Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 30- 10- 96 RELIGIÓN ABC 53 La Santa Sede confirma la invitación de Fidel Castro para que el Papa visite Cuba El legado de Su Santidad termina el viaje oficial a La Habana La Habana. Agencias 1 responsable de Relaciones Exteriores de La Santa Sede, Jean- Louis Tauran, de visita en La Habana, confirmó ayer que el Papa Juan Pablo II ha sido invitado por las autoridades cubanas a visitar el país caribeño y que en un futuro próximo se harán los arreglos pertinentes para la realización de este viaje pastoral. El legado papal recibió la confirmación de la invitación a Su Santidad en la reunión que mantuvo el lunes con Fidel Castro. El dictador cubano, Fidel Castro, recibió el lunes por la noche al responsable de Relaciones Exteriores del Vaticano, monseñor JeanLouis Tauran, que desde el viernes pasado se encontraba de visita oficial en Cuba. Durante el encuentro, que tuvo lugar en la sede del Comité Central del Partido Comunista, el enviado de la Santa Sede recibió de Fidel Castro la confirmación de la invitación para que el Papa visite Cuba. Con anterioridad a este encuentro se celebró una recepción en la Nunciatura Apostólica en la capital cubana. Monseñor Jean- Louis Tauran es el primer ministro de Relaciones Exteriores de la Santa Sede que viene invitado por el Gobierno cubano, en un momento en que se aprecian notables señales de distensión entre la Iglesia y el Estado en Cuba. Durante su estancia en Cuba, que concluyó ayer, Tauran se reunió, además de con los obispos y la comunidad católica de la isla, con el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Roberto Robaina, y el presidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón. Durante la homilía en. la misa multitudinaria el pasado domingo, monseñor Tauran pidió un mayor espacio de Ubertad para la Iglesia Católica en Cuba y al mismo tiempo se mostró confiado en una futura visita del Papa Juan Pablo II a la isla. El encuentro entre Tauran y Fidel Castro se produce en vísperas de que el presidente cubano viaje a Roma, donde asistirá a la Conferencia de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y probablemente será recibido por el Papa. Se desconocen los detalles sobre la reunión entre Castro y Tauran pero se sabe que el enviado del Papa citó una mayor flexibilidad a la hora de conceder visados para los sacerdotes extranjeros, religiosos y religiosas que trabajan en el país. Pidió también que la Iglesia tenga acceso a los medios de comunicación y que la organización Caritas disponga de un campo de trabajo más amplio. Pero Tauran al menos en púbüco ha limitado sus comentarios al trabajo de la Iglesia, no ha comentado el sistema pohtico cubano y además agradó a sus anfitriones al condenar el embargo estadounidense contra la isla. ENTRE ROMA Y SANTIAGO Durante el vuelo de la Ciudad Eterna a la Ciudad de la Estrella ha fallecido don Maximino Romero de Lema. Entre las dos vivió, en el aire, a igual distancia de una y de otra. En servicio a ambas y sin arraigo definitivo en ninguna. Con su muerte pierden la Iglesia, la cultura y la sociedad españolas una figura representativa de la generación atravesada por la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial, el Concilio Vaticano II y la transición política. Al terminar su carrera de Derecho, comenzada en Santiago de Compostela, se ordena sacerdote y se incorpora a la Gasa del Consiliario de Acción Católica de la mano de Ángel Herrera, a la vez que Tarancón. Animará empresas e instituciones decisivas para la vida cultural y espiritual de la Iglesia española: el Centro de Estudios y la Iglesia Nacional Española de Montserrat en Roma, la Casa de Santiago en Jerusalén, la Iglesia del Espíritu Santo del CSIC en Madrid, el Seminario Hispanoamericano, que estuvo a punto de convertirse en la Facultad de Teología de la Universidad Complutense, el Colegio del Salvador para vocaciones tardías en Salamanca, el Colegio Hispanoamericano de Salamanca, la reconstrucción de su Universidad Pontificia, tras la crisis de 1970... Fue un hombre clarividente y magnánimo. Siendo ya obispo de Ávila, estuvo a punto de ser nombrado arzobispo de Santiago de Compostela por Pablo VI, quien, tras el veto de ciertos grupos, lo llamó a Roma para nombrarle secretario de la Congregación del Clero, organismo de la Santa Sede para la orientación doctrinal y pastoral de