Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EATRO dentro del teatro. Una fórmula que puede dar origen a sesudas disquisiciones sobre la metateatralidad o, dejándose llevar por la travesura, ser punto de partida de un fenomenal dislate cómico. Ahí nos topamos con Por delante y por detrás un furibundamente divertido vodevil del británico Michael Frayn, que, tras un año de hacer las delicias del púbhco barcelonés, lleva varias semanas haciendo del teatro de La Latina semillero de carcajadas. La fórmula tiene la sencillez de las ideas geniales, peliagudas luego de llevar a cabo: enseñar al público lo que ocurre en el escenario- lo habitual en cualquier obra- y también lo que acontece detrás, entre cajas. Un giro que da pie a una catarata de situaciones de comicidad incontenible. La trama comienza con el ensayo general de la comedia ¿Me enseñas... la sardina? financiada por la. actriz principal, que se entiende con el galán joven. En el segundo acto, el escenario da un giro de ciento ochenta grados y el público ve cuanto sucede entre bastidores durante una representación de la obra; y en el tercero, otra vez con el primer decorado de cara al espectador, asistimos a una función en las últimas boqueadas de una gira por provincias. Los espectadores están al tanto de las peripecias íntimas de la compañía (el director flirtea con varias chicas a la vez, la actriz principal cambia de amores, un actor veterano empina el codo en cuanto tiene la menor oportunidad... y la risa es ya continua. Por delante y por detrás transcurre al endiablado ritmo marcado por el director Alexander Herold, un frenesí mihmétrico que exige total sincronización de técnicos y actores y una tremeda elasticidad interpretativa por parte de estos últimos: Paloma Paso Jardiel, Ferrán Botifoll, Francisco Rojas, Silvia Espigado, Cecilia Solaguren. Carlos Manuel Díaz, Cristina FenoUar, Eleazar Ortiz y Antonio Requena, que están estupendos. Aunque en este apartado es difícil destacar a alguno por encima de los demás, es de justicia reconocer la espléndida composición que de su personaje hace Silvia Espigado, una actriz que crece día a día y que, si ya había dado pruebas de sus capacidades interpretativas en obras de Buero Vallejo y Alonso de Santos, en este vodevil da toda una lección de comicidad en una divertidísima y m- uy aplaudida creación de la tontita despampanante que sigue con su papel como si tal cosa mientras todo se derrumba a su alrededor. Como diría un andaluz, esta obra está concebida pa jartarse de reír Por aelante y por detrás un furibundamente divertido vodevil del británico M cíüei Fravn nue n f í T T u 1 delicias del público barcelonés, lleva varias semanas haciendo del teatro de La Latina semillero de carcajadas. En la imagen, Silvia Espigado, que realiza una e s l é S a Enrique ASENJO composición de su personaje, en una escena de esta comedia DOMíNGO 6- 4- 97 ABC 153 T Silvia Espigado triunfa en Por delante y por detrás una fiesta de la risa