Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 8- 11- 97 i MADRID ABC I 57 Al día JULIO CAMBA Vivo en la calle y ceno en la tertulia que llevan su nombre, y no es ni Canela como puso El Imparcial ni Cánoba como puso El Heraldo ni, por supuesto, ¡Julio Caníbal! como puso El país cuando Julio Camba regresó- expulsado- de América, convertido nada menos que en todo un anarquista. Según Luis Calvo, el más cabal anarquista que yo he. conocido en mis prolongados tratos con gentes de las más variadas naciones- sensu bíblico -o razas Julio Camba era para Luis Calvo un gran escritor que no lo sabía: Dejando aparte a Larra, que cuando es original es indigesto y cuando no es indigesto no es original, ¿qué periodista español, de este o del otro siglo, conserva la lozanía y amenidad de Julio Camba? Ortega y Gasset decía que Camba era el logos la más pura y elegante inteligencia de España, aunque, de leer al último Planeta, Camba no habría escrito sino artículos ingeniosillos aguachirles y pitufos Cosas, en fin, de lo que Camba llamó literatura patológica que describió así: Desgraciadamente, en la literatura española no hay más que genios Y esta literatura de genios en chico viene a ser algo así como un grupo de tullidos que, a la puerta de una iglesia, le pidiesen dinero al público mostrándole sus diversas monstruosidades La literatura española, en efecto, no es más que una serie de enfermedades, debidas, generalmente, a trastornos sexuales o a defecto de nutrición ¿Cuántos muchachos que comenzaron haciendo cosas interesantes no se volvieron idiotas tan pronto como se los llamó a un buen periódico y se les dio unbuen sueldo? Los directores no sé explicaban la causa, y, sin embargo, era una causa muy fácil de comprender: esos muchachos nunca habían tenido talento. Lo que habían tenido era hanibre. Con el estóiñago normalizado, quedaban a nivel del más vulgar inspector dé Hacienda Pero hay algo peor aún en nuestra literatura: los aprensivos, esto es, los enfermos de enfermedades imaginarias, que, siendo perfectamente tontos, se creen atacados de genialidad La rana viajera 1920) Pero Julio Camba, que vivió en el Palace porque la Academia sólo le ofrecía un sillón, no ganó el Planeta. I. RUIZ QUINTANO La Policía, obligada a dar en mano las multas de radar La Policía Municipal ya no podrá multar a aquéllos automovilistas que infringen el código de circulación sólo con el viejo sistema del radar y los vehículos camuflados. Desde ahora, esta unidad estará apoyada por otros agentes, obligados a notificar en el momento las multas impuestas por exceso de velocidad. Así lo ha dispuesto la Concejalía de Circulación del Ayuntamiento de Madrid en las últimas órdenes impartidas a sus agentes. Las mismas instrucciones establecen la salvedad de que los agentes estarán obhgados a este nuevo sistema de comunicación de multas, siempre y cuando las condiciones del tráfico permitan la detención del vehículo fotografiado cuando circulaba a una velocidad excesiva. (Páginas siguientes)