los sacerdotes en el mundo. Él era un exponente claro y confiado de lo que Pablo VI y el Concüio Vaticano n significaban. Con la muerte de Benelli y el giro en ciertas directrices romanas, concluyó su protagonismo. Los mismos grupos de poder que le cerraron el paso a arzobispo de Santiago no se lo abrieron para llegar a cardenal. Tal como se fue a Roma volvía hoy a morir en Bayo, su aldea natal. Hombre de cultura personalizada, amigo de poetas y políticos, con ampUo horizonte histórico, dotado de sabiduría para el consejo y la amistad, la confianza y la esperanza. Por eso no fue entendido ni por un tipo de clero culturalmente rural, ni por otro políticamente integrista, que desconfiaban de la inteligencia analítica unos, y del diálogo paciente otros. Sus actitudes fueron a contrapelo de dos grandes grupos que prevalecieron en la cultura española. Fue liberal frente a los integristas, moderado frente a los radicales y pensador frente a los agitadores. No triunfó en sentido externo, pero alentó esperanzas, mantuvo la fe de muchos seglares y el ministerio de muchos sacerdotes. Paciente y magnánimo, conciliador y sereno, dedicó sus últimos años como padre espiritual en un seminario hasta el mismo día de su muerte. Maestro, guía, amigo hasta el final. Con él llega a su ñn una gran generación de sacerdotes con nombres como Ángel Herrera, Ángel Sagarmínaga, M. Bonet, Tarancón, B. Jiménez Duque... Sacaron a España desde la posguerra hacia la paz, la libertad y la creatividad. Fundaron instituciones y forjaron personas. Les debemos nuestra fe y nuestra esperanza. Hoy recogemos su herencia y sobre sus hombros miraremos más lejos que ellos. Olegario GONZÁLEZ DE CARDEDAL Mejorar las relaciones Entretanto, funcionarios cubanos han acentuado con vehemencia que existe im deseo mutuo de mejorar las relaciones entre el Estado y la Iglesia. Caridad Diego, jefa del Departamento de Asuntos Religiosos del Partido Comunista expresó a Tauran su certeza de que se pueden solventar los problemas que existen en esta relación. Fallece en el vuelo Roma- Santiago de Compostela monseñor Romero de Lema Será enterrado mañana en Bayo, su pueblo natal coruñés Barcelona. Agencias Monseñor Maximino Romero de Lema falleció ayer, en el vuelo que le conducía desde Roma a Santiago de Compostela, cuando empezaba a sobrevolar territorio español, por lo que el avión aterrizó en Barcelona. Monseñor Romero de Lema, aquejado de cáncer de hígado en fase terminal, viajaba a su localidad natal. Bayo, para fallecer en Galicia. La muerte le sobrevino a monseñor Romero de Lema alrededor de las 13,00 horas, durante el vuelo en el que viajaba acompañado del sacerdote, Diego Martín Linares y de un seminarista, que a la vez es médico, del Seminario Redentoris Mater del Camino Neocatecimienal, ambos de nacionalidad española. El cuerpo sin vida del fallecido obispo fue conducido a los servicios funerarios de El Prat de Llobregat, después de que la juez levantara el cadáver, desde donde será trasladado a Santiago de Compostela. El cardenal de Barcelona, Ricardo María Caries, lamentó el fallecimiento de monseñor Romero de Lema a quien calificó de gran servidor de la Iglesia en España y en Roma. Caries pidió a todos los sacerdotes y feligreses que oren por su eterno descanso, ya que ha fallecido repentinamente en nuestra diócesis El obispo auxiliar de Barcelona, Juan Carreras, ha sido encargado por el cardenal Caries de todas las gestiones relativas al traslado del cadáver. Juan Pablo II envió ayer mismo un telegrama de soUdaridad con el obispo español, tras conocer su grave estado de salud, poco antes de que este emprendiera viaje hacia Galicia. Profundamente conmovido por la noticia de su enfermedad, deseo expresarle en estos momentos de sufrimiento mi cercanía, que acompaño con mis plegarias al Todopoderoso pidiendo que le conceda abundantes dones de paz y consuelo espiritual, a la vez que le imparto con gran efecto una especial bendición apostóUca Maximinio Romero de Lema, según fuentes vaticanas, fue trasladado ayer desde Roma, donde vivía hasta su Galicia natal, atendiendo su petición de querer pasar los últimos momentos de su vida en su tierra. Romero de Lema nació el 15 de noviembre del año 1911 en la localidad gallega de Santa María de Bayo, en las cercanías de Santiago de Compostela. Fue obispo de Avila hasta 1963 y obispo auxüiar de Madrid desde 1964 a 1968.