Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ABC CULTURA VIERNES 9- 1- 98 UNIVERSIDAD iSí DE ALCALÁ FUNDAQON Iñaki Gabilondo, galardonado con el Víctor de la Sema de la Asociación de la Prensa Sotillos gana el Rodríguez Santamaría y Ostos el Javier Bueno AULA DE MÚSICA Madrid. S. C. La Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Madrid, en su reunión de ayer, concedió los Premios Periodísticos de la APM, correspondientes al año 1997. Iñaki Gabilondo fue galardonado con el premio Víctor de la Sema al periodista del año, Eduardo Sotillos logró el Rodríguez Santamaría a una vida profesional y Manuel Ostos, delegado de la Agencia Efe Continuación de los cursos iniciados en en el Magreb, el Javier Bueno a una dedicación sobresaliente de periodismo especializado. Octubre de 1997, y cursos aue se José Ignacio Gabilondo Pujol, más conocido asumió el cargo de director de Ultima ediimpartirán a partir ae Enero ae 1998. por Iñaki Gabilondo, nació en San Sebastián ción de RNE y, un año después, pasó a TVE TEORÍA ANALÍTICA José Luis de Delás Benet Casablancas Cari Schachter Michael Musgrave TEORÍA Klaus Huber Heinz- Klaus Metzger DIRECCIÓN DE ORQUESTA Arturo Tamayo PEDAGOGÍA DE PERCUSIÓN Javier Benet PEDAGOGÍA DE PIANO Luco Chiantore Ramón Montes PEDAGOGÍA DE CUERDA Mimi Zweig Alien Winold INTERPRETACIÓN MUSICAL Plazas libres de oyentes Piano Josep Colom Clarinete José Luis Estellés Vi olín Isabel Vilá Oboe Eduardo Martínez CLASES MAGISTRALES Clases Magistrales de Piano y MiJsica de Cámara Perene Rodos Clases Magistrales de Violoncello Contemporáneo Siegrried Palm Clases Magistrales de Contrabajo Gary Karr INFORMACIÓN: AULA DE MÚSICA, UNIVERSIDAD DE ALCALÁ. COUGIO DE BASIUOS. C COLEGIOS, 10. 28801 ALCALÁ DE HENARES (MADRID) TeL (91) 878 81 28. Fax: (91) 878 92 52. http: www. cÍcom. es Kindacíon- e. mail: fundaoum Cfcom. es CURSOS DE. ESPECIALIZACION MUSICAL 9 7 9 8 el 19 de octubre de 1942. Cursó los estudios de Periodismo en la Universidad de Navarra. Posteriormente, dirigió emisoras en San Sebastián y Sevilla. De 1978 a 1980 dirigió en Radio Madrid el programa informativo Hora 25 En 1980 fue nombrado jefe de los Servicios Informativos de la SER. En 1981 ocupó el mismo cargo en TVE durante unos meses hasta su polémica destitución. En 1983 se incorporó a la SER donde ha tenido sus mayores éxitos desde entonces. Ha realizado varias incursiones exitosas en televisión y sus programas han ganado varios premios Ondas. En 1994 fue uno de los profesionales de los medios de comunicación que compareció ante el Congreso de los Diputados para opinar sobre la regxüación de la cláusula de conciencia. Eduardo Sotillos nació en Madrid el 27 de marzo de 1940. Licenciado en Ciencias Políticas y Periodismo, ingresó en 1959 en Radio Juventud de Madrid. Al año siguiente pasó a Radio Nacional de España, donde realizó los primeros logros de su brillante carrera. En 1976 como director- presentador del Telediario, segunda edición. Ha sido corresponsal de RNE en Lisboa. En enero de 1981, el director de RTVE, Femando Castedo, le nombró director de RNE. Dirigió el diario Tribuna Vasca Fue también presidente de la Federación de Uniones de Periodistas de España. Desde 1982 hasta su cese en 1985 fue portavoz del Gobierno de Felipe González. Simultaneó su carrera política con la periodística hasta 1994 fecha en la volvió a TVE para preparar programas culturales para RTVE. Actualmente dirige Elojo crítico en RNE. Manuel Ostos López, profesional de la Agencia Efe desde 1982, tiene 53 años y ha siodo delegado en Argel, Varsovia y Túnez. Ha sido también corresponsal de el diario El País y de otras pubhcaciones europeas. La