Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 ABC MADRID DOMINGO 26- 4- 98 Fermín Lucas: Ni me preocupa la privatización, ni que la presidencia de Ifema sea rotatoria El nuevo director aspira a que la institución sea la primera feria de Europa Madrid. E. L. Palomera, A. Laso D Lom Casi ocho años de actividad parlamentaria y, ahora, este ingeniero aeronáutico de 50 años, abandona la primera línea déla política. Su partido, el PP, le reclama para la dirección de Ifema, una institución que lleva meses siendo testigo de los más agrios enfrentamientos entre Ayuntamiento y Comunidad. Pero, Fermín Lucas deja su despacho con la satisfacción del deber cumplido y también con el reconocimiento de todos los diputados, incluidos los de la oposición. ¿Qué siente uno cuando es designado por su una gestión eficaz y de futuro, ninguna indicapartido para poner punto yfinala un enfrenta- ción más. miento abierto entre dos administraciones del- Una gestión que, además, usted va a empemismo signo político? zar con el equipo del recién dimitido Luis- Una enorme satisfacción porque han valo- Arranz. rado mi larga experiencia en la pohtica y en la- Sí porque hay que conocer el equipo en progestión del partido. fundidad. ¿Es ésta la recompensa a haber sabido man- ¿Vendrán después los cambios en castenerse al margen de las rencillas entre el Ayun- cada? tamiento y la Comunidad? -O, a lo mejor, las ratificaciones en cascada. -No creo que existan tales rencUlas. Quizá, falta de comunicación o sintonía entre dos personas determiaadas, pero nada más. -Es difícil creer que, después de casi ocho años trabajando con Ruiz- Gallardón, sea usted absolutamente imparcial, como se ha dicho. -Hablamos de un partido, donde lo que funciona o no funciona está por encima de los asuntos personales. Pero, sinceramente yo siempre he trabajado con todos bien. Aunque dicen que, ahora soy municipahsta, sólo soy del partido. -No le dolieron prendas el otro día en reconocer que le apetecía el cargo -y que así lo hizo saber en ambas ad; ministraciones. ¿Quienes fueron sus interlocutores? -Lo dije en una reunión informal de partido. Fue una insinuación leve. No he hablado una palabra de mi sueldo. Y aunque no reivindico el del anterior responsable (en tomo a 27 millones) tampoco puedo ir gratis dones económicas consecuencia de su gestión hubieran bajado en 200.000 millones. Y es que ifema tiene que ser un motor de desarroEo de la Comunidad, aimque en ese desarrollo podamos buscar un punto de equihbrio para que no cueste dinero a la Administración. Pero, insisto el valor de Ifema no es su cuenta de resultados. -Es usted partidario de la reforma de Estatutos como ha propuesto ya la Comunidad- para conseguir una presidencia rotatoria. -Puedo estudiar todo lo que me hagan llegar, pero no reformar los estatutos, una competencia de la Junta Rectora, donde yo tendré voz y no voto. -Pero, ¿podrá usted opinar sobre el hecho de que la presidencia sea un cargo vitalicio para el alcalde. -No es un asunto preocupante porque los puestos representativos son sólo eso: representativos. ¿Cuál es su objetivo inmediato? -Primero, ver la gestión actual. Luego, abrir los mercados y que sean más representativos en Europa y América. El objetivo fetén sería conseguir que Ifema llegue a ser la primera feria de. Europa. Estrategias -Se dice que ya ha pensado en algunos nombres del PP para llevarse a Ifema. -Esas cosas hay que anaUzarlas. -Sin embargo, el otro día contaba que había recibido 50 llamadas en dos horas. ¿Se le ha ofrecido alguien? -Sí, pero no sólo los conocidos, también gente que no conozco de nada. -Volviendo a las patatas calientes del Ifema, qué pasará con la representación de CEIM en la institución ferial y la creación de un comité consultivo de la patronal madrileña para asesorar en la gestión. -Creo que si la Cámara está fuertemente representada en Ifema y si ésta tiene ahora una clara representación de Ceim, la última está sobradamente representada. Desde ese punto de vista, cualquier cosa que planteen lo deberán hacer a través de sus socios. En cualquier caso, no creo que sea una estrategia que yo pueda marcar personalmente. Hay que dejar muy claro que yo podré plantear estrategias de negocio, pero no políticas. -Va usted entonces mentalizado de que su papel será cumplir las estrategias políticas del Consejo de Administración. -De no ser así, la Junta Rectora, en pleno uso de sus derechos, me cesaría. Seré ejecutor de las decisiones de la Junta Rectora porque no tengo, en los estatutos, otra autoridad. -Dicen en los mentideros políticos que el suyo es un nombramiento que tiene fecha de caducidad y que su gestión será de transición. -Todos los puestos tienen la transitoriedad que quieran las personas que toman la decisión de nombrarlos. Espero estar varios años basándome en que la gestión que realice sea eficaz. Será mi único aval. Demagogia gratuita ¿Qué diría a quienes mantienen que su nombramiento es consecuencia de ser hermano del presidente de la Junta de Castilla y León? -Eso sí me duele. Es mi hermano, me llevo maravillosamente con él y estoy orgulloso de él, pero la gente que me conoce sabe la labor que he desarrollado hasta ahora. Somos personas diferentes y siempre hemos llevado vidas muy separadas v desde el punto de vista profesional. El hecho de que a uno no le valoren en ese sentido, me parece una demagogia fácil y gratuita. ¿Y a quienes dicen que se ha elegido más el perñl político que el empresarial y le achacan cierto desconocimiento del mercado internacional? -La gente habla, a veces, desde el conocimiento de forma gratuita. ¿Qué opina de la polémica abierta por el sueldo del anterior director general de Ifema (27 millones de pesetas) que parece que no será el mismo que usted percibirá? -No he hablado ni una palabra sobre este asunto. Supongo que será el justo para una dirección general. No reivindico el sueldo anterior, pero tampoco puedo ir allí gratuitamente. -No es ningún secreto que Ifema atraviesa por una grave crisis política entre instituciones, ¿le ha pedido el partido que dedique sus esfuerzos a resolver este asunto? -No, en absoluto, porque no existen esas luchas. La única orden que llevo es la de hacer De verdad, que no llego alh con ninguna predisposición. -Entremos en Kema, donde se habla ya de privatización parcial. -Ifema es un proyecto consolidado. Hay que analizar la línea de negocio y rentabilizar los proyectos de ampliación. En mi opinión, que ffema tenga, en este momento, una deuda de 21.000 mUlones de pesetas, depende de los activos y de la capacidad de generar recursos para pagar esa deuda. ¿Pero, qué posibilidades tiene de emprenderse la privatización? -El partido siempre ha estado abierto a gestiones privadas, pero no necesariamente todo tiene que ser privatizado. Este es un caso en que la gestión debe redundar más en generar un valor añadido para el resto de las empresas de Madrid que operan en Ifema. Me disgustaría mucho, presentar una cuenta de resultados con unos beneficios de 5.000 millones de pesetas al año próximo y, sin embargo, las transac-