Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 24- 8- 97- DEPORTES ABC Pág. 71 4- 1: Raúl llevó al Madrid a la Supercopa Marcó los dos primeros goles de su equipo y rompió desde su posición la zaga azulgrana El recampeón fue el Real Madrid. Y además, con goleada. El campeón de Liga pudo con el campeón de Copa. En una buena segunda mitad, el equipo de Heynckes, jugando al contragolpe, destrozó al Barcelona. Una vez más, Raúl volvió a ser el hombre del partido. Marcó los dos primeros tantos, el 1- 0 cuando más lo ne- El Barga controló el juego la primera media hora, pero le faltó profundidad y remate Madrid. Enrique Ortego cesitaba su equipo y cuando mejor estaba jugando el conjunto azulgrana. Y, además, desde su posición de media punta rompió con sus desmarques y velocidad a la zaga barcelonista. Mijatovic y Seedorf, en otras dos contras, firmaron los otros dos tantos blancos y Giovanni, el de la honrrilla visitante ya casi al final, 4 1 BARCELONA Rear Madrid: Cañizares; Panucci. Hierro, Karanlía, Roberto Carlos; Seedorf, Guti (Jaime, m. 63) Raúl, Ze Roberto (Sanchis, m. 81) Mijatovic y Suker (Víctor, m. 73) Barcelona: Hesp; Ferrer, Reiziger, Abelardo; Amor (Ciric, m. 57) Guardiola, Sergi; Figo, Giovanni, Rivaldo; y Anderson (Dugarry, m. 68) Arbitro: Daudén Ibáñez. Tarjetas amarillas a Seedorf, Raúl, Panucci, Abelardo y Figo. Goles: 1- 0, min. 42: Raúl. 2- 0, min. 54: Raúl. 3- 0, min. 58: Mijatovic. 4- 0, min. 65: Seedorf. 4- 1, min. 79: Giovanni. t El Real Madrid tenía el partido empinado como las cuestas del Tourmalet. El Barcelona controlaba la situación y comenzaba a sentirse superior y cómodo sobre el campo, aunque resultara inofensivo en ataque. Fue entonces cuando Karanka optó por cambiar de táctica. En lugar de buscar el toque y la salida del balón jugado, como hasta entonces lo había intentado su equipo, decidió probar con los balones largos. Una táctica que se utiliza en situaciones parecidas para ganar metros, para que el equipo se estire y comer terreno al enemigo. Lo que ya no entra en la teoría es que al primer cambio de orientación se acierte de pleno. De la zurda de Karanka salió un balón de cuarenta metros, justo allá donde Raúl comenzaba el desmarque. El control orientado, que el siete blanco hizo a ese balón largo fue un regalo para los, ojos. Se colocó tan perfectamente el balón que el remate final tenía que ser inapelable. A- i M é H Sé- Raúl, el mejor jugador del partido, celebra el primer gol marcado al Barcelona abriera y Raúl- siempre aparece cuando le necesita su equipomarcó el segundo. El tercero y cuarto cayeron por su peso. Como podían haber caído más. El Barca no había logrado meterse en el partido tras el descanso y acabó desbordado en toda sus líneas. Por el contrario, el Madrid, cada vez más dentro y concentrado, no perdonó. De salida, Heynckes y Van Gaal habían retocado sus equipos en relación al partido del rniércoles. El alemán, además de recuperar a los lesionados Hierro y Panucci, quiso demostrar que su obsesión por dominar el centro del campo y tener lo más posible la posesión del balón no se queda sólo en la simple teoría. Por eso eligió a Guti y Ze Roberto en lugar de Jaime y Amavisca. Dos jugadores de calidad, de toque, que tienen capacidad para tener el balón y jugarlo. Van Gaal mantuvo la defensa de tres hombres y su sistema de 3- 1- 3- 3, pero su línea más retrasada fue completamente nueva: Ferrer y Abelardo, en mareajes individuales por toda la zona defensiva, y Reiziger como teórico libre. Guardiola saltó a su posición ideal, medio centro, pero demasiado pendiente de Raúl. Sergi se adelantó al centro del campo, en la posición que el miércoles ocupó Amunike. De la pizarra al terreno de juego. El Madrid quiso intimidar de salida. No lo logró. Hierro, Roberto Carlos y Suker pretendieron dejar bien claro que la agresividad del equipo en casa iba a ser superior a la del Camp Nou, pero sus fuertes entradas no amedrentaron a los azulgrana, que se hicieron con la posesión del balón y dominaron con cierta comodidad el encuentro durante la primera media hora. Pero, como tantas veces, era uh control ficticio porque el Barga no llegaba. Sólo una ocasión de gol. Una jugada a balón parado que Anderson dejó en los pies de Giovanni, quien a puerta vacía remató incomprensiblemente fuera. El Madrid no funcionaba. Guti estaba desorientado en la posición de medio centro y Ze Roberto tampoco imponía una de sus grandes cualidades, la velocidad. Sin balón, el centro del campo blanco se sintió perdido. Un hombre, la clave j. La revancha de Karanka Esa acción, simple y sencilla, cambió todo. El Madrid se fue al descanso por delante en el marcador e incluso con el título asegurado, por aquello del valor doble de los goles. En la reanudación todo fue cuesta abajo para el equipo blanco. Se parapetó bien atrás, siempre con la línea defensiva adelantada, cerró mejor los huecos que en la primera mitad y buscó la contra a la velocidad que se suele jugar cuando el resultado es favorable. Era inevitable que el Barga se Cumplida la media hora y más a base de corazón y fuerza que de cabeza y calidad, el conjunto blanco consiguió sentirse vivo. Antes de la obra maestra de Raúl forzó dos o tres córners consecutivos e incluso pudo haber un penalti de Amor a Raúl. Raúl fue el hombre clave. No sólo por los dos goles- también marcó en el Camp Nou- sino por su actuación en general. Desde la posición de media punta rompió la zaga rival. Consiguió, primero, que Guardiola se dedicase más a marcarle que a hacer ju- gar a su equipo y, después, quefReiziger se descentrara por estar atento a las coberturas sobre Guardiola.