Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 28- 1- 97 SUCESOS ABC Pág. 75 Caso del rol descarga la culpa en el creador del juego El principal acusado se negó a declarar y esbozó sonrisas ante algunas frases de sus compañeros Ayer no fue un día cualquiera en la Audiencia Provincial de Madrid. Por fín, cuando han pasado ya más de dos años, los presuntos implicados en el asesinato del rol uno de los crímenes más espantosos cometidos en nuestra ciudad, se sentaban en el banquillo de los acusados, ante el Tribunal de la Sección Segunda del El joven que le acompañó en el crimen dice que no lo denunció porque tenía pánico de él Madrid. Pablo Muñoz, Javier Mesa citado órgano judicial. Se trata de Javier Rosado y Félix Martínez, supuestos autores materiales, y Javier Hugo Ercilla y Jacobo Parra, amigos de los anteriores, sospechosos de un delito de conspiración para el asesinato ya que, al parecer, el grupo pensaba continuar con sus correrías de muerte, con su macabro juego muerto. Fue todo muy ráCarlos Moreno, de 52 años, pido casado y padre de tres hijos, Félix perdió su reloj en el Féhx Martínez aportó ayer su visión naje, pero otras veces no es capaz murió el 30 de abril de 1994, junto a una parada de au- de la personaUdad de su amigo Javier Siempre ha sido muy espectacular lugar, pero ignora cómo, ya tobús del barrio de Manote- Rosado, considerado el instigador del en sus gestos- continuó Féhx- pero que asegura que él no atacó ras, salvajemente acuchi- crimen y creador del juego de rol yo creía que lo hacía para hacer reír a al desconocido: Creo que llado. Lo que nadie podía Razas cuyo desarrollo acabó con el los demás. Es alegre, jovial, gastaba no le apuñalé. He tenido pepensar al descubrirse el cri- asesinato de Carlos Moreno. bromas a todo el mundo y, para mí y sadillas, sueños y en ninmen es que este hombre A preguntas del letrado de la acusa- los que le conocemos, tiene una perso- guna imagen me veo atahabía sido víctima de un ción particular, Félix trazó un perfil nalidad muy fuerte, pero atractiva. cando a la víctima. Simple juego creado por la mente psicológico de su compañero que, aun- Sin duda, se cree superior a los mente bajé por el barranco, sólo eso de un joven, Javier Rosado, que no esté avalado por los estudios de demás un estudiante de Químicas experto alguno, tiene el indudable vaLuego, los dos amigSs Todo aquello que no es de su apasionado por la muerte, lor de que es aportado por quien convi- mundo, el que se ha creado, le da fueron a una fuente, se lavalas películas de terror, la vió varias horas y a diario con Javier a igual. Alguna vez me contó que tiene ron y regresaron a casa de violencia, lo macabro... lo largo de tres años, durante los cua- amnesia selectiva, que de lo que le Félix. Allí me desnudé y Ayer iba a ser el momento les fue mi maestro, hasta hablaba ocurrió hasta los catorce años sólo se me quedé dormido. Los días de escuchar sus porqués, de como él según exphcó. acuerda de la cosas malas que le hicie- siguientes todo cambió, saber cómo piensa, cómo ra Javier- relató su amigo- actúa de ron. Dentro de su cabeza tiene todas tenía pesadillas, bebía más zona, de conocer si en su in- forma distinta según las personas que esas personalidades que se ha inven- de la cuenta y me asaltaba terior hay un lugar para el tenga enfrente. Él se ha creado un tado para el juego de las Razas pero constantemente un sentiarrepentimiento. Pasadas mundo propio en el que existen cua- para él son una reahdad. Incluso, me miento de culpa. ¿Que por las once de la mañana Javier renta personalidades distintas y él comentó que, a veces, por su boca ha- qué no lo conté todo a la Pofue llamado a declarar. La llega a creerse su propia fantasía. bla uno de los personajes, luego otro y licía? Por miedo a las consejuez que preside el Tribunal Cada personaje surge en función de la que algunas veces dentro de su mente cuencias, sí, pero también le informó entonces de su situación, del momento. Én ocasiones puden tomar la palabra varias a la vez porque tenía pánico de Jaderecho constitucional a no se acuerda de lo que ha hecho con an- y discutir entre ellas. Su actuación de- vier. Si lo denunciaba podría ser yo la próxima? declarar. Él, vestido con terioridad interpretando a un perso- pende de quien se apodere de él víctima. Está loco pantalón vaquero, camisa Pasados dos o tres días del crimen los dos blanca y un tres cuartos de color verde, dijo A continuación el procesado se refirió al