Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Pág. 88 ESPECTÁCULOS Danza MARTES n- n- 97 Dina Rot cantó en sefardí poemas de Gelman y Nicoidsky Madrid. Tulio H. Demicheli Nacida en Mendoza (Argentina) Dina Rot creció en Santiago de Chile y muy pronto sintió la llamada de la música, una vocación que la condujo, primero, por los caminos del romancero español; luego por los de nuestra poesía contemporánea (Pablo Neruda, César Vallejo, Gabriela Mistral o León Felipe) y, más tarde, por los del folclore sefardí. Ahora da un paso adelante y le ha puesto música (con Eduardo Laguillo) y canta (como ayer lo hizo en el Círculo de Bellas Artes, acompañada por los instrumentistas Irina Comesaña, Dimitri Psonis, Sandra Mirabal y Carlos Cuellar) en ese castellanoancestral- que conservan como una joya los judíos de Sefaradlos poemas en él escritos por dos poetas de nuestro tiempo, Juan Gelman y Clarisse Nicoidsky. -Mi primer contacto con el sefardí- afirma a ABC- fue fascinante. Yo era una adolescente cuando lo oí cantar. Era un idioma hablado por judíos y era castellano antiguo. Me sedujo, empecé a buscar temas y a cantar piezas del roiíiancero y, quizá por una casualidad, de pronto cayeron en mis manos, casi al mismo tiempo, los poemas de Juan Gelman y Clarisse Nicoidsky. -Ni lengua viva ni lengua muerta, patrimonio cultural de una minoría y de toda nuestra cultura, ¿cómo hablar del presente con una lengua del pasado? -Eso es lo original de este trabajo: Una manu tumo l otra Ubro disco que acaba de editar El Europeo y que sustenta mi recital en el Círculo. Clarisse Nocidsky es novelista en lengua francesa y, como el argentino Juan Gelman, eligió el sefardí para expresar sus sentimientos. Yo hacía tiempo ya que no componía. Y me sedujeron sus poemas. Me parecieron tan hondos, bellos y, a la vez, tan identificables, porque ambos hablan hoy de una ejiperiencia que puedo entender: la del exilio, la del desamor, la del desarraigo, y lo hacen desde sensibilidades muy distintas a la mía. ¿Comparte usted la experiencia del exilio? -Bueno, yo llegué a vivir en España en 1976, y no por placer, aunque España me encanta. En todo caso, Juan Gelman sufrió de una forma mucho más radical la dura experiencia del exilio. En cuanto a Clarisse Nicoidsky, ella no es precisamente una exiliada, aunque, por razones familiares, ha vivido la tragedia de Sarajevo en carne propia. El American Ballet Theatre habla español Nacho Duato triunfa en Nueva York con su coreografía Remanso y se une a la nómina de hispanos de ligo que ha fichado la compañía norteamericana El American Ballet Theatre, sin duda ima de las más grandes compañías del mundo, habla decididamente español. El último en ingresar en la nómina de triunfadores hispanos (Ángel Core 11 a, Julio Bocea, Paloma Herrera, José Manuel El City Center neoyorquino- un teatro dedicado en cuerpo y alma a la danza, y que acogerá el próximo mes de febrero, por segunda vez, a nuestro Ballet Nacional de España- ha recibido por vez primera al American Ballet Theatre, que habitualmente trabaja en el Metropolitan Opera House, para presentar una breve temporada de dos semanas basada en coreografías realizadas por encargo de la propia compañía a lo largo de su casi sexagenaria historia. Trabajos como los ya históricos Fancy free de Jerome Robbins (precedente del musical On the town y de la película Un día en Nueva York y Tema y variaciones de Balanchine se unían a obras más recientes como Drink to me only with thine eyes de Mark Morris; Bruch Vioün Concertó n- 1 de Clark Tippet, o The elements de Twyla Tharp. Entre las novedades figuraban dos estrenos: Remanso del español Nacho Duato, e In voló de Jean- Christophe Maillot, director del Ballet de Montecarlo. Nueva York. Julio Bravo Carreño) ha sido el coreógrafo valenciano Nacho Duato. El director de la Compañía Nacional de Danza ha estrenado Remanso un trabajo que le ha hecho compartir