Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 15- 10- 96 ESPECTÁCULOS Festival de Otoño ABC Pág. 87 La Fura deis Baus monta el pollo La compañía catalana presenta mañana en el antiguo cuartel de Daoíz y Velarde su último espectáculo, Manes Porque el pollo y los huevos de grandes dimensiones son algunos de los alicientes escenográficos de Manes el último espectáculo del grupo catalán La Fura deis Baus, los responsables de la compañía no dudaron en convocar a los meLas últimas ediciones del Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid han tenido un invitado fijo y permanente: La Fura deis Baus, que, en los últimos doce años, desde su presentación como compañía estable, ha presentado todas su producciones ante el púbüco de Madrid, siempre en este marco otoñal. Por ello no podía faltar en esta ocasión Manes su último trabajo, que a partir de mañana podrá verse en el recinto del antiguo cuartel de Daoíz y Velarde, donde estarán hasta el 10 de noviembre, y que se encuadra en el Encuentro con Cataluña Para Ignacio Amestoy, director de los Festivales de Madrid, es un honor para el Festival de Otoño contar con la presencia de este grupo ya que, con todos sus espectáculos, tienen ima cita obh. gada con el púbüco madrileño y nada mejor que este festival para que sirva de escaparate de su labor creativa dentro de la máxima expresión contemporánea Madrid. Carlos Galindo dios de comunicación en el marco de una pollería El huevo gordo en un populoso mercado de la calle de Embajadores. Allí nos dijeron cómo es Manes que a partir de mañana se presenta en el marco del Festival de Otoño. ¿Qué buscan con ello? -Nos interesa que el espectador viva más que vea los espectáculos y reflexione después sobre lo que ha visto. Nuestra idea de la relatividad aparece en su aspecto formal y temático: una relatividad que se halla dentro y fuera del propio ser humano y a partir de este referente hemos querido recrear la percepción esquizoide de nuestra época, la década de los 90. Una época de hipocresías, violencias y fascinación por lo fragmentado o desfigurado que expone al límite nuestra subjetividad (subjetividad esquizoide) Por ello, en Manes ritualidade ironía, perspectivas contrapuestas, conviven y se fertilizan mutuamente. ¿Qué lenguaje utilizan en este nuevo montaje? tador para abrir su inspiración. Nuestros espectáculos se caracterizan porque su dramaturgia no es hteraria sinorítmica, y por ello nos gusta que los espectadores nos cuenten, al final, lo que han visto, lo que han creído ver en esos símbolos. Entre los ingredientes hablamos de la muerte, del nacimiento, de la comida, del sexo, dentro de un género presidido por la inmediatez y por la presencia de unas acciones físicas, actorales y musicales, reaüzadas y vividas en un paisaje de imágenes intercambiables. Lo cierto es que la sociedad actual, cuyas percepciones están tamizadas por el entorno mediático, pide nuevas formas teatrales, alejadas de las viejas convenciones dramáticas. Pere Tantiñá- El teatro ni está muerto ni está en crisis. La Fura, tras cinco espectáculos teatrales, ha demostrado que el teatro s e vivo, conectando con im público amplio y heterogéneo. Por eUo apostamos por xm espectáculo de alto voltaje físico, en el que las percepciones y temporales del espectador puedan ser alteradas a través de una narrativa multimedia. ¿Cómo se ve el espectáculo? -Nuestro lenguaje es puramente furero Las acciones se suceden en el mismo plano donde está situado el público, en el mismo espacio escéiüco en el que prima el impacto y la sensación de riesgo. Se trata de una propuesta de fricción que ha caracterizado a La Fura y a su estética teatral. A la vez utilizamos un lenguaje convencional basado en la noción de personaje y en el con- flicto de tipo emocional. Rancapino puso la nota flamenca en el Festival Cervantino Guanajuato. Felipe Jiménez Como una masa de niebla que al levantarse deja las piedras hú- medas y pegajosas, así pasó el flamenco por Guanajuato y su Festival Cervantino en la voz de Alonso Núñez Rancapino y el toque de Manuel Morao, Moraíto de Jerez, humedeciendo el