m. 88: Kiko. 6- 1, m. 90: Kiko. Demasiado tarde. Casi, si me apuran, duele más. Sacar los billetes de vuelta el día 25 de junio, después de marcar seis goles en el último partido, es un castigo doloroso. Una paliza brutal. Observar, aquí en Lens, a cientos de aficionados con lágrimas en los ojos es patético. No, no es demagogia barata. Son realidades. Sensaciones que ayer tuvimos todos y cada uno de los que creíamos en esta selección. Las mismas que sintió ese gran portero que se despedía del fútbol y se llama Andoni Zubizarreta. Según caían los goles de Es- paña en la segunda parte la rabia- ¿o era impotencia? -se adueñaba de todos. España sacó lo mejor de ella en su último día. Con el agua al cuello y el espíritu, el corazón y el alma en Toulouse, al sur de Francia. En Lens, al norte, sólo estaba el cuerpo. Suficiente para llevarse por delante a la banda de Stoiclíkov La selección hizo sus deberes pronto. Sabía que bastante agonía se iba a encontrar al final con las noticias que llegaran del Nigeria- Paraguay como para crear ella más. Al descanso, el cuerpo ya había cumplido con su deber. Como estaba anunciado por el técnico, España jugó sin Raúl. Tres cambios con relación al segundo encuentro. Nadal por Abelardo, Alfonso en la media punta por Raúl y Morientes por Pizzi. El sistema y la táctica, la misma. El 4- 2- 3- 1 con el que ha jugado los tres partidos. Ajenos a que Paraguay ya había aprovechado la primera cantada de ese pésimo portero que es Rufai, Hierro pudo marcar de falta en el primer minuto. Y a los cuatro, Van der Ende consideró penalti un forcejeo entre Yordanov y Luis Enrique. Hubo contacto, pero el azulgrana se dejó caer como los ángeles. Gol de Hierro. Jugó bien España a partir de entonces. No se complicaba la vida. Con la casi constante posesión del esférico, el equipo buscaba la movilidad y velocidad de Luis Enrique y Echeberría, que se intercambiaban de banda con precisión y peligro. Sólo con esos movimientos de desmarque sin Mañana comienzan nuestras Madrid f REBAJAS Abierto al mediodía Parlé. sGratutoParaCUenteseaAy 13