honores con nombres como los de Jerome Robbins o Twyla Tharp. Duato, pasando por Mark Morris o Twyla Tharp. Si ya en esta gala Duato cosechó sus primeros aplausos con un sustancioso fragmento de su coreografía, en el estreno y en las posteriores representaciones el éxito de lá pieza ha sido total. Sobre la base musical de los Valses poéticos de Granados, Duato ha compuesto un- trío en el que la elección de los bailarines ha tenido mucho que ver, a buen seguro, en su creación. Desmond Richardson, Vladimir Malakhov y, en menor medida, Parrish Maynard, son instrumentos que tienen mucho que decir en la coreografía. Duato emplea sus mejores armas; es decir, su innata musicahdad, su sensibilidad para poner en movimiento unos compases cadenciosos y sensuales. Tanto Richarson como Malakhov enamoran por la dulzura- siempre distinta- con que traducen los pasos creados por Duato, y brinda una actuación memorable. Ángel Corella Una gala en la que participaron las principales estrellas de la compañía (un auténtico derroche de calidad, con nombres como Julio Bocea, Susan Jaffe, Paloma Herrera, Ethan Stieffel, Julie Kent, Vladimir Malakhov, Desmond Richardson, Amanda McKerrow, José Manuel Carreño o nuestro Ángel Corella) abrió las actuaciones. Yen el patio de butacas, los coreógrafos, desde Jerome Robbins hasta Nacho Aceptación popular Pero si a Duato se le acaban de abrir las puertas de la compañía, quien ya se ha convertido en un verdadero ídolo en el American Ballet Theatre BS Ángel Corella. Sus seguidores son legión, su aparición en escena es saludada siempre con ovaciones cariñosas, y su imagen (en el ballet Fancy ifree que baila de manera cautivadora) aparece en los carteles y las camisetas de la compañía, así como en lá portada del programa. Corella, que lleva dos años y medio en la compañía, ha conquistado Nueva York. Y lo ha hecho con las armas de una danza esplendorosa, llena de luz y de recursos técnicos. Comparte con Julio Bocea el liderazgo de la aceptación popular, y se ha convertido en una auténtica bandera del conjunto. En los próximos días enseñará a bailar a los muñecos de Barrio Sésamo y entre los proyectos de la compañía está reponer para él Push come to shove una coreografía que Twyla Tharp creó para Baryshnikov. En España estará dentro de unos días para presentar su participación en la Exposición Universal de Lisboa 98. Ópera María Bayo en el MET. llegó, vio y venció Nueva York. J. B. Si Don Juan hizo en España mil tres conquistas, como canta su criado Leporello en uno de los fragmentos más célebres del Don Giovanni mozartiano, la soprano María Bayo puede ya anotar en su catálogo ocho mil en Nueva York. Son los espectadores que han oído ya la interpretación de la cantante navarra en el que ha sido su debut en el Metropolitan neoyorquino, hoy por hoy uno de los grandes templos de la ópera mundial. María Bayo ha sido la triunfadora indiscutible de la reposición de este Don Giovanni ñrmado en lo escénico por Franco Zeffirelli. La soprano navarra ha cautivado tanto a la crítica- el New York Tinies se refirió a ella como la revelación de la nochecomo al público, que guardó sus más cálidos aplausos para ella. El papel de Zerlina es, sin duda, un auténtico bombón, con arias y dúos adorables. Y María Bayo, una consumada mozartiana, mostró su exquisita línea, su magnífico fraseo y una voz límpida y cristalina que se dejaba oír sin problemas en el espectacular auditorio. La propia soprano confesaba que en pocos teatros se había escuchado tan bien a sí misma, y alababa la acústica del teatro neoyorquino y su acogimiento. Su Don Juan fue el estadounidense Dwayne Croft (don Juan, en la vida real, de otra soprano española, la tolosana Ainhoa Arteta) de voz noble e importante presencia, que siguió en el podio a María Bayo. La soprano, que estará hasta mediados de diciembre en Nueva York, ofrecerá un recital de música española en el Ahce Tully Hall.