Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 13- 10- 96 RELIGIÓN ABC I 69 escribió poco después de morir Cristo Los papiros de O ordy Barctíona I Fragmento 1: Lo derramó sobre su I cabeza mientras estaba recostado I en la mesa. Al verlo se enojaron los I discípulos y dijeron... (Mt 26, 7- 8) I Fragmento 9: Si vuestra justicia I Fragmento 5: Entonces les dijo, I no supera a la de los escni as y Todos vosotros os escandalizaréis i fariseos, no entraréis en el reino I de mí esta noche, porque escrito I de los cielos. Habéis oído que se está... (Mt 26,31) I dijo a los antiguos: No matarás; Fragmento S: s precederé en I Fragmento 2: Dándose Jesús cuenta f el que matare será reo de juicla Galilea, lomó Pedro la palabra I de esto, les dijo: ¿Por qué molestáis I Pero yo os digo que todo ei sus y le dijo... (Mt 26,32- 33) I a esta mujer? Lo que ha hecho i se irrita contra su hermana. Fragmento 7: Y no os gloriéis i conmigo... (Mt 26,10) (Mt 5, 20- 22) I Fragmento 3: Entonces se ue uno de T, Sí diciéndoos: Tenemos a Abfaham I Fragmento 10: No sea que te I los doce, llamado Judas iscariote, a los -por padre Porque yo os digo que I entregue al juez y el Juez al Dios puede... (Mt 3, 9) I prfncqíes de los sacerdotes y les dijo: I alguacil, y seas puesto en prisión. Fragmento 8: Jesús le respondió 1 ¿Qué ms queréis dar? p i 2 6 1 4- 1 5) I Qué en verdad te digo que no salDéjame hacer ahora, pues convie- A I drás de allí hasta que papúes el Fragmento 4: M i errtrlstecidos, cone que cumplamos toda justicia... menzaron a decirle cada uno: ¿Soy i último centavo. Habéis oído que (Mt 3,15) acaso yo. Señor? Éí respondió, El i fue dicho; No adulterarás Pero yo i os digo que todo el que mica a una que conmigo mete la máíío en el i mujer deseándola... (MtS, 25- 28) plato... (Mt 26, 22- 23) y después a los Once. Y después fue visto al mismo tiempo por más de quinientos hermanos y hermanas, muchos de los cuales están con nosotros todavía y algunos han fallecido (1 Cor 15: 6) El Papiro del Magdalen College consiste tan sólo en tres minúsculos fragmentos, el mayor de los cuales mide 4,1 centímetós de largo por 1,3 centímetros de alto. Pero ahí están, escritos a mano al recto y al dorso de una hoja seca, siete versículos apasionantes del capítulo 26 de San Mateo: la unción en casa de Simón el Leproso y la traición de Judas. Son trocitos pequeños, de aspecto frágil y menudo, guardados cuidadosamente entre laminas de cristal. A su vez, los fragmentos del Papiro de Barcelona recogen siete versículos del capítulo 3: Jesús explica las enseñanzas tra- dicionales de no matarás no cometerás adulterio y añade con toda fuerza: Pero yo os digo... Resulta paradójico que puedan ser a la vez tan pequeños y tan importantes: la civilización occidental se apoya en cuatro libros que recogen la enseñanza del Hijo de Dios. Oxford y Barcelona conservan un tesoro de valor incalculable; los documentos más antiguos de la Buena Nueva. Expertos en historia En los albores de nuestra era, si algún pueblo era experto en registrar historia era precisamente el judío, y los evangeUstas se integran en esa larga tradición de escribanos. A diferencia de los versículos de Barcelona, los del Magdalen College incluyen va- rios ejemplos de nomina sacra que identifican inequívocamente el carácter divino de Jesús. De la misma manera que los copistas judíos abreviaban en textos griegos el nombre de Dios, el manuscrito de Oxford utiliza IS por lesous y KS por Kyrios El especialista Colin Roberts señala que divinizar el nombre de Jesús es algo que jamás hubiera osado hacer por su cuenta un simple copista: fue una costumbre creada en la Iglesia de Antioquía o, más probablemente, en la de Jerusalén, cuya