Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 MIÉRCOLES 2- 4- 97 SUCESOS ABC 77 Tensión, insultos y golpes en los juicios por los casos de Costa Polvoranca y David Martín El abogado del principal acusado fue agredido por unos punkies Madrid. Lissette Bustamante Javier Mesa Puños en alto, gritos, insultos, pancari; as: ¡Basta ya de impunidad a los fascistas! ¡Richard no te olvidamos! todo esto unido a la intolerancia ha sido la actitud de los jóvenes que se concentraron ayer frente a la Audiencia Provincial de Madrid donde comenzaron dos de los juicios más esperados en los últimos años. Fuertes momentos de tensión se vivieron hasta el punto de que uno de los abogados fue golpeado por los manifestantes. Por la mañana comenzaron en la Audienmente los servicios de seguridad de la Aucia de Madrid dos de los juicios que mayor exdiencia de Madrid tuvieron que proteger las pectación han creado en la poblaciórt, sobre puertas de acceso. Cerca de las doce del metodo por la violencia desatada durante los hediodía se informó de que la vista por el caso chos. Aparentemente fueron dos riñas tumul- de Costa Polvoranca será en la Sala 2, por no tuarias muy similares, como las que suelen reunir la uno las condiciones necesarias. ocurrir los fines de semana en las zonas de Saltó la chispa, el abogado Javier Saavedra, copas. Sin embargo, y, a pesar de que los tri- encargado de la defensa de el Mallorquín bunales que juzgan lo sucedido pretenden fue interceptado en un bar cercano por unos despohtizar estos casos, la presencia agresiva veinte manifestantes quienes comenzaron a de los acusados y, por otro, la de los amigos increparle e, incluso, le escupieron y golpeade Ricardo Rodríguez, perturba la tranquiliron en la cabeza y en la ingle. ¡Va a correr dad necesaria para la instrucción de estos dos sangre! ¡Vamos a matar a los fascistas! sumarios. Saavedra, muy indignado declaró a la A las diez y media de la mañana informaPrensa: Estos jóvenes tienen que entender ron de que en la Sala O comenzaría la vista el derecho que asiste a cualquier ciudadano oral por la muerte de David Martín en Ara la defensa. Hasta que no se demuestre la ganda del Rey. Hasta ese momento unos y culpabiüdad de Cristóbal Castejón es presunotros observalDan a los jóvenes que penetra- tamente inocente ban en la sala de espera, la que parecía un Ejemplo de autocontrol polvorín a punto de estallar. Tras el aviso de la megafonía, todas las personas relacionadas Así se sucedieron las primeras horas de los con el caso de David Martín subieron a la se- dos juicios más esperados. Mientras tanto, gunda planta. Parecía que la tensión dismi- en medio de este clima de alta tensión, los nuiría, pero no. La puerta de la Sala 1 perma- padres de las dos víctimas mortales de los neció cerrada durante tres horas, lo que concrímenes de Costa Polvoranca y de Arganda tribuyó a que los jóvenes antifascistas de del Rey daban ejemplo de autocontrol y dig Lucha Autónoma que permanecían a la nidad. Esperamos que se haga cumplir la entrada de los tribunales, comenzaran a inley y que los culpables de la muerte de mi sultar a los que estaban dentro del recinto. hijo permanezcan en la cárcel todos los años ¡Fachas de m... que les imponga el tribunal. Estoy orguUosa de mi hijo, afirma la madre de David, cosa La tensión fue en aumento. Periodistas y que no pueden hacer los padres de los que lo familiares de la víctima vislumbraban lo que mataron. Aunque algún día queden en hberpodía producirse. Incluso la madre de Ritad, simpre tendrán la sombra de la muerte cardo, víctima mortal de Costa Polvoranca, de mi hijo a sus espaldas pedía que comenzara el juicio. Aglutinados En otro rincón de la sala de espera, la maante la puerta de la Sala 1 estaba esta famiha, dre de Ricardo Rodríguez se apoyaba en las la del principal acusado, Cristóbal Castejón, declaraciones de Castejón para afirmar que aüas el mallorquín y varios acusados. las contradicciones manifiestas durante el Los puños de algunos jóvenes golpearon interrogatorio del ñscal y la acusación no delos cristales, mientras que otros alzaban sus manos haciendo gestos obscenos. Rápida- jan dudas de que él mató a mi hijo Crimen de Arganda: Si alguien siente esto, soy yo David Martín fue golpeado hasta la muerte en octubre de 1995 a la puerta de una discoteca de Arganda del Rey. Ahora casi dos años después de aquel