Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ABC NACIONAL JUEVES 2- 1- 97 La Ley para la Refoma Política: veinte El día 4 de enero se cumplen veinte años de la sanción por el Rey de la Ley para la Reforma Política, la piedra angular de los cambios legislativos que permitieron la transformación política de España desde un régimen tutelar a otro democrático. La Ley había sido presentada para su aprobación a las Cortes el 10 de Madrid. A. Echavarri M. L. Julién R. Moreno septiembre de 1976, y fue la gran apuesta política del entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, quien interpretó la voluntad del Rey y emprendió una operación política de enorme calado que comenzó con la desaparición de las instituciones legislativas del franquismo por la voluntad de sus propios miembros. Suárez liabía sido designado remitirnos a las nuevas Cortes Calendario de la Reforma por el Rey presidente del Gopara que en un pacto nacional bierno en julio de 1976. En seppara la convivencia, modificasen tiembre de ese año ya anunciaba adecuadamente las normas consen televisión su intención de contitucionales vocar al pueblo español a asumir Por el contrario, las ideas de el protagonismo político, apoyar Torcuato Fernández Miranda el pluralismo y legitimar con su eran, dentro también de una gran SEPTIEMBRE JULIO NOVIEMBRE voto a quienes aspiraban a ser los sencUlez, algo más complejas. EnCoronación de Adolfo Suárez, El proyecto de Ley representantes de los ciudadanos. tre una y otra solución Adolfo en las Cortes D. Juan Carlos presidente Suárez interpretaba unos deSuárez optó por una intermedia. seos que se habían instalado en Finalmente, el 10 de septiembre sectores decisivos de la opinión de 1976 el texto definitivo del propública española: intelectuales, yecto de Ley para la Reforma Políuniversitarios, sindicatos más o tica fue aprobado por el Consejo menos tolerados y políticos reforde Ministros. Como refleja Grego 4 mistas del propio sistema, de la rio Moran en su libro Adolfo SuáENERO DICIEMBRE NOVIEMBRE oposición histórica o de la de rez, historia de una ambición nuevo cuño. Todo ello derivaba en La idea había partido de FernánEl Rey sanciona y Las Cortes Ratificación en conflictividad social y estudiantil, dez Miranda con todas las bendiaprueban la Ley promulga la Ley referéndum dentro de la expectación colectiva ciones del Rey, y Adolfo Suárez la sobre las alternativas de futuro de hizo suya y le dio su estilo Una una España sin Franco. Franco, el proceso podía concluirse, aunque vez que se sacó adelante el proyecto de Ley En 1976, el terrorismo martilleaba bajo la las consecuencias de las heridas del pasado por el Gobierno de Suárez era necesario inicoartada, que a algunos engañó, de la lucha preocupaban a los protagonistas de ese di- ciar los trámites oportunos para lograr su aprobación definitiva en las Cortes. Uno de contra la dictadura que posteriormente se seño que después se reveló genial. revelaría dramáticamente falsa. Pero la vioEntre esos protagonista estaban Torcuato los pasos previos más importantes fue el lencia de ETA o Grapo era sólo un fenómeno Fernández Miranda, presidente de las Cortes nombramiento de los miembros de la ponenmarginal. Otras instancias ejercían la presión desde julio de 1976, y Adolfo Suárez. La desig- cia, del que dependía el dictamen favorable a política sobre el sistema en transformación: nación de Suárez, en sustitución de Arias Na- la Reforma. Fernández Miranda los eMgió. Fernando Suárez, ex ministro y brillante partidos clandestinos y sindicatos de clase, varro, había sorprendido. Según el testimoestos últimos, fuertemente politizados a la nio de los Fernández Miranda, basado en los parlamentario, lo recuerda: Sobre todo, esmanuscritos que dejó el presidente de las Cor- cogió a aquellos que no habían hecho la guevez que reprimidos. La oposición, dividida por el exilio y las di- tes, a Carlos Arias, presidente del Gobierno rra civil y estaban seguros de la necesidad de ferencias ideológicas, hizo esfuerzos de uni- en 1975, se le dio su oportunidad con lealtad. impulsar un proceso reformista Así, polítidad dentro de la llamada Platajunta, la con- Cuando