comunidad cristiana dirigían personalmente San Pedro y Santiago el Menor, hijo de Alfeo. La reverencia de esa mano anónima se nota en la perfecta caligrafía del tipo bíblico uncial que escribe todas las letras en mayúsculas, con particulares curvaturas e inclinaciones. Otras pistas que ayudan a datar son las yuxtaposiciones de algunas parejas de letras como, por ejemplo, YT en lugar de Y T NA en lugar de N A etc. Caligrafía especial La caligrafía es de tipo parejo en la que los rasgos horizontales y verticales son de la misma anchura, y bilineal ya que todas las letras se mantienen entre paralelas imaginarias con la excepción de la Rho y Tau. Rasgos y más rasgos convergen hacia una misma fecha: lá mitad del primer siglo de nuestra era. Dando un margen de seguridad, Thiede opta por datar el códice alrededor del año 60. Pero mucho más que las técnicas de datación- expuestas en detalle por Thiede los nuevos descubrimientos servan de éste datan del año 200 después de Cristo? ¿Es posible que un fragmento del tamaño de un sello de córreos nos haga dar un salto de 150 años en la historia de la formación de los Evangelios? Cuando la investigación de O Callaghan ve la luz en 1972 en una revista especiaüzada, el templo de los estudiosos bíblicos sufre un verdadero terremoto, y algún que otro fragmento de columna daña seriamente la capacidad intelectual de algunos. Las consecuencias fueron terribles. Se me atacó sin piedad, y todavía hoy lo siguen haciendo recuerda el jesuíta español. Yo estrené la polémica sobre la fecha de los Evangeüos, pero no veré su final. Será todavía objeto de discusión durante algunas generaciones porque hay una tenaz resistencia a admitir que la formación de los Evangelios no es tan posterior como se pensaba dice O Callaghan. Pero, ¿por qué existe esta tenacidad entre algunos de sus detractores? La razón está en que si se admite que los Evangelios fueron transcritos a los quince o veinte años de la muerte de Jesús, esto significa que apenas habría podido transcurrido tiempo para que se produjeran cambios significativos en la tradición oral. Esto es lo que mucha gente no puede aguantar: considerar que los autores de los Evangelios no aan alterado el mensaje que predicaron los discípulos sobre la vida y las enseñanzas de Jesús explica el estudioso catalán. Es evidente que con su descubrimiento se ha puesto definitivamente de mi lado, y digo definitivamente porque Thiede ha sido siempre tmo de mis grandes defensores subraya O Callaghan. A pesar de este nuevo apoyo, el jesuíta sigue pensando que no verá el final de esta polémica internacional, ni- siquiera después de que la que fuera presidenta de la Asociación Internacional de Papirología, Orsolina Montevecchi, haya pedido a sus colegas que ya es tiempo de incluir el 7 Q 5 en la lista oficial de papiros del Nuevo Testamento Lo que nadie le podrá quitar a este estudioso inigualable, ya septuagenario, es la satisfacción de ver que las futuras generaciones estudian ya su descubrimiento en algunos libros de texto de la asignatura de Religión. En todo casó, se trata, una vez más, de aquel viejo dicho: La Biblia tenía razón Sólo que en esta ocasión es la ciencia, vestida de arqueología, la que se encarga de ponerlo de manifiesto. Fecha revolucionaria El descubrimiento de O Callaghan fue exactamente a la inversa del ahora realizado por el bibliólogo Carsten P. Thiede, pastor protestante afincado en lá ciudad alemana de Paderborn. Thiede ha trabajado en los últimos años en la datación de un fragmento del Evangelio de San Mateo conservado en Oxford, logrando dar finalmente con una fecha también revolucionaria: el manuscrito del Magdalene College de Oxford es anterior al año 60, según Thiede.