suceso, la vista oral del juicio por este caso empezó con las declaraciones de los imputados. El primero en tomar la palabra fue Miguel Ángel Castellanos, el único de los acusados que ha permanecido encarcelado desde el trágico suceso. Sobre él recae la responsabilidad principal acerca de la muerte de David, ya que se le acusa de haberle propinado en la cabeza el pisotón mortal con el que finalizó la paliza. Castellanos empezó su intervención dirigiéndose a la familia de la víctima: Señoría, antes de las preguntas me gustaría decir que si alguien siente todo esto, soy yo, y me dirijo a la familia de David Acto seguido, murmullos y sonrisas irónicas de dolor. Ante las precintas de fiscales y defensores, Miguel Ángel, permaneció firme y declaró ser inocente de la muerte de David y lamentó profundamente lo ocurrido. El joven acusado responsabilizó de la pelea que desencadenó la pahza a sus compañeros de banquillo y negó su pertenencia a ningún tipo de banda organizada o con tendencia neonazi. A su parecer, la patada que le dio en la cabeza, hecho que admite, no le provocó la muerte a David. Los siguientes en prestar declaración fueron Juan Luis Sanz Álvarez y Juan Manuel González Gutiérrez, quienes trataron de dejar claro que ellos no comenzaron la discusión que provocó, al parecer, la agresión. Los dos coincidieron en cargar toda la culpa de la muerte de David sobre Castellanos, y al fallecido, de haberles amenzado e, incluso, agredido. Ambos incurrieron en constantes contradicciones en sus palabras ante el Tribunal. El mayor de los González puso punto final a su intervención entre sollozos: Me da pena pensar en David, recé por él, tuve miedo por mi hermano... yo no quise hacer daño a nadie El Mallorquín se contradice Cuando el mallorquín entró a la Sala 2 levantó sus manos esposadas y sonrió para saludar a sus amigos y famiüares. Así dejó clara su actitud ante este juicio. El portero de la discoteca, se acercó a Ricardo por detrás, lo cogió, sacó un cuchillo y lo apuñaló en el pecho. Yo veo que lanza con una mano y el chaval cae al suelo y los que estaban ahí le dan patadas, entre ellos estaban Toño y Chema, éste último tenía una pistola Cristóbal Castejón volvió a descargar la responsabiUdad por la muerte de Ricardo sobre David García, portero de la discoteca Donqui de la zona de copas conocida como Costa Polvoranca, frente a la cual comenzó la riña que terminó en tragedia. Con actitud arrogante, Cristóbal Castejón, principal acusado, afirmó: Estaba a unos cinco metros del lugar donde murió el chaval En todo momento sus respuestas a las preguntas del fiscal y de la acusación fueron exculpatorias. Lo único que reconoció es lo que lo une al resto de los acusados: La afición por la música bakalao y el amor a la patria y a su bandera... ¡Quiero preguntar si ser español es un delito ahora! preguntó a los letrados cuando intentaron demostrarle al tribunal la ideología ultraderechista que se le atribuye al acusado que ahora niega el haber pertenecido al grupo Bases Autónomas- Sección Cubos Continuando con su actitud arrogante y provocadora dijo: Eso se lo inventó la Pohcía, han llegado a decir que yo soy un skinhead Explicó que él junto a otros cinco amigos llegaron muy cerca de la una y media de la madrugada al pub Donqui para celebrar el cumpleaños de Tato, otro de los procesados. Cuando llegamos ya había una discusión entre los porteros del local adonde íbamos y del que está al lado, Puta Calle donde generalmente se reúnen jóvenes punkies Dice que nada más llegar fue a pedir un bocadillo a una barra que estaba fuera del Donqui en ese instante vio a tres punkies que se le acercaron y le dijeron: ¡Nazi de m... por lo que cogió una navaja que estaba atada con una cuerda a la barra (idéntica a la que tenía otro de los acusados) y apuñaló a uno de los amigos de la víctima, Raúl Tomillo, en una zona muy cercana a los glúteos. Después vi cómo David cogía a Ricardo por detrás y lo apuñalaba Cinco declaraciones hizo el Mallorquín durante toda la instrucción y fue a partir de la tercera cuando comenzó a inculpar al portero, David García. ¿Por qué tantos cambios en sus palabras? preguntó la fiscal y la acusación. Creí que cada uno iba a ser hombre y se iba a comer lo suyo respondió. Ayer para casi todos quedaron claras las contradicciones manifiestas de el Mallorquín ellas sirvieron para demostrar su culpabilidad.