Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 ABC EUROCOPA 9 6 CUARTOS DE LUNES 24- 6- 96 FINAL El retomo de la selección a España 1 La selección nacional llegó ayer a España a primera hora de la tarde. La mayor parte de la expedición aterrizó en Madrid, el seleccionador y dos jugadores, en Bilbao, otros dos futbolistas, en Barcelona, y uno más, en Málaga. Zubizarreta, Sergi y Nadal se han quedado en Londres unos días más. En la capital de España Pasó la noche y llegó el momento de regresar a España. El avión de la delegación española despegaba del aeropuerto de Luton poco antes de la una de la tarde y así se despedían los futbolistas de los pensamientos que les habían asaltado desde que abandonaron el terreno de juego de Wembley. Dolor, y a la vez orguUo. Tristeza, pero satisfacción. Había para todos los gustos entre los integrantes de la selección nacional. Quizá Abelardo, quien reconocía que durante la noche he estado pensando en el partido, dándole vueltas, y así no he podido dormir bien era en apariencia el más afectado. Él, que volvía a España con su mujer, fue de los primeros que se encontró con los medios de comunicación en el aeropuerto de Luton, a 26 millas de Londres. Madrid. Juan Fernández- Cuesta cerca de mil hinchas recibieron, con gritos de ¡campeones, campeones! y ¡España, España! a los jugadores. Éstos aún tenían en su mente la eliminación del sábado en Wembley, pero a medida que el avión se acercaba a España se alejaban del partido y se aproximaban a sus vacaciones, que comenzarán de inmediato. pasar control antidoping y casi seguro que no le debió costar mucho dar la muestra de orina. El jugador del Atlético de Madrid contó que la estrella inglesa se sabía el nombre de todos los españoles. También comentó, con toda la gracia, que les decía mediante gestos que él no estaba para correr y que estaba muy gordo. También explicó alguna de sus argucias para sacar de sus casillas a los españoles. Y es que al propio Kiko le metió un dedo en la boca todo lo que pudo, y a Nadal- al que la Prensa inglesa había calificado de bestia -le hacía una seña dándole a entender que le iba a cortar el cuello. Hierro fue de los más tranquilos. Mientras la mayoría de sus compañeros dejaban el asiento en cuanto tenían oportunidad. El jugador del Real Madrid, como La s elect: ión en niúimei- os Jugador Zubizarreta Cañizares Molina López Belsué AIkorta Abelardo Hierro Sergi Otero Nadal Donato Amavisca Guerrero Caminero Amor Luis Enrique Alfonso Pizzi Manjarin Kiko Julio Salinas PJ 4 0 0 3 2 4 4 4 4 1 2 1 3 2 3 3 2 4 2 3 3 2 MJ 390 0 0 240 210 315 379 390 390 60 210 10 213 70 245 226 154 220 137 187 152 53 G 3 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 0 1 0 1. 0 0 Com. 4 0 0 2 2 3 3 4 4 1 2 0 1 0 1 1 1 0 0 1 2 0 Sus. 0 0 0 0 0 1 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 0 1 0 2 0 1 Sst. 0 0 0 1 0 0 1 0 0 1 0 1 1 1 1 1 1- 3 1 0 1 1 TA 0 0 0 0 1 0 2 0 1 1 1 0 1 0 1 1 1 1 0 0 1 TR 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 0 0 Regresó después de dieciocho (tías en Inglaterra, qne han dejado un sabor agridulce en todos los futbolistas Aquella ciudad fue la escogida para dejar Inglaterra después de dieciocho días que acababan con un sabor agrididce en la boca. Junto a Abelardo, Julio Salinas, Jorge Otero y Donato fueron los otros tres futbolistas que habían dormido en Londres la noche del sábado y llegaron con anticipación a Luton. A las doce de la mañana aparecían los otros diez jugadores que tenían Madrid por destino: Manjarín, Cañizares, Hierro, Luis Enrique, Amavisca, Alfonso, Caminero, Kiko, Molina y Belsué. Éstos habían dormido en el hotel de la delegación, en las afueras de la ciudad londinense. Cada uno de los jugadores vivía los últimos momentos antes de dejar Inglaterra a su modo, pero con una necesidad: alejar de sus pensamientos el partido del sábado e introducir en su lugar una palabra mucho más agradable: vacaciones. Algunas compras de última hora y un refresco para matar el tiempo hasta la saUda del vuelo, que se retrasó cerca de 25 minutos. Después del trago del despe- 0 0 PJ: partidos jugados; MJ: minutos jugados; G: goles; Com: partidos completos; Sus sustituido; Sst: sustituto; TA: tarjetas amarillas; TR: tarjetas rojas. No se puede dar marcha atrás, hay que olvidar ste fue el pensamiento de los jugadores al volver a España también reconocían otros, necesitaba olvidar, hay que desconectar porque no se puede dar marcha atrás Cañizares fardaba de reloj y Luis Enrique se daba cuenta entonces de que el que le habían regalado a él en Puente Viesgo se había estropeado. Todos tienen ya las vacaciones encima. Luis Enrique sólo pensaba en Gijón, Gijón y Gijón Abelardo, que también se marchaba de inmediato allí, iría luego unos días a Orlando, y Otero decía que siente necesidad de desconectar un poco y estar unos días en una playa A las cuatro menos diez de la tarde se produjo el aterrizaje en el aeropuerto de Barajas. Unas mil personas esperaban para felicitar a los futbolistas, que por un momento estuvieron tentados- tal y como estaba previsto- de salir por otra puerta. Al final se impuso la cordura y todos pasaron por el pasillo formado por la Policía Nacional. Había que pagar el precio de la fama una vez más, aunque algu. npsnpquisieran. gué, a los rostros de los futboüstas llegaba la. relajación. Alguno daba una cabezada o servía de apoyo a su mujer para que ésta lo hiciese. Otros, como Caminero y Amavisca, o Kiko y Alfonso, seguían ejerciendo de compañeros de habitación y se sentaban jimtos. Dos horas, aproxünadamente, de vuelo dan para mucho. Luis Enrique y Manjarín charlaban con Míchel, al que tenían inmediatamente detrás, y también el nuevo jugador del Barcelona tuvo tiempo para comenzar sus tareas como futbolista azulgrana y concedía una entrevista a dos periodistas catalanes. Kiko explicaba su relación dentro del terreno de juego con Paul Gascoigne, quien tuvo que Cuatro destinos desde Londres El seleccionador, Javier Clemente, y su ayudante, Andoni Goikoechea; los jugadores AIkorta (quien hoy estará en Madrid para someterse a un reconocimiento médico) y Guerrero; el directivo de la Federación Juan Miguel Larrea, y el fisioterapeuta, Miguel Gutiérrez, viajaron directamente desde Londres a Bilbao. Su avión fue el primero que despegó (11,15 hora local) Treinta minutos después, y con destino a Barcelona, partían Amor, Pizzi y el vicepresidente de la FEF Antonio Pujol. El último en abandonar Inglaterra entre los futbolistas que tenían la sana intención de dejar ese país fue López, con billete para viajar hasta Málaga. Entre los vuelos a Barcelona y Málaga despegó el chárter de la Federación, con el secretario general, Gerardo González, al frente de la expedición. En ese avión de Air Europa se encontraban catorce de los veintidós futbolistas que han defendido a España hasta donde les dejaron,