ánimo del púbüco que abarrotaba el Teatro Juárez y pegándose en sus oídos. Respetuoso y silencioso primero, al tener su primer contacto con una música que no conoce, entregado y bullicioso después, al establecerse ya una complicidad con los artistas, el público de Guanajuato demostró ser un público abierto y sensible, capaz de comprender y sentir un arte que, según el propio Rancapino, para cantarse bien debe hacerse con faltas de ortografía y todo el sentimiento De Rancapino, José Caballero Bonald ha escrito que canta como lo hacían en el siglo XIX, como se ha transmitido en las famihas gitanas de Andalucía por pura tradición oral, como cantaban Manuel Torre, el Tío José de Paula, el propio Mairena. La voz de Rancapino, raja, es la del últimoflamencotradicional Natural de Chiclana, reconoce a su maestro en AureUo de Cádiz y llegó a actuar con Caracol. Ha cantado más en Japón que en Madrid y ganó el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, Granada y Mairena. Con humildad, fervor y pena, para él el mejor, el único, fue Camarón. Su voz es ronca, potente y desgarrada. Llena de matices, como el buen vino. Cuando yo canto me duelen los costados, la espalda, la barriga. Me duele el cuerpo porque no soy cantaor mecánico dice. Manuel Morao, Moraíto de Jerez, es discípulo de Javier Molina y de su hermano Juan Morao. En la actuación en el Festival Cervantino sustituyó en la guitarra a Paco Cepero, acompañante de Rancapino en su último disco, pero demostró sobradamente su dominio y su talento ante el público del Teatro Juárez. Con cuatro solos de guitarra levantó la ovación del público. Los dos artistas ofrecieron toda una antología flamenca: martinetes, alegrías de Cádiz, seguiriyas, tangos y tarantos- este último un cante de las minas, que dedicaron a Guanajuato por su tradición minera- formaron la primera parte. La segunda incluyó malagueñas, fandangos, tientos de Cádiz, bulerías y la zambra Carcelero Los aplausos del público, parte de él en pie, los obligaron a cantar y a tocar un poco más por bulerías. Los símbolos Manes sexto espectáculo de La Fiu a creado a partir de un concepto de Pere Tantiñá que también lo dirige, y es el tercero de su segunda trilogía, puede considerarse como un espectáculo- compendio, como una autocita de su propia trayectoria escénica, en la línea de sus macroespectáculos. La presentación ante los medios de comunicación tuvo lugar en ima pollería El huevo duro en el Mercado de San Femando de la calle de Embajadores, donde estuvieron, además del director del Festival de Otoño, dos de los responsables de La Fura como son Rafel Vives, director de actores en el montaje, y Pere Tantiñá, que contestó a las diversas preguntas. ¿Por qué se ha elegido este marco? -Porque los huevos y los pollos son elementos esenciales de Manes y el pollo es imo de los protagonistas del espectáculo, por eso nunca im mejor marco que este para hablar de nuestro trabajo. ¿Qué representan estos elementos en el montaje? Manes es un tapiz de génesis teatral en la que tratamos de romper la idea del clásico esquema que pueda tener el espec- El entorno ¿Cómo es el entorno en el que se desarrolla Manes -Utilizamos un espacio neutro donde la belleza se muestra como un velo sutil de lo siniestro, que denominamos el corral (el actor y su entorno) también utilizamos las sombras (la iluminación) lulo conductor que muestra y esconde; la afearabía (la música) un gran fonendoscopio se ha adueñado del espacio y nos per- mite auscultar el latido de la obra, mn ácido viaje al hemisferio derecho del cerebro el cacareo (el texto) babel pooifónico de la incomunicación en la que el texto adquiere el estatuto de gesto, más que de discurso; la dramaturgia zapping de emociones y sensaciones, dramaturgia ahistórica, en la que el argumento es el Aquí y Ahora; otras aves (el espectador) el espectador de Manes no sabe que también es actor; y animales de granja ima invitación personal al mundo de los sueños, en donde los gallos. Si hartos de esperar la salida del sol, se han convertido en pollos. Cuento en donde los hombres son pollos y los pollos son hombres.