Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 ABC 1 arquitecto Félix Candela falleció el pasado 7 de diciembre de 1997 en Nueva York a los 87 años. Había nacido en Madrid el 27 de enero de 1910 y su carrera profesional, especialmente en México y con las bóvedas delgadas de hormigón armado, ha entrado ya en la historia de la arquitectura de forma imborrable. Conocí a Félix Candela en Francia en 1964. Se celebraba el congreso de la Unión Internacional de Arquitectos en París y en una visita a la ciudad de Chartres, mientras comentábamos temas de la profesión, vimos a una persona que se acercaba para escuchar lo que decíamos. Le pregunté si se le ofrecía alguna cosa y me contestó que era el arquitecto Féüx Candela y que le placía oir hablar en castellano sin el acento mexicano al que se había acostumbrado desde que en 1939 se exilió en México. Estuvimos comentando diversos asuntos en especial acerca de su original arquitectura de estructuras laminares de hormigón armado y al final le propuse que, si quería oir el castellano con castizo acento, no tenía más que viajar a España, donde sería siempre bien recibido. Candela me respondió que no volvería a España hasta que Franco muriera. Secuelas de una guerra civil en la que participó en el bando republicano en el arma de Ingenieros luchando, sin saberlo, frente a un ejército que contó entre sus filas y en el arma de Ingenieros también, con otro gran arquitecto, José Antonio Coderch de Sentmenat. Pero Franco no se moría y la impaciencia de Candela pudo más que su prurito antifranquista y, unos años después, visitó Barcelona y pronunció dos conferencias en el Colegio de Arquitectos. Expuso con sencillez su sistema de cálculo de paraboloides hiperbólicos que le per- TRIBUNA ABIERTA DOMINGO 18- 1- 98 E FÉLIX CANDELA Y ANTONIO GAUDÍ das de ladrillo tabicado, mientras que Candela en sus muchas obras en México Por Juan BASSEGODA NONELL y los Estados Unidos mitía construir sus famosos paraguas o usó hormigón armado y, más raramente, estructuras de cuatro ñnas láminas de hor- madera. migón armado en forma de paraboloide susAsí pues Félix Candela se sitúa equidistentadas por una sola columna cuyos ci- tante entre Gaudí, por lo que al empleo de mientos eran a su vez otro paraguas de pa- formas de la geometría reglada con materaboloides invertidos. riales tradicionales se refiere, y Antonio Después de la conferencia le recordé Torroja, el especialista en bóvedas laminanuestro encuentro de Chartres y le pre- res de hormigón armado de formas alabeagunté sobre la arquitectura de Gaudí. Can- das y, a veces regladas, como los hiperboloidela que nunca había estado antes, según des de la marquesina del hipódromo de la dijo, en Barcelona me comentó un tanto des- Zarzuela de Madrid o el también hiperbopectivamente que Gaudí era un arquitecto loide del depósito de aguas de Feddala en del pasado y que no tenía vigencia en aque- Argelia. llos años sesenta. Otros arquitectos o ingenieros como Pier Le pregunté si conocía la cripta de la igle- Luigi Nervi o Freí Otto han progresado en sia de la Colonia Güell en Santa Coloma de el camino de las formas estructurales a CerveUó y me contestó que pensaba ir al día base de superficies alabeadas y regladas pero todos ellos, antes o después, han recosiguiente. Le repuse que a la vuelta podríamos ha- nocido la intuición y el sentido plástico de blar nuevamente de Gaudí. Y así fue. Poco Gaudí. antes de su segunda conferencia pregunté a La muerte de Félix Candela cierra un Candela su opinión sobre la Colonia Güell. capítulo más de esta especial geometría arCon un tono de cierto desencanto rae dijo quitectónica, mucho más racional que la textualmente: Creí haber sido el primer ar- llamada racionalista y con un campo de exquitecto en construir muros en forma de pa- perimentación abierto ante sí para el desaraboloide hiperbóüco en el palacio de los de- rrollo de las formas imaginadas por Gaudí a portes de los Juegos Olímpicos de México en principiosde siglo que luego, con el uso del 1968, y este tío dijo refiriéndose a Gaudí, cálculo y el empleo del hormigón armado lo hizo sesenta años antes laminar, han progresado por mano algunos Efectivamente, Gaudí inició la obra de la constructores como Torroja, Nervi, Otto y, iglesia de la Colonia GüeU en 1908 y levantó también Santiago Calatrava, hacia formas muros y bóvedas de paraboloide hiperbó- cada vez más lógicas y equilibradas, según lico. Desde aquel punto creció el interés de el pensamiento expresado por el profesor Candela por Gaudí de tal modo que me hizo Félix Cardellach cuando dijo que en las prometer que le mandaría un