Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 ABC CULTURA VIERNES 10- 10- 97 Polémico Nobel al teatro militante Bibliografía Poer nano ed altre storie (1952) n dito nell occhio (1953) Sani da legare (1954) Non andartene in giro tutta nuda (de G. Feydeau) (1957) Ladrones, maniquíes y mujeres desnudas (1957) L uomo nudo l uomo in frack (1957) Non tutti i ladri vengono per noucere (1957) Gli inibianchini non hanno ricordi (1957) I cadaveri si spediscono e le donne si spigliano (1957) Cómica Finale (1958) Quando sarai povero sarai re La MareoIfa (1958) Cómica fmale (1958) Los arcángeles no juegan al flipper (1959) Aveva due pistóle con gli occhi bianchi e neri (1960) Storia vera di Fiero d Angara, che alia crociata non c era (1961) Quien roba un pie es afortunado en el amor (1961) Isabella, tres carabelas y un mercante (1963) Séptimo: roba im poco menos (1964) La culpa es siempre del diablo (1965 Ci íragionoa e canto (1966) Fine del mondo (Rahm T. Anversa) (1967) Grande pantomina con, pupazzi piccoli e medi (1967) El misterio bufo (1969) Ci ragiono e caliio N. 2 (1969) L Operaio conosce trecento parole, il padrone mimlle: per questo lui e il padrone (1969) Legami puré che tanto spacco tutto lo stesso (1969) Muerte accidental de un anarquista (1970) Morte e resurrezione di un pupazzo (1971) Tutti uniti, tutti insieme... ma scusa, quello non ae il padrone? (1971) El misterio bufo 2 (1971) Fedayn (1971) Ordine per dio. ooo.ooo ü! (1972) Pimi, pum! ¿Quién es? ¡La Policía! (1972) Ci ragiono e canto N. 3 (1973) Basta coni fascisti (1973) Guerra del pueblo en Chile (1973) Porta eBelli (1974) Baílate e canzoni (1974) ¡Aqm no paga nadie! (1974) n Fanfani rapito (1975) La giuUarata (1975 y 1976) La marihuana de la madre es la mejor (1976) Tutta casa letto e chiesa (1977) El misterio bufo 3 (1977) Q caso Moro (1978) Historia de un tigre y otras historias (1979) La mueca del miedo (1980) Tutta casa letto e chiesa (1981) L opera delloo sghignazzo (1981) Fabulñazzo osceno (1982) Una madre (1982) Coopla aperta (1983) Casi por casualidad una mujer: Eüsabetta (1984) Dio ü fa, poi li accoppa 1984) HeUequin, HarleMn, Arlecchino (1985) Diario de Eva (1985) La fine del mondo (1985) El rapto de la francesa (1986) Partí femminíli (1986) La parte del leone (1987) Lettera dalla Ciña (1989) Storia di Qu (1989) Ilricercato (1989) El Papa y la bruja (1989) Gran precursor en un lenguaje novísimo que no sólo se populariza en Italia sino que supera las fronteras, invade el francés, el español, y es muy superior al cheli al que precede. Tiene tal eficacia este metalenguaje cómico de Darío Fo que sus historias convulsionan de risa a los espectadores europeos y crea tipos cómicos no sólo eficacísimos sino prototípicos del modo de verlo todo de este gran dramaturgo que resulta mucho más trascendente de lo que a primera vista parece. El tiempo acelerado que se impone a una nota de urgencia rigurosamente sujeta a uña impuesta actualidad no priva de escribir el pausado ensayo que la noticia pide. Parece como si los trascendentales jurados del Nobel h u b i e r a n t a r d a d o demasiados años para darse cuenta de que, entre las revoluciones modernizadoras del teatro contemporáneo, la personal y muy prolongada causada por Darío Fo durante u n medio siglo es de asombrosa capacidad creadora. OTICIA totalmente inesperada y, sin embargo, lógica. El premio de los premios, el premio Nobel, acaba de ser concedido a uno de los escritores italianos más discutidos, más controvertidos, más carcajeados también, de este siglo. A Darío Fo. En el gran momento del llamado Teatro del Absurdo, cuando la acción dramática estalla materialmente con escritores como lonesco, Jean Genet, Diño Buzzati, Robert Pinger, Edvirard Albee, la manera de Darío Fo es u n reducto diferencial que ataca los problemas humanos y sociales que sacuden un mundo castigado por terribles conflictos bélicos, con un sorprendente sistema de conducirlos a lo grotesco, a lo ridículo. Misterio b ifo que ahora me viene a la memoria, es u n título en que el adjetivo, bufo, descalifica irrespetuosamente cualquier concepto que puede hacer dramático, sobrecogedor, al misterio. Muerte