APM concedió ayer también una placa de Honor al periodista Luis Prados de la Plaza como reconocimiento al mérito profesional que representa su reciente ingreso en la Real Academia de Doctores. A flor de piel DE ADELANTOS Y MILLONES La noticia de la revolución en la industria del libro norteamericano y la caída en picado de los adelantos millonarios a algunos escritores de renombre internacional en el mercado del hbro ha causado estupor, perplejidad y sorpresa en nuestro mundo literario. Aquí, las cifras de los grandes adelantos se las reparten a medias entre los escritores de grandes ventas y los que, axmque no vendan tanto, han sabido ediñcar su sólido prestigio intelectual y üterario equiUbrándolo en sus contratos con unas muy dignas y elevadas apetencias económicas. Entre los gringos, Stephen King y Ken Follet se llevaban hasta ahora millones al agua en cada contrato, como adelantos de derechos, y sólo por entregar a sus editores una síntesis más bien elemental de la novela que van a escribir para eUos. De aquí en adelante, según los arúspides del mercado del Hbro en América, las cosas cambiarán radicalmente. Incluso algunos creadores de best- sellers y de libros (no todos de usar y tirar) comprados en todo el mundo por millones de personas, verán sus proyectos convertidos en el cuento de la lechera y, en el peor de los casos, en un relato de terror como los que han enriquecido a Stephen King, sin ir más lejos. Se acabaron los cheques. Esa es la orden que han dado los grandes capos editoriales de Norteamérica. Aquí, entre nosotros, en todo el mundo español e iberoamericano, la noticia de que a Stephen King le han rechazado sus editores una deinanda de diecisiete mülones de dólares por su próximo libro ha provocado en círculos literarios un silencio imponente, cuando no una imparable epilepsia. Piénsese que todavía el escritor en España (aunque ya no Uore tanto ííimsm ii. í. si ísíjísíSiíí REBAJAS EN TEJIDOS DE MUJER TEJIDOS DE HOMBRE TEXTIL JUAN B. MATO, S. A. Carrera de San Jerónimo, 32 MADRID cuando escribe) y en toda América Latina está considerado como una especie de crápula a quien hay que soportar cuando no queda más remedio, bien porque eso es lo políticamente correcto, bien porque da tono mantener a pajarracos altivos y a tigres de papel enredando estérilmente en el furgón de cola de la sociedad de consumo, que en el fondo no los tiene en cuenta más que como buscones, bufones, palafreneros y polichinelas. Añádase a todos estos calificativos y a otros muchos ganados a pulso, el hecho de que todavía en nuestro universo cultural, hterario y lingüísticos hay cientos de escritores que no sólo no cobran ni un dólar en derechos de autor, ni como adelanto de esos derechos ni como derechos por las ventas de sus hbros (porque tampoco los editores se los pagan, con la excusa a veces real y casi siempre inventada de que no venden los hbros) sino que incluso pagan al editor un dinero nada despreciable por ver su obra publicada en tal o cual sello de relevancia más o menos sonora y prestigiosa, y tendremos un panorama entre surrealista y desolador. Todo eso en una época en la que los derechos de autor parecían ser- al menos para algunos, que no siempre son los mejores- una realidad largamente reivindicada y no una contradicción en sus mismos términos. Se supone que esta nueva y sórdida moda gringa Uegará pronto a nuestras tristes costas editoriales y podremos celebrar nuestras quejas, pesimismos y tristuras- precisamente en este 98, tan amantes como somos los españoles y los escritores de andar año tras año corriendo en carnavales, onomásticas y efemérides históricas. J. J. ARMAS MARCELO