Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 21- Ó- 96 NACIONAL El estado de crispación no era normal, no tenía nada que ver la realidad profunda de la política española que es de una enorme consolidación democrática El resultado electoral legitimó el papel de González. No creo que, al menos de forma inmediata, surjan nuevos líderes en el PSOE No es cómodo estar en la oposición, pero tiene sus ventajas: es una excelente situación para analizar la realidad sin voluntarismos El terrorismo toca a su fin. La mayoría de los vascos están unidos contra él y los españoles de buena fe saben que una cosas son los vascos y otra bien distinta ETA ABC 31 en los últimos años? -El problema del nuevo Gobierno es su fuerza. Si hubiera obtenido en las urnas una mayoría suficiente, aplicaría su programa plenamente y entonces sí, su acción de gobierno sería muy distinta a la del PSOE, sobre todo en el plano económico y social, y prosperarían marcadamente los criterios prívatizadores frente a los públicos. Pero eso no le va a resultar fácü, porque está condicionado por sus alianzas, sus compromisos... y por la realidad. -No parece que Pujol sea un abanderado de la empresa pública... -El problema no es Jordi Pujol, sino el peso de la izquierda en este país, que se ha manifestado repetidamente en las urnas. Si el Partido Popular hubiera ganado las elecciones por mayoría suficiente, eso querría decir que la izquierda hubiera sufrido una derrota importante y que por tanto, sería incapaz de ofrecer resistencia en el Parlamento. Los frenos a la política del programa del PP no están en el señor Pujol, sino en el país mismo. Los frenos están en el apoyo que las clases trabajadoras y las capas medias han dado al PSOE y, en general, a la izquierda. -Un apoyo que les ha Uevado a la oposición. En lo personal, ¿se siente usted más libre ahora que está en la oposición? -No. Yo me he sentido libre siendo diputado de la oposición, de la mayoría, o siendo ministro. Pero creo que sería bueno para el Partido Sociaüsta que todos sus miembros se sintieran ubres. ¿Tiene noticias de que tras perder las elecciones se está produciendo una baja de militantes en su partido? -En absoluto. Tengo entendido que el número de militantes incluso ha aumentado. -Hay una imagen estos días que, por inusual, ha sorprendido a algunos. Hablo de ese Felipe González que va al cine, que visita la Casa de Campo... Que hace cosas, en fin, que llevaba más de doce años sin hacer. -Es cierto. Cuando estábamos en la oposición, y en la ilegalidad incluso, yo iba a veces al cine con Felipe. Después, yo he seguido yendo pero él no. Creo que siempre es bueno recuperar los hábitos convencionales de convivencia. Forma parte de las nuevas imágenes que hay que suscitar en el PSOE, y que el PSOE debe proyectar a la sociedad. Confío en que esas imágenes, además, sean interiorizadas como recuperación de los buenos hábitos. por un cambio radical en la dirección del partido. Tanto en las ideas como en las personas. ¿Existe la posibilidad de que, a corto o a medio plazo, emerjan nuevos líderes en el PSOE? -No. Creo que aquí, por el momento, las habas son contadas. No hay más que lo que se ve y con esos mimbres hay que trabajar. Otra cosa es que yo crea necesario fomentar desde ahora la vocación política en los jóvenes. -Por cierto, ¿cómo ve a las juventudes sociaüstas ahora? -Las veo en tono grisáceo. Ahí es precisamente donde debiera trabajarse, impulsando la política como vocación, como compromiso militante. Habría mucho que trabajar en el seno de las juventudes para que crezcan en ese sentido. ¿Ha notado usted dentro de su partido, entre los militantes del PSOE, un cambio de actitud desde que están en la oposición? -Hombre, la oposición no es cómoda. No es cierto eso que dicen algimos de que es más cómodo estar en la oposición que en el Gobierno. Pero no hay duda de que la oposición permite un mayor campo para afrontar los problemas de la reaüdad estricta, sin la hipoteca que a veces te grava al estar en el Gobierno pensando que tienes que apoyar por compromiso político algunas decisiones que no te resultan muy convincentes. En estos momentos, estar en la oposición constituye una oportunidad importante para analizar la realidad sin voluntarismos, con una estricta fideUdad a lo real y a sus exigencias. Y hay que aprovecharlo para que cuando se llegue de nuevo al Gobierno ese análisis de la realidad y esa ausencia de voluntarismo sean también una constante de la acción de gobierno. -Habla usted de volver al Gobierno cuando hace apenas tres meses que su partido acaba de dejarlo... ¿Tiene prevista ya una fecha para el regreso? -Eso depende de la incapacidad del Gobierno actual para dar soluciones, combinada con una oposición que sea capaz de suscitar entusiasmos desde un programa nuevo, con ideas sugestivas, con imaginación realista, con ponderación ética y con sentido de la realidad. Y hay que tener en cuenta que aunque un Gobierno fracase, si la alternativa no es atrayente, la inercia de la opinión pública tiende a que ese Gobierno repita. Para nosotros es fundamental que sepamos crear im programa nuevo capaz de generar estímulos en la sociedad. Un programa nuevo, sin voluntarismos y con sujección a los compromisos perennes del socialismo democrático. ¿Hasta qué punto, en su opinión, el Gobierno actual tiene posibilidades de hacer en lo sustancial una política diferente a la que ha venido haciendo el PSOE 4 r- r í -á V 2 dtnK M La lucha antiterrorista Seguramente no son muchas las personalidades de la vida política que tienen una experiencia más amplia- y más poliédricasobre el País Vasco y su principal