Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ABC NACIONAL MIÉRCOLES 22- 1- 97 El Burladero Cuaderno de notas PAGA Y PEGA Por Víctor MÁRQUEZ REVIRIEGO gran doja nacional abeFORMA parte delalacrónicaparacedaria de Covadonga Fernánla porra para pegar. Tal ilación articula las dos evidentes premisas sumadas en una conclusión terrible, y por desgracia con harta frecuencia comprobable. La suma sería: quien paga, manda; añadimos: quien manda, pega. Y nos sale que al que no puede pagar a veces le pegan. No es necesario haber vivido en el cinematográfico Chicago de ios años treinta para saber que tal cosa sucede, incluso en países idílicamente pacifistas cual es nuestra querida España. El caso es que uno quería hablar de los antaño llamados abajofirmantes (así, todo seguido en una única palabra) Algo ha variado la costumbre, y los sujetos ejercientes de ella, desde lejanos tiempos preconstitucionales a los luego habidos, cuando el transcurrir implacable de los días hizo que ocurridas fueran lo que antes se llamaban previsiones sucesorias. No es. chica paradoja haber pasado de tener que pagar por haber firmado, a ser pegado por no haberlo hecho. La lógica no tiene siempre su debida recompensa en nuestra mágica nación. Un amigo extranjero, curioso impertinente él, me comentaba el otro día, a cuento de alguna consideración mía sobre las paradojas españolas, un hecho que aquí le llamaba la atención. Y era que veía enfrentamientos callejeros en la televisión y se asombraba de que los delincuentes llevaran la cara descubierta y los policías fueran con ei rostro tapado. Se nota que mi amigo conoce poco la historia española. ESPINA, AQUEL PIONERO Por Lorenzo CONTRERAS Barcelona se jubilado vez el ENWifredo Espina, hatalpolítico primer comentarista vicio de la política convergente. Parece ser que Espina, aprovechando la edad fronteriza que dez publicada ayer. A raíz de las no franquista que hizo de la cuenta, ha decidido hacer de la elecciones generales de 1993, la columna periodísjubilación ese tráprofesora Carmen Bayod fue tica, en tiempos de mite de despedida despedida como represalia a no la dictadura, antes y discreta que consiste haber firmado un manifiesto a después de la Ley en dar el portazo infavor de Felipe González. Fraga, una trinchesonorizado del indera de combate dependiente incurable. ¿Dónde andaría la paradoja en mocrático. Luego Espina ha sido coeste triste suceso de intolerancia vinieron- vinimosmo periodista un lemanifiesta? Pues en que hubo un otros. Pero Espina, gendario sin leyentiempo español en que se castidesde las páginas de da. La leyenda, cogaba a los firmantes de tales El Correo Catalán mo bien se sabe, se escritos. Y en lo relatado ayer se del que un servidor fabrica con márkecastiga no a los que firman, sino fue corresponsal en ting, que es la puerMadrid durante diez ta de acceso al meraños (es decir, hasta cado de las flores. que Jordi Pujol, en Don Wifredo, al igual el papel de empresario, lo hizo que otros, no ha tenido flores. mero boletín de su partido y Su gloria yace en el panteón de acabó con él y con sus lectores) las hemerotecas. Tuvo que ver, resultó del principio alfinun mi- cómo otros hemos también visto, lagro dé la consecuencia persoesa construcción apócrifa de la nal. Hizo del apellido una metá- historia profesional que ha hefora de su estUo punzante, con cho héroes democráticos y hasta algo de curare en el extremo de medio revolucionarios de insigla pluma. La verdad es qué aquel nes cobardes, entregados tantas veneno tenía esas propiedades veces, durante tantos años de curativas que la ensoñación franquismo, al sobrevuelo soromántica atribuye a las causas ciológico inocuo y anecdótico perdidas antes de que la realidad de su tiempo y de los hechos de demuestre que lo son. Lu o, ex- sutiempo. O sea, que aprovechatinguido El Correo Espina ron sin rie o eltiempo, hasta el pasó a ser desde 1987 director del punto de adornarse, cuando Felipe González Centro de Investigación de la Cto- acabó el túnel que dio paso a otro murdcación, un óigano de publi- túnel, con galas que jamás merea quien no lo hace. Dejo a los mocaciones dependiente de la Gecieron. Ha sido, y es, la apoteoralistas de oficio- pues no es neralidad de Cataluña. Allí se sis de la historia fantaseada. cosa de robarle el pan a nadie- la burocratizó honradamente e Cuando alguien se zambulla en distinción preceptiva sobre la achizo lo que pudo, hasta que, aho- las hemerotecas, sitieneese hución y la omisión; es decir, el firra, el pujoüsmo ha decidido que mor, y descubra el rastro de mumar y el no firmar. La experiencia me ha permitido conocer, tal la investigación y la comunicachosfelsosprc esistas, también vez demasiado, a un español que ción oficiales se pongan con made muchos socialistas mostrenfue castigado en su día por firyor rotundidad y plenitud al sercos, comprobará hasta qué pianto mar; y, años después, por negar está por escribir una que había firmado un historia que probablemanifiesto donde indebimente jamás llegará damente aparecía. Ciera escribirse. Y se adtamente, el represor no mirará de los iconos era el mismo en los dos periodístico- políticos casos, aunque una cosa que se expenden como tenían en común. A saobjetos de valor en las ber, ambos eran el poder chamarilerías amigoconstituido en cada mocrátícas. mento. Lo cual abunda Ya se sabe: es, en en mi idea de que la otro sentido, como la mecánica suele contar falsificación del arte. m. ás, cuando de asuntos Se fabrica la pátina, la políticos se trata, que la solera y hasta la poliideología en cuyo nomlla ennoblecedora. Y bre actúa. Y, a propósito las nuevas generaciode esto, me gusta contines de lectores- los nuar la vieja expresión que van quedando- no de quien paga, manda tienen que preguncon una para casos extarse, Miaría más, por tremos que dice así: los certificados de ga Quien manda, pega rantía. Espina, el jubiLa secuencia tiene lado, lo tiene y lo meuna lógica no desmenrece. Le ofrezco desde tida por la práctica: e! aquí laflorsin pretenque paga tiene la faculsiones de mi respeto tad de mandar, y el que- Porque yo sepa que soy socialista corrupto no voy a dimitir de diputado: tienen personal. manda tiene en su mano que descubrírmelo ios tribunales de Justicia. lililill