Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 ABC SUCESOS Accidentes ferroviarios en Pamplona y Guadalajara MIÉRCOLES 2- 4- 97 Pánico en el Talgo por otro descarrilamiento Los vecinos de Azuqueca colaboraron desde el primer momento en el auxilio de los afectados El descarrilamiento de un Talgo pendular procedente de Barcelona a las cuatro y media de la madrugada de ayer en la localidad guadalajareña de Azuqueca de Henares causó la muerte de un literista de Renfe y de una mujer de nacionalidad francesa de 63 años de edad, así como veintidós heridos, cinco de los cuales En el tren viajaban 54 pasajeros con destino a Málaga, algunos de los cuales estaban durmiendo Azuqueca de Henares (Guadalajara) Rocío Ruiz se encontraban ayer aún ingresados. El hecho de que la tragedia ocurriera a esas horas de la madrugada evitó males rnayores, ya que el descarrilamiento se produjo a la altura de un paso a nivel que atraviesan diariamente unas dos mil personas. Los cortes en la línea férrea afectaron a unas cuarenta y cinco mil personas. En pleno casco urbano de Azuqueca de Henares, por donde atraviesa la vía férrea, justo a la altura de un cambio de agujas cercano a la estación de ferrocarril, se produjo a las cuatro y media de la madrugada de ayer, el descarrilamiento del Talgo pendular que había partido horas antes da- Barcelona y se dirigía a Madrid para después reanudar el viaje hacia Málaga. Varios vagones con los que contaba el tren descarrilaron a ambos lados de la vía e, incluso, algunos volcaron a la altura de un paso a nivel que registra todos los días una gran intensidad de tráfico rodado y que permite el acceso a Azuqueca de Henares desde la N- U y la zona industrial de esta localidad. De las 54 personas que viajaban en el Talgo, muchas se encontraban durmiendo en sus hteras cuando sufrieron el impacto, dos han resultado muertas: José Manuel López López, literista de Renfe, de 53 años y residente en la población catalana de Tlana. Su cuerpo ha sido trasladado al depósito de cadáveres del cementerio de Azuqueca. La otra fallecida ha sido la francesa Josefina Lambert, de 63 años de edad, cuyo cadáver se encuentra en el tanatorio del Hospital del Insalud de Guadalajara. Cinco de los heridos, entre ellos el maquinista del convoy, continúan hospitalizados: Albert Tarrago Royo, Nayat Mohad Kabour, Luis Lambert- esposo de la mujer francesa fallecida- Jesús Ortega del Rey y Remedios Alonso Sierra. Otros diecisiete viajeros presentan heridas de menor consideración, algunos de los cuales fueron ayer ingresados en el Hospital General de la capital alcarrana, según informó el Gobierno Civil de Guadalajara. El fuerte estruendo que provocó el descarrilamiento alertó en un primer momento a los trabajadores del turno de noche de la empresa Crivisa, situada en las inmediaciones, así como a muchos vecinos residentes en los La hora a la que ocurrió el descarrilamiento evitó males mayores por la intensidad de tráfico que se registra a la altura del pasa a nivel donde se prodiyo el accidente bloques que se sitúan justamente en uno de los márgenes de la vía férrea. Su reacción no se hizo esperar cuando se percataron de la catástrofe y fueron los que auxiliaron en un primer momento a las víctimas. Se escuchó un fuerte estruendo; después polvo, piedras, silencio y voces pidiendo auxilio relataba una de las mujeres que acudieron a ayudar a los heridos. Los vecinos aportaron mantas que bajaron de sus casas e, incluso, faciUtaron infusiones de tila a los viajeros para intentar calmar su estado de histeria y nerviosismo. Otros residentes de la zona también colaboraron en la tarea de sacar a los viajeros de los diferentes compartimentos, muchos de los cuales, que se encontraban dormidos, según ellos mismos detallaron, se encontraban en estado de shock. Una de las pasajeras, Nayat Mohad Kabour, de origen árabe pero nacionahzada española, relataba así el accidente desde el Hospital de Alcalá de Henares: Fue todo muy rápido, yo me eché encima de mis hijas para protegerlas y después sólo pude sentir muchos objetos cayendo sobre mi espalda En medio de la desolación, una niña de siete años de edad, Noemi Guma, nieta de la fallecida, fue encontrada en la vía férrea por un matrimonio que en un primer momento la subió a su casa. Posteriormente el gobernador civil de Guadalajara, Jonás Picazo, la trasladó a su vivienda en la capital a la espera de que pudieran venir a su encuentro sus padres, que residen en MarbeUa. Varias grúas así como el Cuerpo de Bomberos de Guadalajara y Madrid, Guardia Civil, Policía Local y Nacional, Cruz Roja, Protección Civil e innumerable personal de apoyo permanecieron durante todo el día en la zona intentando retirar los vagones. El servicio de Renfe entre Guadalajara y Alcalá quedó ayer interrumpido, por lo que se habilitaron autobuses para el traslado de viajeros.