Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 ABC ESPECTÁCULOS Ópera SÁBADO 28- 9- 9 Ó Música clásica La Orquesta y Coros de la Academy of St. Martin in the Fields actuarán en Murcia Murcia. Manuel Hurtado La Academy of St. Martin in the Fields, abrirá el próximo miércoles con su orquesta y coros el Ciclo Sinfónico programado por el Auditorio y Palacio de Congresos de la Región de Murcia y pondrá en escena La creación de Haydn. Con más de mil producciones discográficas a sus espaldas, que abarcan tanto la música barroca y clásica como la romántica y la contemporánea, la Academy, sigue siendo la orquesta de cámara que más grabaciones ha realizado en todo el mundo. La Academy fue fundada en 1959 por sir Neville Marriner y un grupo de los más grandes profesores de orquesta londinenses. Formada inicialmente por un pequeño conjunto de cuerda sin director, encabezó el renacer del interés por el barroco en los años sesenta. Desde su comienzo, la orquesta ha ampliado considerablemente la variedad de su repertorio y ahora dedica su tiempo al estudio de grabación, las giras internacionales, y los conciertos dentro del Reino Unido. La temporada de esta orquesta en Londres se inaugurará en St. John s Smith Square el próximo 16 de octubre con el regreso del virtuoso flauta Horacio Franco, y con un programa compuesto por obras de Haendel, Geminiani, Vivaldi, Bach, y Telemann. Ha recibido la Academy muchos y muy prestigiosos galardones internacionales que incluyen ocho Edison el Gran Prix canadiense y multitud de discos de oro. Con tan solo la banda sonora de la película Amadeus de Milos Forman, obtuvo trece premios. En abril de 1993, la Academy of St. Martin in the Fields fue la primera orquesta galardonada por la Reina de Inglaterra con el premio al Éxito en la Exportación. Ha participado en las celebraciones del bicentenario de Mozart, en el Carnegie Hall de Nueva York, y en la interpretación, con motivo del 250 aniversario, del Mesias de Haendel en Dublín. Sir Neville Marriner, su director titular, ha sido muy distinguido por su labor musical. Por otra parte, el director del coro de la Academy, Laszlo Heltay, ha dirigido la mayoría de las principales orquestas del Reino Unido y dirige con frecuencia en los festivales europeos e internacionales. Sus actividades fuera de las salas de conciertos incluyen la música coral para la película Amadeus y numerosas grabaciones discográficas. La raya en el agua un espectáculo deslumbrante en el Festival de Otoño Mi ilustre tocayo José Luis Turina no gasta melena, precisamente, pero es indudable que sha soltao el pelo Su espectáculo músicoteatral para la reapertura del teatrito del Círculo de Bellas Artes es un maravilloso desmadre donde se suceden las ocurrencias más variadas en flujo vivísimo, sin darse respiro y con apariencia de libérrimo divertimento. Apariencia, dijo. Todo está escrito, todo está medido, todo está pensado, sopesado, controlado. Como si se tratara de una obra de José Luis José Luis Turina Turina, vaya... Apresurémonos a decir, sin embargo, que, aun siendo obra de autor en la idea misma de La raya en el agua se contempla la coautoría. Se trata, en efecto, de una veintena de miniescenas concebidas como módulos. Todas ellas tienen valor autónomo y- salvo las que dan comienzo y fin a cada uno de los dos actos- se pueden ordenar de manera distinta. En definitiva, el director teatral puede y debe tener una influencia decisiva en el aspecto final de cada montaje (más decisiva de lo habitual, quiero decir) En éste del estreno el coautor es José Luis Raymond, quien ha derrochado imaginación y creatividad teatral en perfecta sintonía con el talento que Turina ha puesto en el libreto y en la música. Hay escenas de sólo música, de sólo palabra y de ambas cosas en proporciones varias. El texto es extenso y multiforme, en prosa y en verso, en broma y en serio, en castellano gongorino y en ramplón, en estilo clásico y moderno, lírico y chulesco, y en inglés y en italiano... Parece una antología de cosas, pero es todo Turina. La música es Turina reconocible las más de las veces, aunque abunda en insertos de puro barroco, de puro music- hall, de improvisación jazzística... Pero, como ya ha imaginado el lector, ni el barroco ni el music- hall son puros, ni improvisa jazzman ninguno: todo es Turina. conocimiento y entrega admirables Manuel Dimbwadyo. Sumamente