Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 ABC ESPECTÁCULOS Flamenco Crítica de teatro MIÉRCOLES 29- 4- 98 Qué gran trecho entre Las Corraleras y Los Activos En el Teatro Lara, el lunes, asistimos a un espectáculo de música andaluza verdaderamente compuesto de dos partes sumamente dispares, dentro del ciclo Flamenco viene del Sur que patrocina la Junta de Andalucía. Y lo más sorprendente del caso es que el público, generoso donde los haya, aplaudió con la misma fuerza al conjunto Las Corraleras de Lebrija, conservador de las antiguas sevillanas populares, que a Los Activos, un grupo joven de Huelva empeñado en ser el prototipo delflamencomás moderno, hasta el punto de resultar un tanto estrafalario. Pero vayamos por partes. Las Corraleras de Lebrija- cuatro veteranas flamencas acompañadas de un tocaor- desarrollan todo un amplio abanico de viejas sevillanas casi sin respirar, y tienen cierta chispa, aunque tal vez lucieran más con una dirección artística que les modere su dinámica interpretativa, que peca de rápida en todos los órdenes, y que le aconsejara no interpretar otros estilos, en los que dejan mucho que desear. Y Los Activos, que realmente son unos percusionistas avezados por encima de todo, toman los sones flamencos festeros para, avasallar su rítmica. Lo hacen a tal velocidad que llegan a un paroxismo en el que la entidad musicalflamencadesaparece. Y cuando intentan ceñirse más a los estilos del género, pero queriendo infundirles nuevos rumbos, no dejan de ser un tanto vulgares desde la voz- que es una endeble voz femenina- hasta las patas de baile por bulerías, un tanto grotescas y sin enjundia. Si en su disco nos causaron mejor impresión, en directo nos han defraudado esta vez, quizá porque se proponen una evolución precipitada. No obstante, el guitarrista es excelente y, repetimos, como percusionistas son unos artffices sin lugar a dudas. Algo es algo, que se dice a modo de consuelo. Manuel Ríos RUIZ La Fura deis Baus lanza al hombre al infienio mediático con Faust versión 3.0 La Fura deis Baus hizo anoche en el Teatro Nacional de Cataluña lo únicamente posible cuando se pretende condensar en poco menos de dos horas el drama colosal que Goethe creó a lo largo de 54 años: olvidar y crear, como hacen los dioses con esa azarosa fortuna queno conoce la culpa. Recogen las crónicas que el primer Fausto ha visto más de una adaptación escénica, que incluso algún teatro ha acogido la segunda versión. TJn montaje que comprenda las dos aproximaciones de Goethe a su inmortal La Fura deis Baus criatura- otro inquilino de esos Elíseos en los que habitan Ótelo, Hamlet... -es una auténtica rareza con la que se han atrevido pocos, entre esa minoría de osados la prestigiosa Kammer spiele de Munich. La versión libre era la única opción posible y esperada si se anuncia la marca de fábrica de La Fura deis Baus. El producto final deja un regusto extraño en el espectador. Es imposible no dejarse embriagar por el absoluto dominio que Alex OUé y Carlos Padrissa tienen de la tecnología y su estética. La Atlántida (Festival de Granada de 1996) y El martirio de San Sebastián (Roma, 1997) fueron dos buenos ejemplos del poder hipnótico de sus imágenes. Vorágine audiovisual que vuelve a ser protagonista- además de ese gusto por enfrentar el mundo polucionado con el higiénico de hospitales y laboratorios- en su Faust versión 3.0 abierta declaración a la era de la información y las reaUdades paralelas encerradas en un disco duro. El problema es que ese despliegue de mensajes a través de una extraordinaria manipulación de la mirada termina por lanzar una única y dominante emoción que deja mutUada una obra que tiene muchos más matices, tan rica como el compendio de humanidad que Goethe dejó escrito. Después de impregnar al público con fuertes cargas de desazón, angustia, tremendismo y violencia física, verbal, psíquica- como inmersos en una película de horror contemporáneo- es casi imposible creerse ese instante de belleza absoluta por el que Fausto pacta la existencia de Meñstófeles. Qmzá algún alma sensible se deje aturdir por lo obvio, por el abuso premeditado y sistemático de la reducción más grosera del lenguaje, por la gestuaüdad más directa, por la frustrante sexualidad. No podía ser de otra manera si se pretende trasladar la angustia del hombre enfrentado a los misterios del siglo XVín al umbral del segundo milenio. La Fura crea una probeta