buen repor- obras de Gaudí se ponen las cosas en positaje fotográfico de la obra de Gaudí a su resi- ción de equilibrio, en lugar de equilibrarlas dencia de niinois, cosa que cumplí de mil luego con soportes exóticos. Descanse en paz Félix Candela y sea su amores. Los muros de Gaudí en la Colonia Güell obra buen ejemplo para los estudiantes y arson de ladrillo y escoria de hierro y las bóve- quitectos de hoy. NTERESADA por el libro Historia de las mujeres en España de las profesoras Elisa Garrido, Pilar Folguera, Margarita Ortega y Cristina Segura, su lectura me ha llevado a constatar que donde se trata del ñnal del franquismo y de la democracia y cambio social, hay una gran laguna que nos afecta a las mujeres juristas que tanto luchamos por erradicar del Derecho de Famiüa (Código Civil y Código de Comercio) el trato tan discriminatorio que la mujer sufría. Cuando en septiembre de 1969 yo inicié la lucha por hberar a la mujer de las cadenas jurídicas, su situación era tan vejatoria y alienante dentro de la familia, con proyección en lo público, que había artículos como el 1263, que situaba a la mujer casada entre los menores, los locos o dementes y los sordomudos que no sabían leer ni escribir. El artículo 57 obügaba a la mujer a obedecer al marido y la licencia marital era como su sombra para todos los actos de la vida. Sin licencia, prácticamente, la mujer sólo podía hacer testamento. Sin licencia, la mujer no podía trabajar, ni cobrar su salario, ni ejercer el comercio, ni ocupar cargos, ni abrir cuentas corrientes en bancos, ni sacar su pasaporte, ni el carnet de conducir, etc. Si contraía matrimonio con extranjero perdía la nacionalidad y era considerada extranjera- aunque no saliese en su vida de España- entonces se le extendía carta de residente y perdían eficacia sus estudios, no podía ser funcionaría y ne- I LAS INVESTIGADORAS DE LA MUJER vulgábamos el Derecho y conseguimos que por primera vez, la mujer entrase en la Comisión de Por María TELO NUNEZ Codificación del Ministecesitaba permiso para trabajar. Sin la licen- rio de Justicia para estudiar la reforma. cia no podía aceptar o repudiar herencias, Cuando se aprobó la Constitución, que eliaunque fuesen de sus padres, ni pedir su minó toda discriminación por razón de partición, ni ser albacea; ni ser tutor, ni ser sexo, ya existía la Ley de 2 de mayo de 1975, testigo en testamentos, ni defenderse ante que quitó la obediencia al marido (para lo los tribunales (salvo en juicio criminal) ni cual sudé tinta en la Comisión de Codificadefender sus bienes propios; ni vender o hi- ción) la licencia marital, que convirtió a la potecar estos bienes; ni disponer de las ga- mujer en persona; dejó ésta de perder la nananciales más que para hacer lá compra dia- cionalidad por razón de matrimonio y baria, aunque los gananciales procediesen de rrió casi todas las discriminaciones antes su sueldo o salario. Por el contrario, el ma- mencionadas, dejando el camino libre para rido podía disponer libremente de los ga- atacar dos fundamentales: la administrananciales (salvo inmuebles o establecimien- ción de los gananciales y la patria potestad, tos mercantñes) y ella no tenía más derecho que juntamente con la filiación, el matrique a recibir la mitad de lo que quedase al monio y el divorcio, fueron objeto de las lefallecer él. Estaba obligada a seguir al ma- yes de 13 de mayo de 1981 y 7 de julio del rido dondequiera que él fijase la residencia. mismo año; pero los anteproyectos en que se basan estas dos leyes, los estudiamos en No tenía patria potestad sobre los hijos la Comisión de Codificación y los conclui- hasta que muriese el padre, e incluso, hasta mos el año 1978. Con su promulgación alel año 1970, él podía darlos en adopción sin canzaron plena eficacia los principios de consentimiento de la madre. igualdad de la Constitución. Y parece que esto nunca existió o que se hizo solo. No, no se hizo solo. La reforma Comprendo que ha pasado mucho tiempo está contenida en leyes. Y para conseguir desde entonces, y las cosas se olvidan, tanto estas leyes, fuimos muchas las mujeres ju- que yo ya soy una anciana de 82 años. jPero ristas que trabajamos años hasta la exte- para saberlo, no hay más que investigar en nuación, sin ayudas ni subvenciones. Pri- las hemerotecas, que es donde se guarda la mero unas pocas desde una Comisión de es- vida en vivo. Es curioso que haya cosas que tudios Jurídicos y luego desde la siendo noticia, durante años, luego se olviAsociación Española de Mujeres Juristas, den obstinadamente sin saber bien por qué, ambas fundadas y presididas por mí. Di- pero lo que fue, fue.