Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 19- 5- 97 CULTURA ABC Pág. 45 Cebrián ingresó en la Real Academia Española con un discurso sobre Jovellanos como hombre de transición Femando Lázaro Carreter presidió la toma de posesión del nuevo académico, a la que asistió Felipe GonziUez No es ninguna novedad el encumbramiento académico de los periodistas dice Cebrián en su discurso. Nadie cuestiona que ha habido y hay grandes periodistas en la Academia. Pero el 19 de diciembre de 1996, la Docta Casa abrió sus puertas de par en par al mundo de la comunicación representado en los nombres de Luis María Anson y Juan La noticia de su elección llegó días antes de Navidad. Celebraba el grupo Prisa sufiestaanual navideña, cuando conoció la buena nueva. Juan Luis Cebrián no disimuló entonces la enorme satisfacción que suponía para él ser nombrado académico. Algo en lo que Francisco Ayala, Luis Goytisolo y Francisco Rico tuvieron mucho que ver: habían propuesto su candidatura a la Institución. Minutos antes de las siete de la tarde (hora prevista para el comienzo del solemne acto) iban llegando personalidades del mundo de la cultura, el periodismo y la política a la sede de la Academia que, un domingo más, abría su puerta grande para dar la bienvenida a un nuevo miembro. i. pr Luis Goytisolo respondió al recipiendario del sillón V vacante desde la muerte de Emilio García Gómez Madrid. Natividad Pulido Luis Cebrián. Este último ocupa desde ayer el sillón V Para él fue elegido en 1927 Antonio Machado, pero iiunca llegó a ocuparlo. Sí lo hicieron, en cambio, Gaspar Melchor de Jovellanos- a cuya ñgura dedicó su discurso de ingreso y cuyo sillón- dice Cebrián- me honro de heredar -y Emilio García Gómez, su más inmediato predecesor. que alguien te llame para decirte algo bueno sin deberte nada. Estoy muy satisfecho porque sea quien me invitó a entrar el que me dé ahora la bienvenida Y así lo hizo Goytisolo, para quien deber y amistad se veían satisfechos a un tiempo. Deber, porque cree necesaria la presencia en esta Casa de una persona vinculada a la tarea de informar y comunicar, de un foriador de medios de comunicación No ocultó su rechazo hacia la Unión Europea- tengo la intuición de que, con la simia, a o se résta y apimtó como tarea principal de la Academia evitar que la cultura y la lengua españolas se difuminen en la integración europea. i fM- -í r Prensa y literatura A la hora prevista, hacía su entrada en la sala Cebrián, flanqueado por Antonio Muñoz Molina y Domingo Ynduráín. Presidía el acto el director de la Real Academia Española, Femando Lázaro Carreter, acompañado por el secretario de Estado de Cultura, Miguel Ángel Cortés, y los académicos Pedro Laín Entralgo, Ángel Martín Municio y Víctor García de la Concha. Las primeras palabras de Cebrián fueron de reconocimiento para tantos escritores ligados al periodismo que están en la Academia. Habló del ingenio y la magia de Vargas Llosa, de la maestría de Torrente Ballesíer, del Delibes director de periódicos y de Luca de Tena, im apellido cuyo lustre se debe a las contribuciones por esa familia hechas al diarismo hispano Pero no dejó pasar la ocasión para mostrar su alegría porque conmigo, como con Luis María Anson, los medios de comunicación, en su versión más sucintamente profesional y artesana, hayan sido elevados a la categoría académica y sea reconocida así su importancia en la construcción y mantenimiento del idioma No acabaron ahí los parabienes. Hubo un recuerdo especial para quien le precedió en el sillón V Emilio García Gómez, uno de los pocos sabios reconocidos por todas las Españas Al igual que Domingo Ynduráin, Cebrián decidió un día seguir los pasos de su padre. Viví el periodismo desde la cuna- comenta a Pí í- j- Asistentes Al acto asistieron, entre otras personalidades, el ex presidente del Gobierno, Fehpe González; los ex ministros Narciso Serra, Alfredo Pérez Rubalcaba y Javier Gómez Navarro; el director general del libro. Femando Rodrfeuez Lafuente; Alvaro Rodríguez Bereijo, José Luis García Delgado, Jesús de Polanco, Plácido Arango, Miguel Gil, íñigo Cavero, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, Gregorío Marañón y Bertrán de Lis, Clemente Auger, Pascual Sala, Jaime García Añoveros, José Luis Borau, Terenci Moix, Juan Tapia, Fernando Trueba, Humberto López Morales, Manuel Vicent, Fernando G. Delgado, Mercedes Milá, Graciano García, Pedro Silva, Alfonso y Jesús de la Serna, José Luis Coll, Miguel Ángel y José Antonio Fernández Ordóñez, Elena Salgado, Femando Javier Pradera, Ricardo Diez Hochleitner, Joaquín Estefanía, Peridis, Eduardo Haro Tecglen, Augusto Delkáder, Vicente Molina Fobc, Femando Savater, Diego Carcedo, Juan Cruz y los académicos Emilio Alarcos, Elíseo Álvarez Arenas, Rafael Alvarado, Francisco Ayala, Antonio Buero Vallejo, Antonio Colino, Eduardo García de Enterría, Valentín García Yebra, Emilio Lorenzo, Emilio Lledó, Antonio Mingóte, Claudio Rodríguez, Francisco Rodríguez Adrados, Gregorío Salvador, Manuel Seco, Gonzalo Torrente Ballester y Alonso Zamora Vicente, así como el académico electo Luis María Anson. ií íií v: Cebrián, durante la lectura de su discurso de ingreso en la Española ABC- y en este día tan especial para mí quiero hacer una mención especial a mi padre Como tantos visitantes del Prado, el ex director de El país sucumbió al embrujo del retrato que Goya pintó de Jovellanos. No podía imaginar aquel día que llegaría a ocupar su mismo sillón en la Academia dos siglos después de que lo hiciera aquél. A este ilustre asturiano, imo de los primeros intelectuales que habita las páginas de nuestra historia dedicó su discurso. Entre las múltiples disciplinas que desarrolló en vida se quedó con su carácter de hombre de transición Encarnó, quizás antes que nadie, la idea de transición y fue víctima de ella De su talante modemizador, desmenuzó tres aspectos. El primero, su feminismo temprano y su defensa de los derechos de la mujer. A continuación se refirió al que considera el más estimulante y moderno de cuantos textos salieron de su temblorosa mano Memoria sobre los espectáculos en el que arremete contra las arbitrariedades del poder. Finalmente, una pincelada de su relación con la Prensa y su deseo de lanzar dos revistas, que no vieron la luz. Concluyó su discurso como lo comenzó; con un reconocimiento. En este caso a todos aquellos que, como Jovellanos, pagaron un alto precio personal por mantener una coherencia de vida acorde con sus ideas de paz y progreso Entre ellos, Quevedo, Fray Luis, Antonio Machado, Miguel Hernández, Lorca... Y una reprimenda a la Historia de España, por la pertinacia con que maltrata a sus más ilustres hijos Jovellanos murió tras sufrir destierro y estar siete años encarcelado, un final infame por atreverse a crear una España diferente Cebrián advierte la probabilidad de que cuantos se empeñen hoy en reformas como las que él promovió habrán de vérselas, nuevamente, con el furor por el mando y la pasión del poder Contestó a Cebrián el escritor Luis Goytisolo. Fue él precisamente quien un buen día le llamó para preguntarle si podía utilizar su nombre como candidato a la Academia: Se lo agradecí muchísimo- recuerda a. ABC- porque en esta Corte de intrigas no es normal