atractivos el concierto de percusiones exóticas tañidas por bailarines, en el primer acto, y el coral del segundo, interrumpido (más que variado) por la agresión de un tráfico que por momentos pasa a ser rebaño enloquecido o videojuego chorra. Las prestaciones musicales de los instrumentistas del Grupo Círculo y de los solistas invitados fueron siempre de altísimo nivel, con relevancia especial a las del veterano maestro saxofonista Pedro Iturralde- magnífico en sus dos intervenciones en el escenario- las de los Salvadores- España, Vidalque mostraron su categoría de lujo en varias escenas de especial exigencia instrumental, o la de Julián López Elvira, tañedor de la apabullante flauta subcontrabajo en el trío singular que hace con el otro extremo de la familia- el flautín (Espasa) -y el steel- drum (Vicente Tello) El recuerdo no se agota, pero sí el espacio. Citemos pues, finalmente, otros dos momentos de la máxima calidad músico- teatral y que obligan a referirse a protagonistas de la representación aún no mencionados. He wfas waiting for me to leave es un formidable e inspiradísimo número de music- hall (Gershwin redivivo y mejorado) en el que arrebató la interpretación vocal de Flavio Oliver- un artista formidable y plural, aquí como sopranista- y la instrumental de Iturralde. Y el paso a dos inmediatamente anterior al coro final, escena memorable en todas sus vertientes. La música, recreación del vals, es un apoteosis del tres por cuatro que se quiebra tras un accelerando lascivo y se prolonga en largos compases de catarsis en los que Ambroa y España dictaron lecciones desde el foso. La coreografía, una idea que se fusiona tan íntima y naturalmente con la música que cuesta creer que no nacieran unidas, tuvo una realización emocionada y emocionante: idea y realización fueron de Claudia Fací y Ion Mundaute. Un cuarto José Luis en danza, el maestro Temes, llevó la batuta con rigor y amor pariguales. Lo del rigor es cosa del oficio; el amor es el lógico de padre de la criatura, pues en el qué vamos a hacer, cómo y con quiénes, para reabrir la Sala de Espectáculos del Círculo, mucho tuvo que ve José Luis Temes. Como Torbellinesca representación Rosa María Molleda, productora ejemplar en Con una sola representación de tan torbe- quien representamos el ¡bravo! a tantos interllinesco espectáculo, los recuerdos de los mo- vinientes en esta aventura cuyos nombres no mentos que a uno le captaron más se agol- aparecen aquí. ¿Será posible que esta fiesta pan, y su cita a buen seguro va a ser incom- músico- teatral desaparezca el sábado como pleta y desordenada. Un tercer José Luis, raya en el agua? Sería lamentable, y no tanto José Luis Santos, actor delicioso para el hu- por quienes ven esfumarse en horas el tramor del primer texto, estuvo tan magnífico bajo de meses- que les quiten lo bailaosen la delirante Danza del Real Decreto que sino porque esta fiesta está llamada a ser disentendí todo el texto y hasta pude reírme, frutada por tantos, por todos. pese a la presencia escénica de Marián Sánchez, raya en el agua ante cuya inaudita beJosé Luis GARCÍA DEL BUSTO lleza me inclino. También hubo gracia y calidad en la dicción y en la actuación de Susi La Filarmónica de Dresde, de gira. La FiSánchez, sin cuyo peso específico acaso hu- larmónica de Dresde inicia su segunda gira biera sufrido la escena de la Desintegración por Iberoamérica, donde sus aproximadasintáctica de un soneto de Góngora por la mente cien músicos darán once conciertos presencia un punto excesiva del grupo de tra- hasta el 17 de octubre en las ciudades de Buevestís. Bellísimos los dos coros- vistoso el nos Aires, Montevideo, Sao Paulo, Guanadel primer acto, reflexivo y hasta emocio- juato. Ciudad de México (donde actuarán por nante el final- cuyas dificultades no arredra- primera vez) y Monterrey. La anterior gira ron al excelente Coro Magerit que dirige con data de 1992. Rocío Jurado aplaza sus galas en el Monumental Madrid. S. E. La cantante Rocío Jurado ha suspendido sus actuaciones previstas en el Teatro Monumental de Madrid para los días 28,29 y 30 de septiembre y 1 de octubre, a causa de una salmonelosis. El estreno se aplaza hasta el 2 de octubre, fecha en la que se espera que esté recuperada. La artista debe permanecer en reposo hasta la remisión de la gastroenteritis, fiebre, dolores abdominales y debilidad que le producen la infección.