Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 14- 3- 98 CULTURA ABC 49 Fallece a los setenta y ocho años el escritor extremeño Manuel Pacheco Poeta social de posguerra, su obra ha sido traducida a varios idiomas Badajoz. J. A. El poeta pacense Manuel Pacheco, uno de los representantes más destacados de la poesía social de la posguerra, falleció ayer a los setenta y ocho años en una clínica de Badajoz, donde ingresó el domingo a causa de una neumonía que había agravado su ya deteriorado estado físico. Miembro de la Academia de Extremadiu- a desde 1988 y autor de una obra prolífica. Pacheco será incinerado hoy y sus cenizas esparcidas por el Guadiana. Manuel Pacheco nació en Olivenza (Bada- de sus 28 libros. Una obra prolífica que ha joz) en 1919. De formación autodidacta y sido traducida a varios idiomas y que por su huérfano de padre, desempeñó desde muy jo- estilo reaüsta, compromiso moral y elección ven varios oficios manuales por lo que no de temas convirtieron al autor en uno de los más significativos repudo acudir a la escuela de forma regular. presentantes de la Entre su obra lírica destacan títulos como poesía social de pos Ausencia de mis manos (1949) En la tierra guerra. del cáncer (1953) Los caballos del alba (1954) Poemas al hijo (1960) Poemas en Las primeras reacforma de... (1962) Poesía en la tierra ciones tras su muerte (1970) Para curar el cáncer no sirven las evocaban su faceta de libélulas (1970) El emblema del sueño hombre humilde y (1972) Diario de Laurentino Agapito Aga poeta del pueblo puta (1981) y Azules sonidos de la música como señaló el presi (1982) Toda su obra lírica fue recogida, en dente de la Junta de 1986, en tres volúmenes bajo el título PoExtremadura, Juan esía En 1994 publicó Las noches del buzo Carlos Rodríguez Ibay la última editada es El libro de las odas rra. que apareció hace tres años. Para Santiago CasManuel Pacheco telo, director de la Real Academia de Extremadura, la muerte de Pérdida irreparable Manolo Pacheco supone una pérdida irrepaEn los últimos años, Manuel Pacheco, que rable para las letras extremeñas y para la tenía a gala ser im autor autodidacta y que Academia, a la que pertenecía desde 1988. era considerado como uno de los más impor- Fue uno de los grandes poetas de este siglo y tantes poetas vivos de Extremadura, traba- con él desaparece el último representante jaba, junto al profesor y académico de Extre- de aquella magnífica tríada- Delgado madura Antonio Viudas Camarasa en la edi- Valhondo, Lencero y Pacheco- que tantas ción de sus obras completas, que recogerán, páginas inolvidables ha dado a la poesía esde forma postuma, en tres tomos la totalidad pañola Llamazares reivindica la literatura de viajes con Tras- os- Montes Braganza (Portugal) Natividad Pulido La literatura, para Julio Llamazares, impüca un viaje en dos direcciones: hacia su propio corazón y hacia el corazón de los países que visita. Hasta Trás- os- Montes, una región de agreste belleza en el profundo Portugal, se trasladó hace un par de años para descubrir un país y unas gentes que se hallan tan cerca, pero al mismo tiempo tan lejos, de España. Ayer regresaba de nuevo, esta vez acompañado de un grupo de amigos, para recorrer los itinerarios por los que transcurre su último hbro, Trás- os- Montes (Alfaguara) su segunda incursión en la literatura de viajes, género que reivindica el autor porque cree que es la literatura en estado puro Llamazares no entiende la escasa consideración que se da hoy a los libros de viajes, a pesar de la rica tradición que hay en nuestro país. Véase Azorín, Ortega, Baroja... Por confusión y esnobismo, en España hay que pedir perdón y disculparse por seguir una tradición, por hacer lo que siempre se ha hecho se lamenta. Julio Llamazares (Vegamián, León, 1955) ha querido con este übro escribir un fado portugués Siempre le ha fascinado ese destino telúrico de los fados, su ritmo lento, sugerente, embriagador. Enamorado hasta la médula de este pequeño gran país del saber estar y la elegancia de sus gentes, que han dado una lección de dignidad a lo largo de la Historia quiere romper ese olvido histórico en el que los españoles hemos sumido a Portugal, la cara oculta de una luna que es la Península Ibérica Defensor del iberismo, le gusta que haya fronteras, no políticas ni religiosas, sino culturales: Siento una gran emoción cuando cruzo una frontera. He aprendido a descubrir lo mágico y trágico que hay en ellas. Ese mestizaje de culturas hace que la vida lata con más fuerza. Breves Creada en Valladolid la Academia CasteUano- Leonesa de la Poesía El acto de constitución de la Academia Castellano- Leonesa de Poesía tuvo lugar ayer en Valladolid. En él tomaron posesión como miembros de pleno derecho los primeros 19 académicos de número, entre los que se encuentran Claudio Rodríguez, Antonio Colinas, Victoriano Crémer, Luis López Anglada, Juan Carlos Mestre, Eugenio de Nora, Antonio Pereira, Antonio Piedra, Francisco Pino, y Gonzalo Santonja. D Se prorroga 1898, España fin de siglo Ante el éxito de público, la Fundación la Caixa prorroga tres semanas la estancia en Madrid de la exposición 1898, España fin de siglo La muestra, que ha recibido, desde el 12 de enero hasta el 8 de marzo, 92.000 visitantes, cerrará sus puertas el 19 de abril. Asimismo, amplia su horario diario hasta las siete y media de la tarde. D Triangulo picassiano. El futuro Museo Picasso de Málaga, que recogerá la colección de la nuera del pintor en el palacio de Buenavista, formará, junto a las pinacotecas de Barcelona y París, un gran triángulo picassiano afirmó Briggite Leal, conservadora del museo parisino. La historiadora, que pronunció una conferencia en la n Aula Rcasso de Málaga, explicó que los museos pueden formar xma red, servirse y complementarse P O R E S T A HISTORIA MÁS DE UNO H É R O E Í, A C A B E Z A Maje a ninguna parte El autor de El río del olvido se autodefine como alguien que se ha pasado la vida viajando para no llegar a ninguna parte El viaje es, para él, como la vida: no hay que buscar, sino es el camino el que te va ofreciendo cosas. Desde pequeño, el autor siempre quiso conocer la tierra de unos compañeros de colegio, cuyos padres trabajaban en unas minas de León. Una tierra que ha dado grandes escritores. Trasmontanos son, por ejemplo, Miguel Torga y Gástelo Branco. Grabadora en mano. Llamazares reaUzó durante cinco días de agosto, en 1995, su particular vuelta ciclista a Trás- os- Montes esa región fronteriza al noreste del país: Es la esquina perdida de Portugal. Para mí, Portugal es Trás- os Montes y lo demás es tierra conquistada El libro comienza y termina en Braganza- una estrella de piedra en la distancia la define el autor- histórica ciudad encerrada en sus murallas medievales, que dio origen a la dinastía que reinó durante cuatro siglos en Portugal. AUí descubrió Llamazares la belleza de lugares como la Casa del Agua un edificio románico del siglo xn, el ayuntamiento más antiguo de Europa. De Braganza iría a Miranda, Mirandela, Vila Real, Chaves, Monforte, las riberas del Támega... Pero su mayor descubrimiento fueron, sin duda, los habitantes de la zona, porque el escritor cree que la gran riqueza de un país son sus gentes. Llamazares llegó a grabar hasta once cintas de conversación con los habitantes de Trás- osMontes, el origen y el fin de Portugal Una novela de humor y misterio. ALFAGU