se hizo patente que no disponía de un cos como el propio Femando Suárez, Miguel vergencia de la Plataforma y la Junta de- proyecto político claro y que no conectaba Primo de Rivera, Noel Zapico, Belén Landámocráticas. Enrique Múgica, histórico con la voluntad de la Corona, la sustitución buru y Lorenzo Ciarte (algunos de ellos con larga trayectoria política duranta la democradirigente socialista, ex ministro y actual di- era inevitable. cia posterior) bajo la asistencia del letrado putado por Guipúzcoa, lo recuerda: En la Fernando Garrido Falla, defendieron ante los Platajunta había diferencias porque había Suárez, presidente procuradores de las Cortes la necesidad de la gente que procedía de la Junta Democrática, del PCE y algunos pequeños partidos y persoFue entonces, como recuerda el redactor de Reforma. Según Fernando Suárez, la primera nalidades independientes, cuya única fuerza ABC en las Cortes en aquellos años, Hermi- dificultad con la que se encontraron fue la era la ambición que tenían y el vigor para sa- nio Pérez Fernández, cuando contra todo obstinación de algunos miembros de la clase tisfacer esa decisión. Por otra parte estaba la pronóstico, de una terna en la que figuraban política. Por una parte aquellos que tachaPlataforma de Convergencia Democrática Silva Muñoz, López Bravo y Adolfo Suárez ban cualquier solución como traición al padonde estábamos los socialistas, los demo- fue este último, el más joven de ellos, el desig- sado y, por otra, los que exigían la ruptura tonado por el Rey. Para su elección, junto a la tal con el régimen anterior. cristianos, los nacionalistas vascos... El 12 de noviembre se publicó en el Boletín Coincidió la oposición en llegar a un idea de la fidehdad a un proyecto, se unió la acuerdo casi de mínimos. Tenían que pactar capacidad y la lealtad para servir a los planes Oficial de las Cortes la convocatoria del Pleno para discutir y, en su caso, aprobar la Ley con el Gobierno para celebrar elecciones li- del Rey. Constituido en junio su primer Gkibierno, para la Reforma Política. Pleno que comenbres y conseguir la amnistía y libertad de los presos políticos, aunque para el exterior hi- Suárez recibió de manos del presidente de las zaría a las cinco de la tarde del día 16 del cieran declaraciones solemnes de ruptura Cortes, Torcuato Fernández Miranda, la Ley mismo mes. básica de la reforma política, quien al hacerle con cualquier intento reformista. entrega déla misma le dijo, según sus biógraUna Ley instrumental fos: Aquí te doy esto que no tiene padre. Es El papel de la Monarquía la Ley para la Reforma Política Fernando Suárez la define ahora como una En todo caso, todas esas acciones políticas Como cuenta Alfonso Osorio, entonces vi- dey perfecta: sólo pretendía convocar unas extra- sistema tuvieron una relevancia menor cepresidente del Gobierno: Mediaba agosto elecciones por sufragio universal e integrar que la fuerza de transformación que mostra- de 1976 cuando Adolfo Suárez me entregó su un Congreso y un Senado que representara a ron quienes provenían de éste. El Rey había proyecto de Ley para la Reforma Política. Mi todos los españoles. La Ley para la Reforma decidido de manera firme el establecimiento idea sobre esa Ley era muy sencilla: modifi- Política no definía más, que un instrumento de una Monarquía parlamentaria y moderna, car en un precepto el artículo segundo de la para llevar a cabo el proceso de cambio políun régimen en el que la soberanía residiera Ley de Cortes para permitir la elección de un tico Se trataba, por tanto, de una ley instruen el pueblo. Una operación de largo alcance Parlamento formado por representantes ele- mental y operativa cuya finalidad se agotara para lograr un objetiva que su padre, Don gidos por sufragio universal directo y secreto; en sí misma; fue el marco de una operación Juan, había pergeñado en su momento ante asumir, en una breve disposición final la de- posterior que se calificó modestamente de Rela irritación del franquismo. Ahora, muerto claración universal de derechos humanos; y forma, pero que fue, dentro de sus posibilida- mmsmimummm 19 TS 22 1 10 uuymumi ¡umMMy 18 15 iJíiilíJ í l l MI: ilii