accidental de u n anarquista descaüfica arbitrariamente el fondo de drama social. Aquí no paga nadie es la historia de un motín; pero lo que este motín tiene de inesperado es que quienes se amotinan son unas mujeres que se entregan al saqueo como protesta contra las convenciones que las oprimen y ponen en ridículo a unos maridos sorprendidos, a algún c a r a b i n e r o atónito, a todo lo que hasta este momento suele estar considerado como normal. La colaboración en este texto de la mujer del escritor, la actriz Franca Rame, hubiera sido insuperable como lo es en otra pieza titulada Pareja abierta que es u n irresistible alegato cómico, una patada en el mismísimo culo para los curas progres que justifican las libertades sexuales, que ya rompen u n cambio moral, que pese a esa tremenda sátira seguirá avanzando irresistiblemente. Darío Fo, no nos confundamos, es un rompedor, no u n conformista. Diépone de un lenguaje fresco, brülante, en el que resplandecen los valores de la actual lengua italiana. La calidad del lenguaje de Darío Fo hace más chocantes los viejos tópicos cómicos del teatro anterior, que se transfornian N D ESDE La mueca del miedo que es de 1982, a hoy han pasado diecisiete años, y el gran maestro del teatro cómico con piezas maestras como Muerte accidental de un anarquista este gran autor, repito, parece estar en plena forma y dispuesto a que si el Nobel ha Uegado a él con retraso, no ha llegado demasiado tarde. Piezas llenas de actuaüdad como Pareja abierta están reclamando traducción y escenario en esta hora en que tanto se habla de compañeros sentimentales del orgullo gay o parejas de hecho El mimdo de Darío Fo es de plena actualidad. Se ve que Fo es un gran pesimista que, riéndose de lo que veía y convirtiéndolo en teatro, nos hace llorar a veces de risa. Es simplemente cuestión de maestría. Las situaciones cómicas de Darío Fó, premio Nobel, son las carcajadas, consagradas por u n gran premio, de este tiempo. Es Darío un genial adivino del presente. De este presente. Lorenzo LÓPEZ SANCHO Un ejemplo de teatro en extinción E congratulo personalmente por el premio Nobel a Darío Fo, como creo que en estos momentos le sucederá a toda Italia. El premio a Fo es totalmente diferente a los que la Academia sueca ha venido concediendo a otros autores italianos y extranjeros. Fo es un escritor que no pertenece a la pura Mteratura: es un hombre de teatro en el sentido más profundo, al cual se le puede emparentar con todo derecho con la tradición de la Comedia del Arte y con el teatro de Moüére, con el que tam. bién se identifica por su condición de autor- actor y actor- director. Darío Fo es también un intérprete privilegiado de las dramáticas vivencias de nuestro país, desde una clara y decidida postura de oposición al poder. Es el autor teatral que se ha enfrentado de forma más absoluta a las mentiras y a las violencias del poder, a esas tramas secretas y oscuras que han sembrado el terr- or en Italia en las últimas décadas, con la participación de los servicios secretos, desviados o no. Fo es ante todo un autor democrático y lúcido en la lucha contra los abusos del poder. Creo que este premio debe ser inter- M pretado justamente como un galardón contra el espectáculo mediático y a la sociedad que hoy sucumbe a los efectos de este tipo de comunicación masificada e impersonal. El Nobel de Fo es un premio de gran simbolismo que reconoce en nuestro autor una especie en extinción. Es el reconocimiento al teatro auténtico, al que habla a un público auténtico, y no a una multitud de sombras. No quiero dejar de recordar en este comentario mi improvisada participación en una de las representaciones que Fo guardará con má. s afecto en su memoria. Era en los tiempos en que yo estudiaba en la Universidad de Milán, y en mi camino diario hacia clase solía acortar cruzando el interior de la Basílica de San Ambrosio. Aquel día vi mucha gente en el templo y me extrañó. No tardé en darme cuenta de que se trataba de una boda. Y allí estaba Dario Fo, elegantemente vestido de chaqué, junto con Franca Rame, su mujer y colaboradora. No olvidaré nunca esa imagen de ambos. Enhorabuena a los dos. Vincenzo CONSOLO