gigantesca de la sociedad de la imagen, una especie de exudación terrible de todos los estímulos que atraviesan la pequeña y gran pantalla. Cuántas encuestan suman el número de actos violentos que contempla un televidente a lo largo de su vida para terminar con datos escalofriantes. Cruda realidad que La Fura utiliza para enfrentar la dimensión racional que supuestamente representa Fausto a la de los sentidos primarios que tiene en Meñstófeles a su principal embajador. Pero Fausto casi no existe en este montaje. La Fura entrega su obra desde el primer momento a Mefistófeles, una desigualdad que incluso se percibe en la fuerza de la interpretación de los respectivos actores. Mefistófeles es la única opción, el único personaje conductor de esta versión. Posiblemente por que el universo dramático creado por La Fura de alguna manera sólo contempla el infierno, con una riqueza, atención y mimo, que corta el camino hacia la belleza al que aspira Fausto. En realidad, La Fura, incumple el pactó. No hay salvación para Fausto, sólo un averno conocido, aumentado con la efectividad hipnótica de algunas secuencias de 2001, odisea en el espacio o La naranja mecánica o los golpes de sonido de una discoteca. Juan Carlos OLIVARES Pop David Sunmiers presenta nuevo disco y gira por América Madrid. L. Á. Nemolato Esto es para mí un sueño surrealista porque jamás podría haber pensado en una gira por Ibeoramérica y Estados Unidos, algo que todo artista del pop y el rock ambiciona... tocar en la House of blues de Los Ángeles... puede ser muy fuerte Eran las palabras de David Summers quien presentó ayer en Madrid nuevo disco titulado En directo desde el Metropoütan México D. F y una gira panamericana que durará dos meses (mayo y junio) y con la que visitará desde Nueva York hasta Quito pasando por Miami, Chicago o Guayaquil. En total unas cuarenta citas con las que quiere demostrar que las puertas a la música española no están cerradas Son las 20 mejores canciones que he hecho en mi carrera Así define Summers su último trabajo, en el que recopila tanto temas de sus recientes discos como de su pasado junto a los Hombres G. Lo grabamos en directo y en México para saldar una deuda con este país donde la gente se volcó conmigo y porque quería dar un toque fresco y brillante que soloda el directo El artista dijo que en España no le ha acompañado el éxito: Quizás estoy pagando el pato por Hombres G y debo esperar en el purgatorio a que me perdonen Canción Amando Prada recuerda a Rosalía en el Círculo de Bellas Artes de Madrid Madrid. L. Á. Nemolato Un corazón solitario no es corazón escribió Antonio Machado. Por eso, Amánelo Prada vuelve a reunirse con el público desde el escenario del Círculo de Bellas Artes a partir del día 5 hasta el 10 de mayo. Y, además, no lo hará sólo sino con un disco bajo el brazo, Rosas a Rosalía (Fonomusic) y acompañado de un buen plantel de amigos con los que homenajear a la escritora gallega Rosalía de Castro. Éste es un regalo que me hago a mí mismo y que me apresuro a compartir dijo de este proyecto el cantautor leonés. Un espectáculo en el que hará un repaso- a antiguos temas como Cáüd de Chico Buarque y Gilberto Gil a temas de su último disco- junto a algún otro inédito- como Calambú de Antonio González; En un hotel de Manuel Vicent o Canción de la mariposa adaptación musical de un poema de García Lorca que puede convertirse en título de un futuro trabajo. Una rosa cada día para cantar a Rosalía podría ser el membrete dé estos recitales sugirió Prada ya que durante cinco días tendrá en el teatro la ayuda de, también, cinco duetos de los que asegura han sido así, pero podrían haber resultado de otra manera. Yo les propuse cantar conmigo y su unión ha sido totalmente aleatoria Sucesivamente se irán fusionando a Ámancio Prada: Enrique de Melchor y Martirio; Carmen Martín Gaite y Ginesa Ortega; Manuel Vicent y María del Mar Bonet; Chicho Sánchez Ferlosio y las Pandereteiras de Balo y finalmente Juan Carlos Mestre y Marisa Paredes. Todos ellos auspiciados por el sonido de un acordeón, un piano y violonchelo y las musas de la poesía añadió el cantante. Rosalía de Castro, según Prada, es en esta ocasión, el pilar fundamental de los conciertos. De ella asegura que tiene una obra muy llana, muy cantable. Rosalía se inspiró en canciones populares e hizo unos versos de verdad, muy apegados a la tierra, al paisaje... y con los que me identifico