Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
rGente Vuelo sin motor El limitador scribo artículo de hoy a toda tengo coche en Epastilla, estehaciayaelelaeropuertomancha para salir porque me voy a Barcelona, a una boda, y no puedo ir muy de prisa porque, según los de Tráfico, todos los males que sudeden en las carreteras y todos los accidentes se deben al exceso de velocidad e, incluso, piensan poner un limitador en los coches para que no sobrepasen los 130 kilómetros por hora. Hombre, no sé, pero no creo que sea la fórmula más adecuada porque es un problema bastante complejo y hace falta que los especialistas se expriman de verdad la sesera para buscar una solución un poco más inteligente y, sobre todo, eficaz. En Estados Unidos no sobrepasan jamás el tope marcado- nada hay más alienado ni obediente para con las ordenanzas que un norteamericano- y los índices de accidentalidad no han disminuido por ello. Esta ingenua chapucilla del limitador no resolvería prácticamente nada porque, a mi modesto entender, el primer peligro radica en la inexperiencia. Un conductor inexperto o torpe o poco apto para esto del volante, con escasos reflejos para reaccionar en décimas de segundo ante una situación un poco difícil es un auténtico peligro público. El segundo riesgo es el alcohol. Ya sé que existen controles a cualquier hora del día, y, sobre todo, de la noche. A mí me hicieron uno en la autopista de La Corana, nada más pasar el peaje, a las diez y media de la mañana; me pareció raro pero, claro, hay quien se desayuna con una copa de orujo o de anís seco, de ese de setenta grados o, también, el que vuelve de una juerga un poco porlongada. Luego están también las imprudencias a la hora de adelantar, el conducir cansado o con sueño y, también, sin duda, el estado de las carreteras, donde Fomento debe esforzarse al máximo por mantenerlas en unas condiciones óptimas para la conducción y hacer más autovías, pero hace poco leí que la M- 607 se trazó sobre las mismas curvas de una vía transitada por ovejas, porque era la senda más barata. ¡Hay que fastidiarse! Me gusta conducir y me gusta correr siempre que puedo, o sea, en una autopista y con un coche que me lo permita. Los automóviles cada día son más potentes para ser más seguros. Por eso, lo del limitador me choca bastante, no sé. Quizá hubiera que mejorar el sistema de aprendizaje, o reciclarse de vez en cuando. Hay que buscar una fórmula eñcaz, sí, pero todavía no han dado con ella. Bueno, me voy, que no quiero que las prisas me agobien y tampoco que se me espace el avión, porque, ya- digo, me voy de boda, a Barcelona. Marina CASTAÑO 130 ABC Exposición de joyas antiguas en el Museo Británico Con una cena de gala, presidida por la Princesa Margarita de Inglaterra (a la derecha) se inauguró en el Museo Británico de Londres la exposición de joyas antiguas Cartier 1900- 1939 en la que se exhiben 227 piezas, junto con 70 dibujos y moldes, creadas por la firma en el mencionado período. Las joyas que se pueden contemplar en la muestra, que permanecerá abierta hasta el 1 de febrero del 98, corresponden tanto al museo de la casa francesa, algunas recuperadas en subastas, como a coleccionistas particulares. A la gala de apertura asistieron 450 invitados, entre los que se encontraban, Simoneta Gómez- Acebo (arriba) el vizconde Linley y su esposa. Serena Stanhope, Ira de Furstenberg, Jane Birkin, el cantante Brian Ferry, la diseñadora Vivianne Westwood y la modelo Laura Baüey La moda malaya se apunta al instrumental quirúrgico Debido al alto índice de polución que se respira en la capital de Malasia, Kuala Lumpur, una firma de moda ha tenido la sugerente idea de fabricar máscaras quirúrgicas de colores. En un intento de no desentonar con la indumentaria que llevan sus habitantes y, al mismo tiempo, protegerles de la contaminación, se ha lanzado al mercado esta original iniciativa. En la imagen, una maniquí luce una mascarilla en un escaparate SÁBADO 4- 10- 97