Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ABC NACIONAL JUEVES 20- 3- 97 El juez cree inútil que declare Idígoras por el vídeo de ETA Madrid. N. C. El magistrado del Tribunal Supremo José Manuel Martínez Pereda considera inútil citar a declarar al miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuná Juan Cruz Idígoras en el sumario en el que se investiga la presunta colaboración con ETA de toda la dirección de esa coalición por la difusión de un vídeo de la banda terrorista durante la campaña para las elecciones generales de 1996. En una resolución que desestima un recurso de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) el instructor afirma que la comparecencia del dirigente batasuno no tiene utilidad alguna Idígoras- que ya se encuentra en libertad bajo fianza por esta causa- había sido citado por Martínez Pereda para el pasado 12 de febrero. Siguiendo la estrategia de HB y al igual que el resto de los miembros de la Mesa Nacional, no compareció ante el juez pese a que acudir a todos los llamamientos judiciales era una de las condiciones para que Idígoras permanezca en libertad. Ante la incomparecencia del batasuno, Martínez Pereda decidió emplazar al fiador para que pusiera a Idígoras a disposición del Tribunal. Tanto el fiscal como el resto de las acusaciones personadas apoyaron esta medida, que finalmente fue anulada por el instructor. Martínez Pereda argumenta ahora que la citación de Idígoras no es útil para el esclarecimiento de los hechos y supone una duplicidad de diligencia pues el imputado compareció hace un año ante el juez Baltasar Garzón, cuando la competencia para tramitar la causa correspondía a la Audiencia Nacional. Entiende, además, que mantener el requerimiento al fiador sería un acto de mero imperio, pero no de Justicia, y por ello debe repudiarse Fuentes de la AVT han indicado que la asociación recurrirá esta resolución y señalan que, en su opinión, no es relevante que Idígoras ya compareciera ante Garzón en su día sino el hecho de que no compareciera al llamamiento de Martínez Pereda cuando él ya tenía la condición de imputado en el procedimiento y, además, se encuentra en libertad bajo fianza. Las partes personadas han sido emplazadas esta tarde para realizar un nuevo visionado del vídeo de ETA, última diligencia que, según fuentes de la Sala Segunda, tiene previsto realizar el instructor antes de dictar el procesamiento de los miembros de la Mesa Nacional de HB y antes de concluir la instrucción. Fallece en Marbella a los ochenta y nueve años de edad el duque dellnfantado Fue miembro del Consejo Privado de Don Juan de Borbón Madrid. S. N. Don Iñigo de Arteaga y Falguera, duque del Infantado, falleció ayer, a los ochenta y nueve años, en Marbella. Durante la Guerra Civil participó en la campaña del Norte, de Aragón y de Cataluña, con una destacada actuación. Entre otros destinos como militar, tuvo los de capitán general de Baleares y de Sevilla. Fue miembro del Consejo Privado de Don Juan de Borbón y decano presidente de la Diputación y Consejo Permanente de la Grandeza. Nacido en Madrid el 14 de novierribre de 1907, don íñigo de Arteaga y Falguera ingresó en la Academia de Ingenieros en 1920, de donde salió con él grado de teniente en 1924 tras obtener el número uno de su promoción. Al año siguiente ingresó en la Escuela Superior de Guerra y en 1930 pasó al Cuerpo de Estado Mayor y ascendió a capitán en 1931. Por participar en la sublevación del 10 de agosto de 1932 fue deportado a Villa Cisneros. El comienzo de la Guerra Civil le sorprendió en zona republicana, de la que logró fugarse en 1937 a través de la Embajada checoslovaca. Con posterioridad, se incorporó en zona nacional a la cuarta brigada de Navarra como comandante y participó en la campaña del Norte, de Aragón y de Cataluña, con una destacada actuación. Terminada la Guerra Civil fue profesor en las Escuelas de Estado Mayor y Superior del Ejército. Ascendió a teniente coronel en 1954; a coronel, en 1957, y se le nombró jefe de estudios en la Escuela de Estado Mayor. En 1961, al ascender a general, se le nombró director del citado centro. En 1964 ascendió a general de división y se le nombró gobernador militar de Madrid y subinspector de tropas y servicios de la Primera Región Militar. En 1968 fue ascendido a teniente general y nombrado capitán general de Baleares y en agosto de 1971 fue nombrado capitán general de la Segunda Región Militar. En noviembre de ese mismo año pasó a la situación de reserva. Con este motivo se celebró un acto en Córdoba, al que asistieron, junto al duque del Infantado, el gobernador militar de Córdoba, general Alonso Jiménez; el gobernador civil, el presidente de la Audiencia, el presidente de la Duputación Provincial, el alcalde de la ciudad y otras autoridades, así como los jefes y oficiales de la guarnición. El general Alonso Jiménez pronunció unas palabras de despedida hacia el capitán general, al que agradeció el interés tenido siempre por todos los problemas que afectaron a la guarnición cordobesa. Por su parte, el teniente general íñigo de Arteaga y Falgueracontestó con frases de gratitud hacia todos por la colaboración que, desde sus distintos puestos, le prestaron en el desempeño de su misión. Además de duque del Infantado, era marqués de Ariza, con Grandeza de España; marqués de Armunia; almirante de Aragón; conde de la Monclova, con Grandeza de España; señor dé la Casa de Lazcano, de Cea, de Valmediano; conde del Real de Manzanares, y de Santiago, gentilhombre de Cámara y maestrante de la Real de Zaragoza. Don íñigo de Arteaga y Falguera fue miembro del Consejo Privado de Don Juan de Borbón y decano presidente de la Diputación y Consejo Permanente de la Grandeza. Entre otras condecoraciones tenía las grandes cruces del Mérito Militar, de San Hermenegildo y de Isabel la Católica, Cruz de Guerra con Palma, Roja y de Sufrimientos. Fue fundador y presidente de la Asociación Española contra el Cáncer. El duque del Infantado, que será enterrado en la intimidad familiar, se casó con doña María Cristina de Salamanca y Caro, condesa de Zaldívar y tuvo cinco hijos: don íñigo, don Jaime, don Francisco de Borja, don Carlos y doña María Cristina de Arteaga y Martín. Rosa Aguilar: Hoy quien más sabe de ETA es la Policía francesa Madrid. M. Alcaraz La portavoz de lU en el Congreso, Rosa Aguilar, cree que la descoordinación entre las Fuerzas de Seguridad y la Ertzaintza es tal que hoy quien más sabe de terrorismo es la Policía francesa, que recibe información de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de la Policía autónoma, que no se comunican entre ellas La parlamentaria de lU, que participó en la tertulia periodística Cita en Cala Fornells manifestó que no se puede admitir desde el punto de vista democrático esta descoordinación entre las Fuerzas de Seguridad Declaró que su grupo le había dado un cheque en blanco al ministro del Interior durante el primer año para que pusiera en marcha políticas activas, pero ahora le retiramos este cheque en blanco m (Bíaéü. imencha: iwmem; lemía. (í ¡f imamiif mtlataáái: S mtí. -JÍ 9 6 J T zi 06