con voz pausada: Por consejo de mi abogado, día del asesinato; Era viernes. Por la tarde, contaron su aventura al resto de sus amino voy a responder a pregunta alguna había quedado con los amigos. Bebí más de la gos. Incluso, uno de ellos grabó en vídeo un Luego, se sentó de nuevo en el banquillo, cuenta. A las once de la noche acompañé a programa de televisión en el que daban abrió un cuaderno, quitó la capucha a su bolí- una amiga al Metro y en el camino me en- cuenta del caso y Javier se dedicó a corregir grafo y, sin inmutarse, siguió el desarrollo de contré a Javier. Subimos a casa, porque no las inexactitudes de la información periodísla sesión, apuntando en un cuaderno las res- había nadie. Abrimos dos botellas de vino y tica. Pero ellos se creían que hablábamos en puestas más interesantes que daba su amigo comenzamos a charlar. En la conversación broma, que hablábamos del juego dijo ayer Félix Martínez e, incluso, esbozando de vez surgió la vieja teoria de Javier de cometer el Féhx Martínez, quien añadió que era Rosado en cuando sonrisas cuando lo manifestado crimen perfecto, sin móvil, sin testigos. Y ha- quien llevaba la voz cantante, yo sólo asentía, le seguía el rollo Él explicaba que por éste no coincidía con su forma de ver las Los otros dos procesados lo había hecho Lúcer, uno de sus personajes cosas. Su actitud, vista desde fuera, no parecía reflejar preocupación o arrepentiafirman que cuando sus amigos Lo ha novelado miento. Su amigo Féhx también lo piensa así: les contaron el asesinato ellos Acerca del escrito de Javier en el qu Javier no tuvo sentimiento de culpa horrendo crimen, su amigo cree pensaron que era una broma cuenta elbasado en hechos reales, pero luego Fallo informático que está él lo ha novelado todo. No coincide en absoEste segundo joven, considerado junto a blamos de ponerla en práctica esa noche Javier autor material del asesinato, sí respon Javier- continuó este procesado- ya lle- luto con la realidad dió a las preguntas de las acusaciones y las vaba los guantes de látex tanto para él como Javier había planeado una nueva salida defensas. Y a algunas de ellas por duplicado, para mí y un pequeño cuchillo. Cogió otro para el día 4 de junio y contaba para ella con pues un fallo en el sistema informático obligó más grande de mi casa y salimos a la calle. Félix y Javier Hugo Ercilla y Jacobo Parra. a que el fiscal y la acusación particular tuvie- Era sobre la una y media de la madrugada. Ya había comprado los guantes de látex, pero ran que repetir parte de su interrogatorio. Pensé que se trataba de otro juego. Fuimos a ese día los dos presuntos autores fueron deteEn primer término Félix trazó las carac- Manoteras andando. Yo seguía bebiendo. Di- nidos por la Policía tras la denuncia de uno terísticas del juego de rol ideado por Javier mos una vuelta y vimos a aquel hombre. Esa de los jugadores del rol Félix asegura que Rosado. Contó que en él estaba muy presente es la víctima dijo mi amigo, y se acercó vivió su arresto con aUvio, como el final de la idea de la muerte y el sacrificio humano, hasta él. Yo le seguía a un par de metros. Al una pesadilla, ya todo había acabado que el objetivo de muchas de la situaciones llegar a su altura, sacó el cuchillo y le pidió el Javier Hugo Ercilla y Jacobo Parra están era asesinar a alguien, ya fuera un personaje dinero. Luego le apuñaló en el cuello. En ese acusados de conspiración para el asesinato, real, o sacado de alguna película o novela de momento tuve pánico, miedo, me quedé para- por esa salida prevista para el día 4 de junio. lizado, sin poder reaccionar. Javier y aquel Finalmente, afirmaron ayer, ninguno de íbs terror que tanto gustaban a su amigo. También hablaron en muchas ocasiones de hombre cayeron por el terraplén. No sé lo que dos iba a participar en ella, por distintas razollevar a la reahdad el juego, hacer lo que se hice después, lo siguiente que recuerdo es nes. Nunca pensamos que esa salida era conoce en el argot como el rol en vivo. Evi- que estaba en el fondo del barranco y que Ro- para matar a alguien de verdad, pensanji s dentemente- afirmó Félix- nunca pensamos sado me pidió el cuchillo. Vi cómo le metía la que, como siempre, era sólo un juego. Igual en matar a nadie de verdad Cada día dedica- mano en la herida del cuello. Vi el rostro de la que cuando nos contaron que habían matado víctima y por sus ojos comprendí que había a un hombre ban tres horas a este pasatiempo. Se cree superior a los demás