Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 20- 11- 96 ABC DE LA COMUNICACIÓN ABC 7 3 La viñeta no contiene expresión ofensiva hacia el pueblo vasco y por tanto el conflicto no existe, por muy acida que pueda ser la denuncia que del terrorismo pretenda hacer el codemandado a través de la publicación La viñeta publicada por el codemandado es una manifestación de su derecho a la libertad de expresión e información, no puede catalogarse su conducta como negligente o culposa y por tanto no puede ser origen o causa de la obligación de resarcimiento la viñeta haya producido un resultado dañoso para la campaña desarrollada por el Gobierno vasco, pues si bien por la parte actora se han aportado distintos informes en orden a acreditar la influencia que en la campaña dichos documentos no han sido ratificados por sus autores, ni se tratan de informes periciales realizados por perito judicial nombrado al efecto, sin que de los mismos ni de otro medio de prueba se haya acreditado que se haya producido una disminución patrimonial u otro tipo de perjuicio al Gobierno vasco. No concurriendo en el presente caso los presupuestos necesarios para que prospere la acción de responsabilidad extracontractual, procede la desestimación de la demanda en todos sus términos. Sexto: De conformidad con lo establecido en el artículo 523 de la L. E. C procede imponer las costas de procedimiento a la parte actora, dada la desestimación de la demanda y no apreciarse circunstancias que justifiquen su no imposición. Vistos: Los preceptos legales citados, los invocados por la parte actora y demás de pertinente aplicación al caso de autos. titución, y por tanto se ha interpretado por el la parte actora, no ejercita la acción en virtud Tribunal Constitucional como inherente al ser de la protección jurisdiccional del derecho del humano como persona física, si bien en la ju- honor- sí se refiere al mismo en los fundarisprudencia más reciente se ha reconocido el mentos de derecho a la demanda. derecho al honor de colectivos si el ataque trasQuinto: Por otra parte la demanda de la ciende a sus miembros, identificables como in- parte actora se dirige a obtener la indemnizadividuos dentro de una colectividad. (STC de ción de los daños y perjuicios causados al Go 11 de noviembre de 1991) Para que una deter- bierno vasco por la publicación de la viñeta minada expresión pueda considerarse por en la campaña de pubhcidad que venía desatanto, intromisión ilegítima en el derecho al rrollando y todo ello en virtud de lo establehonor es necesario que la misma suponga un cido en el artículo 1.902 del C. C. El artículo menoscabo o perjuicio en la dignidad de la per- 1902 del C. C. establece que el que por acción sona o en la consideración social de la misma, u omisión causa un daño a otro, intervipor lo que en el presente caso, sería necesario niendo culpa o negligencia está obligado a reque de la viñeta publicada se derivase ese parar el daño causado La jurisprudencia del efecto negativo en relación a la parte actora. Tribunal Supremo viene entendiendo que De la viñeta publicada no se desprende para que prospere la acción de responsabiliofensa contra el buen nombre y reputación del dad aquiliana es preciso se concurran tres País Vasco, ni del pueblo vasco, único que presupuestos: a) una acción u omisión impupodría ser titular de derecho al honor, con la table a un sujeto en la que intervenga culpa o matización hecha por el Tribunal Constitucio- negligencia, b) El resultado dañoso, c) La renal siempre que la ofensa, de haber existido se lación de causalidad entre la acción del sujeto debería haber referido a las personas miem- y el resultado. En el presente caso si bien bros del pueblo vasco, pero en modo alguno al consta acreditado que la viñeta de don AntoPaís Vasco dado que el derecho al honor es un nio Mingóte contiene el eslogan del Gobierno derecho de marcado carácter personalista. vasco del que tiene la patente, la utilización Ninguna de las expresiones que contiene la de la misma, no ha sido con fines publicitaviñeta suponen ima ofensa al buen nombre del rios, sino de crítica social, téngase en cuenta que la publicación de la viñeta no lo es en la pueblo vasco. sección de publicidad sino en la de sociedad. El codemandado don Antonio Mingóte mani- Por tanto no estamos ante un supuesto de fiesta que la viñeta responde a la utilización de competencia desleal. Es reiterada la jurisprusu derecho a la libertad de expresión, también dencia del Tribunal Supremo que exige a la reconocido en la Constitución en su artículo parte que reclama el resarcimiento de los 20. El conflicto entre la libertad de expresión y daños causados por culpa extracontractual o el derecho al honor viene siendo resuelto por el aquiliana, que acredite la concurrencia de los Tribunal Constitucional a favor de la libertad requisitos expuestos, habiéndose destacado, de expresión, pero en el presente caso no existe que la viñeta pubUcada por el codemandado ese conflicto, puesto que la viñeta no contiene es una manifestación de su derecho a la liberexpresión ofensiva hacia el pueblo vasco y por tad de expresión e información, no puede catanto el conflicto no existe, por muy acida que talogarse sü conducta como negligente o culpueda ser la denuncia que del terrorismo pre- posa, al actuar en el ejercicio de un derecho tenda hacer el codemandado a través de la pu- legítimo, y por tanto no. puede ser origen o blicación de la viñeta. Por las anteriores razo- causa de la obligación de resarcimiento. Tamnes ha de desestimarse la pretensión en cuanto poco consta acreditado que la publicación de a este extremo. A pesar de que nominalmente Fallo: Que debo desestimar y desestimo la demanda deducida por el procurador don Pedro Rodríguez Rodríguez en nombre del Gobierno vasco contra don Antonio Mingóte y Prensa Española, S. A. y no habiendo lugar a la condena solicitada y absolviendo a la parte demanda de la pretensión de la parte actora. Se desestima igualmente las excepciones alegadas por la parte demandada. Todo ello con expresa condena en costas a la parte actora. Contra esta sentencia podrá interponerse en este Juzgado recurso de apelación en el plazo de cinco días a contar desde su notificación. Así por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio para su unión a los autos, lo pronuncio, mando y firmo. CADA MINUTO QUE PASA, LE QUEDA UN MINUTO MENOS PARA JUBILARSE. Al asegurar su pensión, confíe en el líder. SEGUROS DE JUBILACIÓN Y PLANES DE PENSIONES. NAPFRE VIDA INFÓRMESE A TRAVÉS DE SU A G E N T E U OFICINA MAPFRE O LLAME AL 903 IDO 901.