Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 27- 9- 97- CULTURA ABC Pág 47 Dos seísmos destruyen parte de la Basílica de Asís, arrasan los frescos de Címabue y dañan los de Giotto Los terremotos causan once muertos en el centro Críticas a la restauración del monumento, que de Italia, cuatro de ellos en el templo franciscano cambió las vigas de madera por otras de cemento Hermana Tierra dio ayer dos zarpazos de muerte a la Basílica de San Francisco de Asís. Dos terremotos sucesivos, de 5,5 y 5,7 grados Richter- que desolaron ayer las regiones de Umbría y Las Marcas, en el centro de Italia, con un resultado provisional de once muertos- provocaron el derrumbe de la bóveda, daños a los La Basílica de San Francisco de Asís fue construida en la primera mitad del siglo XIII. Es conocida especialmente por los frescos de Angelo de Bondone Giotto Roma. Pedro Corral frescos de Giotto y destrucción de los pintados por Cimabue, todos de los siglos Xin- XIV. Dos franciscanos y dos técnicos que evaluaban con un grupo de treinta personas los daños del prímer temblor, perecieron en el interior del templo al sorprenderles el segundo seísmo, con el que sobrevino el derrumbe de la bóveda. Los 28 frescos querepresentanhistorias de la Leyenda de San Francisco (Giotto) Un hombre sencillo extiende su capa a los pies de Francisco. Francisco regala sus vestidos a un caballero pobre. El sueño de las armas. Francisco oye la voz del Crucifijo de San Damián. Francisco renuncia a la herencia paterna. El Papa Inocencio III ve en sueños a Francisco, que sostiene la Basílica de Letrán. El Papa aprueba la Regla franciscana. Aparición de San Francisco en un carro de fuego. Un ángel muestra a fray Pacífico el trono preparado en el cielo para San Francisco. Francisco expulsa los demonios de Arezzo. Francisco, con un compañero, se presenta al Sultán. Un éxtasis de San Francisco. La noche de Navidad en Greccio. El milagro de la fuente. La predicación a las aves. Francisco predice la muerte del caballero de Celano. El sermón del Papa. La aparición de Francisco en el Capítulo de Arles. La impresión de las Llagas. Muerte y funerales de San Francisco. Visión de fray Agustín y del Obispo de Asís. El caballero Jerónimo comprueba la verdad de los Estigmas de San Francisco. El cortejo fúnebre se detiene en San Damián para que las clarisas puedan venerar los. restos mortales de San Francisco. Canonización de San Francisco. Aparición de San Francisco al Papa Gregorio IX. 27- San Francisco cura a un gran devoto suyo herido de 28- muerte. San Francisco resucita a una mujer. San Francisco libra de la prisión a Pedro de Alife. F. Rubio- E. Segura Frescos de la bóveda, de Cimabue, destruidos Zona del techo de la Basílica afectada por el terremoto Varios frescos de y Giotto, dañados y otros de Cimabue, destruidos El Papa Gregorio IX la funda para albergar la sepultura del Santo, enclavada en la cripta. La Basílica consta de dos niveles y un plano muy simple: nave única, transepto saliente y ábside poligonal del techo fBÍ La sucesión de estos terremotos dejará su huella en la historia del arte y la cultura italianas por la obstinación y crudeza con que ha golpeado uno de los tesoros monumentales más ricos y más visitados del país. La Basílica Superior de San Francisco de Asís, comenzada a construir en 1228, dos años después de la muerte del poverello di Dio había sobrevivido a lo largo de su historia a más de veinte seísmos, los liltimos en 1982 y 1984. Ayer sucumbió dramáticamente a una cadena de temblores que comenzó pasadas las dos y media de la madrugada, hora en que se produjo el primer terremoto en la zona, de 5,5 grados Richter. El temblor en la noche despertó a la comunidad de franciscanos que habitan en el convento de Asís. Su primera medida fue inspeccionar la Basílica para comprobar si el terremoto había causado daños. Un fresco de Cimabue sobre la vida de los Apóstoles, relativo a la primera comunidad cristiana, estaba atravesado de arriba a abajo por una profunda grieta de cuatro metros de largo. Está gravamente dañado confirmó el custodio del templo. Otros dos frescos de Giotto, del ciclo de 28 escenas de la vida de San Francisco, también presentaban fisuras: se trata de San Francisco santificado y San Francisco y Santa Clara A ellos se sumaba la caída de un sillar de una ventana lateral. Derrumbe de la bóveda Al mediodía de ayer, cuando un grupo de treinta personas, entre frailes de la comunidad, autoridades, -técnicos y periodistas, visitaban la Basílica cerrada ya al público para evaluar los daños, se produjo el segundo terremoto, de 5,6 grados Richter. Eran las doce menos cuarto. La violencia del seísmo provocó el derrumbamiento de la bóveda, ya seguramente dañada por el terremoto de la noche. La catástrofe se cobró cuatro víctimas. Un fraile y un seminarista de la comunidad franciscana, y dos técnicos. Los primeros fueron sorprendidos junto al altar mayor, mientras que los segundos quedaron atrapados en el centro de la nave, cubiertas por tres metros de escombros. La caída de la bóveda, decorada con tres frescos de Cimabue y de Jacobo Torriti, ha provocado la destrucción completa de los frescos del primero de ellos, que la decoraban, en particular los Cuatro Evangelistas que presidían la nave central. La parte pictórica de Cimabue está prácticamente destruida confirmó el procurador general de los franciscanos, Gianfranco Girotti. El derrumbe ha causado, además, sensibles daños sobre los frescos de Giotto que decoraban las paredes según el superintendente para Bienes Artísticos de Umbia, Costantino Centoni, quien se vio sorprendido por el derrumbe en el interior del templo. No obstante, algunos testigos aseguraban que esos daños no eran tan graves como se temía en un principio. Centoni añadió que los frescos de Cimabue han sido completamente destruidos Se espera, sin embargo, una definitiva evaluación de los daños, cuya urgencia ayer sohcitó la Unesco, para acometer cuanto antes la restauración. Lo que sí se da por seguro es que la denominada Basílica Inferior, donde se halla la tumba de San Francisco no ha sufrido daños. Polémica La catástrofe de la Basílica ha provocado ya una viva polémica sobre la responsabilidad que han podido tener en el desastre los materiales empleados en la restauración del templo en los años 50 y 60. El prestigioso crítico de arte Federico Zeri, el mismo que pone en duda la autoría de Giotto sobre los frescos de San Francisco, atribuyendo su paternidad al maestro romano Pietro CavaUini, clamó ayer contra quienes definió como unos locos por haber sustituido las vigas de maderas de la techumbre por vigas de cemento, que son más pesadas y hacen más rígida la estructura. El material de madera hacía más elástica la bóveda y por eso la Basílica había resistido tantos terremotos