Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO n- 10- 97 ESPECTÁCULOS ABC 107 Crítica de teatro Magnolias de acero ligeramente empavonadas Autor, Peter Eobert Harling. Versión, Diana Lafond. Dirección, Ricard Reguant Escenografía, José Massagué. Intérpretes: Xana, Eva Isanta, Cristina Higueras, Mabel Kar, Charo Soriano, Beatriz Carvajal. Teatro Muñoz Seca. venir enloquecido, enloquecedor a fuerza de ceEl teatro Muñoz Seca abre sus puertas renoleridad, reflejo de esas vidas de charlatanas, vado, embellecido, acogedor, con el estreno de que no vidas, como parte profunda y motivala comedia Magnolias de Acero cuyo autor dora de la ación teatral. es Peter Robert Harling, traducida por Diana Lafond. La presencia del alcalde ÁlSe trata de un teatro conversaciovarez del Manzano y del promotor nal, impregnado de temurismo, de de espectáculo Enrique Cornejo, sopsicologismo, en el que se suceden lemniza la acertada y cuidadosa relos gestos y los comentarios de las cuperación del bonito coliseo. unas y las otras, posteriormente a haber acontecido. De manera que La pieza de Harling tiene ya larga no existe el conflicto, mejor. dicho, historia escénica y cinematográfica los conflictos originarios de la verque se refleja en la intención metafódadera acción dramática, sino sólo rica de su título, Magnolias de su refinada descripción literaria... acero Estas magnolias. no son en Seguramente la lejana versión cirigor xmasflores, pero tienen de ésnematográfica, que uno no tuvo tas una cierta presencia purpúrea. ocasión de conocer, era más briSon seis mujeres, tantas como pétallante, más real, porque en el fondo los suele tener laflor, que se reúnen con frecuencia en una peluquería Cristina Higueras más que teatro esto es descripción, es material propio de novela. Como donde charlan como descosidas. no hay verdadera acción, Reguant ha querido Reguart, cuya afortunada dirección de Un suplirla con la movüidad de sus personajes, y par de chiflados elogiábamos hace imas semapor eso, esas féminas charlatanas galopan por nas, no está tan afortunado en éste montaje. el bonito escenario que abrillanta el espacio Las seis mujeres que acuden a la peluquería escénico, muy bien servido, del Muñoz Seca. están, durante todo el primer acto, al borde del ataque de histeria. Hablan aceleradísimas inProbablemente estas actrices, cuando se fretercambiando menudeces todo lo femeniles nen, cuando profundicen en sus personajes, que se quiera, pero que se quedarían en meras harán más creíbles, más reales sus problemas y menudencias si no fuera porque una, Shelby, la comedia funcionará mejor. Charo Soriano da que es diabética, está empeñada en ser madre, vigor a un tipo bien dibujado y Beatriz Carvajal lo que le origina dos preocupaciones: morir en siente sinceramente ese papel de madre preoel parto o dar a luz un hijo enfermito; otra, cupada. Xane es buena actriz y Cristina HigueM Lyll, su madre, no sólo está también preocuras logra hacer una propietaria eficaz de su nepada, sino dispuesta a sacrificarse por la hija, gocio. Demos a todas los demás un crédito avahasta el punto de donarle sus propios órganos lado por la esperanza de que todo entrará en lo en transplantes generosos; la de más allá, Oureal en cuanto el director desacelere a sus actrisier, será una desmadrada frenética a causa de ces y, por lo tanto, éstas enreden menos por el sus frustraciones; la peluquera se meterá final- escenario y puntualicen lo que, decir tienen, mente en líos de amor; y Claire, la viuda, se atendiendo a la conveniencia de que los especcompensará gastándose en compras y compras tadores se enteren. Aunque la acción contisus dineros, puesto que son suyos. nuará domicUiada fuera del escenario, el sentimentalismo, la incertidumbre, incluso la anRealmente, nada pasa en esa peluquería de gustia de lo que se tome, de lo que se espera, de lujo, porque lo que allí sucede es que ellas se lo que ya pasó, tomará apariencias de realidad. cuentan sus asuntos y descargan, unas con otras, sus preocupaciones y sus problemas, a los que el espectador asiste de oído en un ir y Lorenzo LÓPEZ SANCHO -4- ab ííEis Música clásica Los filarmónicos de Berlín en versión de cámara España entera, y Madrid muy en particular, recibe esta semana la excepcionalísima visita de los filarmónicos de Berlín A base de calidad, disciplina y entusiasmo, estos fantásticos profesionales se han subido a la cumbre del arte de hacer música entre muchos. Tras sus tres conciertos sinfónicos, los berlineses se despidieron el jueves de Madrid en versión cámara, haciendo música entre menos. Once arcos, todos primeros atriles de la Filarmónica, y un clavicémbalo actuaron para Juventudes Musicales con el nombre de Solistas Barrocos de Berlín y con un programa de barroco italiano o italianizante: Albinoni, Telemann, Boccherini y Vilvaldi. En los pasajes tutti es decir, cuando los doce tocaban juntos, se producía una plenitud muy especial, que difícilmente se escucha en un concertó grosso Pero los Solistas de Berlín aún distinguen solistas entre ellos, solistas de solistas, y los lucieron a placer. En el Concierto G 479 Georg Faust aceptó divertido el juego que le proponía el joven Boccherini: ¿hacíamos que el violonchelo era un violín? El solista se instala en las posiciones sobreagudas y allí se pone a jugar con la música. Muy pocos intérpretes pueden desempeñarse en esa región con la desenvoltura y dominio de la afinación que exhibe Faust. Otro músico grande y polifacético es el viola Wolfram Christ. Abordó el Concierto en sol mayor de Telemann con tanta garra y personal sonido como demostró hace una semana en Berlín con la Kammermusik número 5 de Hindemith. Lástima que no entrar en la gira española esta deliciosa obra. Por fin, dos raineros, Rainer Kussmaul y Rainer Sonne, concertinos ambos de la Filarmónica, tocaron al alimón el número 8 de L estro armónico de Vivaldi, que sonó a gloria, y Kussmaul cerró la sesión con una excelenteversión de las estupendas Estaciones Alvaro GUIBERT Sea cuál sea su sistema informático y su entorno, es compatible con los nuevos Servidores VS 400 e S c r i e S de IBM. Para más información, llame al 9 0 0 1 0 0 400, de lunes a viernes, de 9 a 19 horas, o visítenos en: www. as 400. com y www. ibm. es cmiics Kini niirslri) urri iiiLiri -ai, i: i rfl H, M, i. v. W, iH- f; y,